El Granada CF se enfrenta mañana al Málaga en La Rosaleda a las 18 horas. Los rojiblancos se medirán ante el líder de la categoría, equipo recién descendido de Primera y que ahora aspira a volver a la máxima categoría del fútbol español. Para el duelo, Diego Martínez no podrá contar con Álex Martinez, jugador del que afirma que “tenía plena confianza en que iba a estar en Málaga con nosotros”.

El equipo ha cosechado dos puntos de los últimos nueve posibles, en parte por errores arbitrales, algo de lo que ha querido hablar el técnico rojiblanco, que ha afirmado que “dicen que la competición va equilibrando los errores arbitrales, pero arbitrar es muy difícil”, y ha querido romper “una lanza a favor de la utilización del VAR” porque considera que “muchas polémicas se acabarían y sería positivo para el colectivo”.

Pese a los resultados, Diego Martínez considera que “estas últimas jornadas hemos tenido mejores sensaciones que puntos“, y ha recalcado que “creo en lo que veo”. Precisamente al respecto, el míster ha afirmado ver en sus jugadores “hambre, intensidad y mentalidad de hierro”.

Mañana espera el Málaga, “un equipo sólido, fuerte y competitivo”. Los rojiblancos estarán acompañados por un gran número de aficionados que se han desplazado a la ciudad vecina para animar a los suyos. Sobre esto, el técnico ha manifestado que “a la afición hay que darle las gracias por estar ahí” y ha asegurado que el enfrentamiento “es una fiesta del fútbol andaluz”.

Para este partido, el entrenador afirma esperar “al Granada de Zaragoza o Las Palmas”, con “la mentalidad de Reus o Extremadura”. “Queremos ser un equipo competitivo y concentrado, sabiendo que nos enfrentamos a un rival fortísimo”, ha finalizado Diego Martínez su comparecencia.