Lunes, 23 Octubre, 2017

            

El abandono animal deja cada año a más de 104.000 perros sin hogar | VÍDEO

El Albergue Municipal de Animales de Granada recogió en los primeros 15 días de julio a 23 canes y 14 gatos

El Albergue Municipal de Granada acoge a 42 perros y dos gatos | Fotos y vídeo: Javier Gea
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Camina por la calle oscura y fría. Paca no sabe qué ha pasado, cómo ha llegado a este lugar, fuera de su hogar. “¿Qué habré hecho mal, si les he querido día y noche?”, pensará para sus adentros. En esos momentos, lo único que le libera del gélido miedo que se hace con sus huesos son los recuerdos. Imágenes de su llegada a una casa llena de vida y amor. Escenas de noches en brazos de los que fueron su familia desde que tuvo uso de razón. Recuerdos de la maravillosa vida que tenía y de la que de un día a otro le han despojado.

“Quizás se hayan cansado de mí. Puede que haya sido demasiado costosa o insistente”, podría estar reflexionando esta pequeña labradora. Y es que ahora se encuentra ante una realidad a la que miles de perros y gatos se han visto arrastrados en España: sus dueños la han abandonado a su suerte.

Así, año tras año, más animales se ven despojados de sus hogares por motivos que desconocen, pero que hacen de sus corazones un cúmulo de tristeza y desamparo por ver cómo quienes más amaban se han cansado de tenerles. Realidad que le ha tocado vivir solo en lo que llevamos de 2016 a 104.501 perros y 33.330 gatos, según ha plasmado la Fundación Affinity en su último estudio.

Las principales causas de que este hecho se produzca, según dicha investigación, es el comportamiento de los animales –sus dueños, en vez de adiestrarlos, se cansan de que sus mascotas no actúen como ellos desean-, las camadas indeseadas –fruto de la falta de esterilización-, los factores económicos y los cambios de domicilio.


EL VERANO, LA ÉPOCA EN LA QUE MÁS ANIMALES SE ABANDONAN

Hay una época en la que el abandono de animales se hace más patente en la sociedad española: el verano. Con la llegada del calor, miles de familias se desplazan de sus casas en pos del frescor de una nueva estancia. Un traslado que, por motivos como la imposibilidad de llevarse al animal o los cuidados que necesitan y el tiempo que “perderán en ellos”, hacen que el abandono les parezca la salida más efectiva, a la par que repulsiva, para solventar la situación.

Protectora--javier-gea---2

El verano es la época en la que más animales son abandonados | Foto: Javier Gea

“En 2015 las recogidas de animales se repuntaron en julio, pasando de 41 perros y 18 gatos recogidos en junio a 66 perros y 67 gatos en julio”, señala al respecto Alejandra, trabajadora del Albergue Municipal de Animales de Granada.

Este año, la cifra continúa siendo elevada, habiéndose recogido en el mes de junio 38 perros, 25 gatos y un cerdo y en los 15 primeros días de julio, 23 perros y 14 gatos.

Lo mismo sucede tras fechas como Navidad o cumpleaños, cuando miles de animales son entregados a nuevos hogares para alegrar la vida de sus dueños. Pero cuando la realidad de lo que tener un animal aparece, las familias acaban dejándolos a un lado como si de un juguete roto se tratase.

Uno de ellos fue Paca, quien por fin vio su vida solucionada hace tres meses cuando los cuidadores del Albergue le arrancaron de las garras de lo desconocido para volver a brindarle un hogar repleto de amor y de nuevos amigos.

Un lugar en el que actualmente convive con 42  perros- de los cuales 16 son cachorros- y dos gatos.

LOS PERROS Y LOS GATOS SON LOS MÁS ABANDONADOS

La causa de que los principales animales recogidos por el Albergue sean perros y gatos se muestra rotunda: son los animales de compañía por excelencia. “Los perros, al ser más dependientes del humano y requerir más cuidados, son los que más se abandonan por falta de tiempo, dinero o problemas de conducta, mientras que en el caso de los gatos, los que se recogen en mayor medida son aquellos que son fruto de colonias descontroladas, es decir, gatos asilvestrados que viven en la calle y logran reproducirse y aumentan la población”, recalca Alejandra al respecto.

