Martes, 24 Octubre, 2017

            

El Ayuntamiento atribuye a “deudas” de la Junta “el único peligro” para el traslado del legado de Lorca

García Montero ha señalado que la institución andaluza se "niega" a afrontar una parte de los gastos de funcionamiento de la instalación

Foto: Archivo
E.P.


image_print

El Ayuntamiento de Granada afirma que el “único peligro que existe” para el traslado del legado del poeta Federico García Lorca a la ciudad “está en el tejado de la Junta”, pues es la única administración que falta por pagar el millón y medio de euros al que se comprometieron las instituciones para afrontar el sobrecoste de las obras del Centro Lorca, además de que se “niega” a afrontar una parte de los gastos de funcionamiento de esta instalación.

Así lo ha señalado el alcalde en funciones de Granada y concejal de Cultura, Juan García Montero (PP), a preguntas de los periodistas después de que el lunes el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, señalara que el legado del poeta no será trasladado a Granada hasta que el centro que lleva su nombre en la Plaza de la Romanilla esté “plenamente operativo” y resueltos los “problemas” que existen sobre la continuidad del Consorcio que lo gestiona.

García Montero ha garantizado que “la determinación de todas las instituciones”, incluidas el Ministerio de Cultura y la Comunidad de Madrid, es que los fondos lorquianos sea depositados en Granada, una vez que “todo quede solucionado”.

Sobre los “problemas” a los que se ha referido el secretario de Estado de Cultura, ha precisado que se centran en dos partidas. La primera de ellas, se refiere al acuerdo que cerraron hace unos años las distintas administraciones para abonar a la constructora del Centro Lorca el sobrecoste de las obras.

El Gobierno, la Junta y el Ayuntamiento de Granada aportarían cada uno 1,5 millones de euros y la Diputación, 500.000 euros.

“Al Ministerio le resta por aportar una pequeña cantidad; el Ayuntamiento y la Diputación lo han abonado todo y la Junta no ha aportado absolutamente nada”, ha clamado el también presidente en funciones del Consorcio del Centro Lorca, quien afirma estar “preocupado” por este asunto.

Especialmente porque el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, Francisco Cuenca, le ha transmitido la postura de la Junta de que “ellos no deben esos 1,5 millones”, esto es, que “no reconocen lo firmado por convenio”.

“Una cosa es que nos tomen el peno y otra que nos estén engañando”, ha advertido el alcalde en funciones de Granada, que ha instado a la Junta a abonar el dinero pendiente a la constructora Ferrovial, el cual “ha ido reconociendo en partidas de unos 420.000 en los Presupuestos autonómicos que nunca ha materializado”.

Sobre los gastos del funcionamiento ordinario del Centro Lorca, ha relatado que se han hecho “varias intentonas” de aprobar los de este año en el Consejo Rector y “a instancias de la Junta se ha tenido que retirar porque no estaba dispuesta” a pagar una parte.

Concretamente, el Ministerio de Cultura ha aportado 200.000 euros; el Ayuntamiento granadino, 80.000 euros en metálico que se suman a los más de 300.000 que suponen las nóminas de los trabajadores del centro y la Diputación deberá asumir –aún no lo ha hecho– unos 20.000 o 30.000 euros”.

“Sorprendentemente, la Junta ha dicho que estaba pensando en no poner nada, si acaso, 40.000 euros, que fue a lo que también se comprometió el pasado año, pero que nunca ha llegado a aportar”.

Tras acusar a la Consejería de Cultura de ser “especialista en esto de torear”, ha reclamado a su titular, Rosa Aguilar, que abone estas partidas para que, una vez que el centro cuente con recursos económicos y culmine la declaración BIC del legado, éste sea trasladado a Granada.

“El único peligro que existe está en el tejado de la Junta”, ha agregado García Montero, quien afirma que el “futuro del consorcio pende del compromiso” del Gobierno andaluz.

“Salvo la tramitación de subvenciones europeas, la Junta no ha puesto un duro en el proyecto del Centro Lorca, la lealtad institucional llega a un punto y en un ambiente de deslealtad y en el que se habla de no asumir responsabilidades, ya va siendo hora de decir las cosas como son”, ha argumentado.

A preguntas de los periodistas, García Montero ha dicho que ni la Fundación Federico García Lorca ni la familia del autor de ‘Yerma’ se han puesto en contacto con el Ayuntamiento tras anunciar el Ministerio de Cultura su decisión de declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el legado del poeta.

Ha defendido la “lealtad” que siempre han mantenido los miembros del Consorcio con la Fundación, aunque reprochándole que cada vez que se daba un paso hacia delante para las negociaciones activara “ciertos procedimientos jurídicos y administrativos no encaminados a que el legado venga a Granada”.

Ha reconocido desconocer qué quiere la Fundación exactamente, pues si a todas las instituciones les une “poner en valor el legado de Lorca”, y han construido un centro para ello, y a todas “les une la legalidad”, no tiene que haber nada que las separe, salvo que “alguien quiera esconder algo o jugar con algo”, ha matizado.

Por ello, ha dicho que le parece bien que se intensifique la protección del legado de Lorca, a fin de protegerlo, recordando que existía cierta “preocupación” sobre el “peso” que podrían tener los fondos en el préstamo de 4,5 millones de euros que había solicitado la Fundación y sobre si podrían ser usado como garantía del crédito. “Ahora se ha hecho de forma que queda protegido”, ha concluido el edil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *