Jueves, 17 de Enero de 2019

            

El alcalde de Granada propiciará un encuentro con los ayuntamientos del cinturón metropolitano para abordar la contaminación

El consistorio de la capital espera la respuesta del Gobierno para poder reducir la velocidad de la Circunvalación a 90 kilómetros por hora

Contaminación en Granada | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Eliminar el problema de la contaminación es una de las prioridades de Granada. El pasado 2 de enero, un filtro recogía un nivel nunca antes visto de contaminación en la ciudad, dejando una prueba palpable del mal estado de la ciudad en esta materia.

No es la única prueba que existe, pues Granada lleva desde 2010 excediendo el límite legal anual para el NO2 de 40 µg/m3, teniendo en el año 2017 los peores resultados de la década. De este modo, Granada debería reducir sus emisiones en un 16%, pues se encuentra en niveles de contaminación similares a los que se pueden apreciar en ciudades mucho más grandes como Madrid, Barcelona o Bilbao.

Granada cuenta desde julio de 2017 con un Plan de Calidad del Aire, que nació con la sostenibilidad del medioambiente como principal prioridad. Sin embargo, hasta la fecha no se han puesto en marcha la mayoría de las medidas que contempla. De igual modo, el alcalde ha señalado que las reducciones de emisiones en la ciudad son inútiles si en los pueblos del cinturón metropolitano no se aplican de igual modo, por lo que promoverá una reunión con los ayuntamientos del área para tratar el problema de la contaminación y lograr que Granada sea una provincia más sostenible.

Este Plan de Calidad del Aire, consistente en controlar y mejorar la calidad del aire de Granada, tanto en la capital como en el área metropolitana, cuenta con una serie de medidas horizontales y verticales para lograr este objetivo. Entre otras, destacan las campañas de sensibilización, la inclusión de parámetros ambientales en los contratos de adquisiciónvehículos o las bonificaciones para los vehículos menos contaminantes.

Además, el Ayuntamiento anunció la idea de prohibir que los coches sin etiqueta de cero emisiones pasen por el centro de Granada a partir de 2025. Además, en 2023 se prohibirá el acceso al corazón de la ciudad a los vehículos de gran tonelaje de transporte de mercancías que se indiquen desde el área de Movilidad de la ciudad. También se continúa trabajando desde el consistorio en la idea de reducir el límite de velocidad a 30 kilómetros por hora en la mayoría de las carreteras, evitando accidentes fatales en caso de colisión y reduciendo el número de emisiones.

Otro de los proyectos pendientes por el Ayuntamiento es el de la reducción de velocidad en la zona de la Circunvalación. El equipo de Gobierno local pidió el pasado mes de febrero al Ministerio de Fomento la bajada de la velocidad máxima hasta los 90 kilómetros por hora, pero el alcalde ha asegurado que la ciudad se encuentra aún a la espera de una respuesta por parte del Gobierno que autorice esta medida.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Una buena medida, por parte del Ayuntamiento de Granada, sería hacer las gestiones oportunas para que se renovara la flota de autobuses urbanos. Con la antigüedad que tienen son responsables en gran medida de los índices de contaminación. Se podría dar ejemplo con la incorporación paulatina de vehículos eléctricos o, en su caso, híbridos. Además de la contaminación de CO2, mejoraría ostensiblemente la contaminación acústica.