Protectora--javier-gea---1

Animales como Paca siguen a la espera de un nuevo hogar |Foto: Javier Gea

El principal objetivo con el que parten los servicios de recogidas de animales abandonados es devolverlos a su hogar. Por ello, lo primero que hacen es observar si tienen implantado el chip y, en el que caso de que así sea, llaman a sus dueños para que vengan a recogerlo. “Lo triste es que la mayoría de las veces llamamos, los dueños nos aseguran que van a venir, pero luego no aparecen por aquí”, muestra Jesús, uno de los voluntarios que pasa sus días en el Albergue.

La manera más efectiva que tienen en el Albergue de encontrar un nuevo hogar a “sus pequeños” es mediante las publicaciones en sus redes sociales o a través del boca-oreja. Así, el 38% de las salidas se han logrado gracias a este método.

Pero su gran aliado se encuentra en las asociaciones colaboradoras, a quienes ceden animales para que sean adoptados en otras ciudades o, incluso, en el extranjero -representa más del 50% de las salidas-.

EL MIEDO DESAPARECE CUANDO SE VUELVEN A SENTIR QUERIDOS
Paca y el resto de sus compañeros son, en cierto modo, “afortunados” por haber encontrado este nuevo hogar. Pero hay muchos que, por las circunstancias en los que son abandonados, ni siquiera consiguen esta oportunidad por acabar fallecimiento en la calle fruto de las heridas sufridas en sus anteriores hogares o por las inclemencias del tiempo o el tráfico.

Pero una vez que los animales cruzan puertas como las del Albergue Municipal de Animales de Granada, su vida cambia para siempre. Aquí por fin vuelven a ser no solo cuidados sino también amados. “Ves el cambio de cuando vienen aquí a ahora. A mí me da la vida verles jugar y correr tan felices después de todo lo que han pasado”, señala Jesús.

Y es que aquí vuelven a tener una familia, una esperanza, un cariño. Conviven con los que ahora se han convertido en sus hermanos. “Paca vuelve a estar muy activa y ágil, le encanta correr y jugar y lo hace siempre con sus compañeros”, recalcan sus cuidadores.

Porque el abandono animal provoca en cada uno de ellos una tristeza y un desazón al verse despojados de su cotidianidad sin conocer los porqués y sin saber dónde irán. Hasta que este periodo acaba, los animales se muestran hostiles, tristes y sin ganas de salir de los cheniles donde se encuentran. Para acabar con esta barrera, los profesionales les socializan con otros animales con los que creen que pueden ser compatibles para que vean que están a salvo y, sobre todo, que no están solos.

“Tenemos que concienciar a la población de lo que significa tener un animal. Debemos minimizar el abandono, educar en la tenencia responsable y mostrar la necesidad de que se esterilicen a los animales para que no hayan estas camadas indeseadas. Es la única forma de acabar con esta horrible situación”, dice Alejandra.

Al abandonar el lugar, aún se pueden oír los ladridos de Paca mientras juega. Por fin es feliz, vuelve a sentirse apreciada. Pero, como el resto de sus compañeros de vida, aún le falta algo: una nueva familia a la que mostrar ese querer desinteresado que solo los animales pueden dar.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Me hace infinita gracia que digais que les aparece cara de felicidad estando encerrados 24 horas al dia en un chenil, sin juegos, cariño y apenas comida. Que no os engañen, es una PERRERA = ABANDONO, MUERTE, NEGOCIO! Vuestros perros morirán de enfermedades, pena (gatos) o por masificación, nada de felicidad, ni cariño ni juegos, MENTIRA! Sacrificio de perros por ser grandes, negros, asustados que pueden llegar a morder del miedo que tienen o simplemente porque les da la gana! Mientras sigais engañando a la gente, no nos callaréis! Animo a todas las asociaciones de la zona a salvarles la vida a los que esta perrera condena!