Viernes, 26 Mayo, 2017

Doria, ¿truco o trato?

Foto: Facebook


image_print

 

 

Trayectoria de Doria en noticias 

¨Matheus Doria cerca de firmar por la Juventus de Turin.¨ Diciembre de 2012.
¨El heredero de Thiago Silva, Matheus Doria, podría reforzar la zaga del Barcelona.¨ Junio de 2013.
¨El Chelsea no está dispuesto a que se le escape Matheus Doria.¨ Julio 2013
¨Clarence Seedorf quiere a Matheus Doria para su Milan.¨ Noviembre de 2013
¨Doria, una opción para la zaga del Real Madrid.¨ Julio de 2014
¨Oferta del Olimpic de Marsella por Doria.¨ Noviembre de 2014
¨Doria interesa a Valencia y Sevilla.¨ Diciembre 2014
¨Doria, el deseo de Rafa Benitez.¨ Diciembre 2014
¨Matheus Doria, cerca de ir cedido al Lazio.¨ Enero 2015 

 

Juventus, Barcelona, Chelsea, Milan, Real Madrid, Olimpic de Marsella, Valencia, Sevilla, Napoles, Lazio… para finalmente acabar en el Granada CF… Algo falla aquí. O los medios de Comunicación somos unos negados y no damos una, o el jugador en cuestión ha dado un bajón espectacular en sus pretensiones profesionales/económicas/ambiciosas… y ha pasado de ser pretendido por lo más granado de Europa a ser una realidad para este Granada.

Lo cierto es que a una buena actuación en su debut en el Bernabéu le acompañó una desastrosa ante la Real Sociedad. Acto seguido dos encuentros sin sobresaltos para detonar la traca final en Gijón; Dos penaltis no pitados por Álvarez Izquierdo (parece increíble pero así fue. Éste colegiado benefició al Granada en esas dos jugadas) y una acción de esas que podemos catalogar como ¨Matheus Doria, o como ser más torpe y no morir en el intento¨ Porque la acción es de juzgado de guardia. De primero de futbol. De drama nacional o de retirada de ficha federativa inmediatamente:

¿Cómo se le puede ocurrir a ese hombre ponerse a perder tiempo en el saque de una falta teniendo tarjeta amarilla ya, jugando su equipo con 10 hombres, quedando escasos segundos para el final, habiendo cometido dos penaltis sin que el árbitro los señalara, teniendo a todo el Molinón enfurecido sintiendo la frustración de un pésimo arbitraje hasta ese momento para los locales y con un rival que tan solo necesitaba un motivo más para conseguir la hombrada?

Pues lo hizo. Doria lo hizo. Se autoexpulsó y ya en ese momento, hasta el más creyente de la parroquia granadinista sabía que el Sporting marcaría y que la cara que se nos quedaría a todos sería la misma que se le quedó a Sandoval cuando se cruzó con el defensa brasileño una vez fue expulsado. De tontos.

El futuro en cuanto a Doria nos depara dos escenarios bien distintos: O lo que no mata engorda y el brasileño resurge cual Ave Fénix y vuelve a ponerle los dientes largos a toda Europa demostrando que todos los grandes del viejo continente se equivocaron no haciéndose con sus servicios, o como me temo, volverá a jugar y volverá a liarla parda. El tiempo nos dirá.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *