Lunes, 23 enero, 2017

Dos varas de medir



image_print

Referente al tratamiento, traslado etc. del religioso español a causa de la terrible epidemia en país africano: Enhorabuena por el oportuno tratamiento, y siento su desgraciado desenlace.

¿Todos los españoles tenemos el mismo tratamiento? ¿Disponemos de avión personal, movilización médica y foto con Rajoy y compañía? Pues no.

Hace 3 años tuvimos la desgracia de la muerte por accidente de nuestra hija en Marrakech. A pesar de movilizarnos, de hacer lo imposible, nuestra Embajada y nuestro Consulado en Marruecos nos dejaron tirados, abandonados y sin ninguna solución posible. ¿Esa gentuza nos representa? Ese Cónsul General de Casablanca, D. Carlos Lojendio, ¿me representa? Me avergüenzo, me da asco. Creo que más le van las fiestas, el Vodka, el Whisky y el pasarlo bien. ¿Esa es la Marca España? Pues entonces, borrarme cuanto antes.

Nos atendieron mejor los marroquíes, y gracias a la ayuda y colaboración de familiares, amigos y gente desinteresada pudimos salir adelante.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *