Viernes, 18 Agosto, 2017

            

El 061 recibe un 4% menos de peticiones de asistencia por ahogamiento de enero a septiembre en Andalucía

La Empresa pública de emergencias sanitarias forma a más de cinco mil personas en la prevención de estos accidentes en Andalucía

Imagen ilustrativa
E.P.


image_print

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias de la Empresa Pública de emergencias sanitarias (EPES-061), dependiente de la Consejería de Salud, han atendido durante este año 197 peticiones de asistencia para personas que se encontraban en dificultades por ahogamiento en Andalucía, de las cuales 153 se gestionaron los meses de junio, julio, agosto y durante la primera semana de septiembre.

Esto supone un cuatro por ciento menos de peticiones de auxilio realizadas a los centros con respecto al 2015 en el que se recibieron 206 en este periodo. Por provincias, Almería ha registrado de enero al 8 de septiembre 21, Cádiz 30, Córdoba siete, Granada siete, Huelva 13, Jaén cuator, Málaga 103 y Sevilla 12.

Málaga aglutina más del 50 por ciento de las llamadas en Andalucía relacionadas con este motivo y en los meses de verano (82) ha aumentado un 6,4 por ciento las peticiones de atención con respecto al mismo periodo estival del año anterior, siendo agosto el mes de mayor incremento –de 18 a 33 solicitudes en la provincia–.

Las peticiones de asistencia por este motivo desde 2012 hasta la actualidad han descendido un 10,4 por ciento en nuestra comunidad. En los últimos cuatro años, los centros coordinadores del 061 en Andalucía han atendido 941 llamadas de auxilio que principalmente realizan socorristas, policías o bañistas que están siendo testigos en un momento dado de un incidente de este tipo, lo que supone una media de 235 solicitudes de asistencia por ahogamiento al año.

La mayoría de los accidentes se producen en verano –544 de estas peticiones se produjeron entre los meses de junio a septiembre– y aquellas en las que están afectados los más pequeños se producen principalmente en las piscinas, mientras que los adultos son los que solicitan más peticiones de asistencia en las playas, especialmente por no respetar las señales de peligrosidad del mar y por no bañarse poco a poco justo después de haber comido o haber tomado el sol durante un tiempo prolongado.

La Empresa pública de emergencias sanitarias ha puesto en marcha a lo largo de estos años iniciativas para trasladar a la ciudadanía las principales pautas de prevención para evitar accidentes en el entorno acuático y enseñar las acciones necesarias de cara a saber actuar ante una situación de emergencia. Este año, junto a la Fundación Maphre y a colectivos sociales e instituciones locales una veintena de profesionales sanitarios del 061 ha recorrido de forma voluntaria las diferentes provincias costeras andaluzas formando en primeros auxilios y en reanimación cardiopulmonar a más de cinco mil personas.

Los profesionales del servicio de emergencias sanitarias del 061, que han sido los encargados de impartir la formación, han dado a conocer durante su recorrido los principales factores de riesgo, técnicas básicas de supervivencia en el agua y de reanimación (RCP) y conocimientos elementales de primeros auxilios en caso de ahogamiento, a través de talleres gratuitos dirigidos a niños y adultos.

Como medidas claves de prevención, el 061 recuerda la importancia de bañarse acompañado, de no alejarse de la orilla en espacios acuáticos naturales, como pantanos y lagos, de evitar comidas abundantes antes del baño, y de pedir ayuda al 112 cuando se ve a alguien en peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *