Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Díaz acuerda con Rajoy aplazar la devolución de los 426 millones

El encuentro llega en el contexto de ejecución del plan Juncker

Rajoy y Díaz tras su encuentro en Moncloa


image_print

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy han acordado este pasado lunes evaluar de forma conjunta las prioridades andaluzas de cara al nuevo escenario de inversión procedente de Europa que se plantea con el denominado Plan Juncker.

Donde ambos dirigentes no ha coincidido, según ha trasladado Díaz, es en la reclamación andaluza de que el Gobierno central flexibilice el objetivo de déficit regional establecido para el próximo año, el 0,7 por ciento y que Andalucía considera fruto de un reparto “que no es justo”.

Según ha explicado Díaz en la rueda de prensa posterior a la “positiva” reunión que ambos han mantenido este lunes en el Palacio de la Moncloa, otro de los compromisos que la dirigente andaluza ha arrancado a Rajoy está el “solventar” la devolución de los 426 millones de euros de la liquidación correspondiente a 2013 del Fondo de Convergencia.

Así, ha explicado que en los próximos días el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el consejero andaluz del ramo, José Sánchez Maldonado, evaluarán las reclamaciones andaluzas sobre la inversión procedente de Europa –Andalucía ha presentado 669 proyectos con un total de 13.255 millones de euros– mientras que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la consejera del ramo, María Jesús Montero, abordarán la devolución de la liquidación de los 426 millones de euros.

Tras un encuentro que ha durado algo más de una hora, Díaz ha comparecido ante los periodistas para explicar que las inversiones europeas suponen “una nueva oportunidad para que Europa mire a las regiones del Sur” y “se estreche la brecha de desigualdad” entre regiones, algo con lo que, según sus palabras, ha coincidido con el presidente Rajoy. “Permitirán combatir la tasa de desempleo, ayudar a la competitividad de las empresas o abaratar costes”, ha explicado la presidenta.

De ese modo, Gobierno central y autonómico estudiarán el destino de las inversiones pero, por el momento, hay “acuerdo” en que entre las prioridades tienen que estar el corredor Algeciras-Bobadilla, “fundamental para el puerto de Algeciras”, el corredor de la Costa del Sol, “clave en la conexión con Europa”, o el rescate de la A-4.

“Vamos a actuar con lealtad y responsabilidad y esperamos que en esa reunión entre De Guindos y Sánchez Maldonado se ponga de común acuerdo las prioridades”, ha dicho Díaz. Tras la intervención de la presidenta, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha resaltado la “sintonía” en algunos asuntos y ha dicho que Díaz se ha llevado “de primera mano” un “compromiso claro con los ciudadanos de Andalucía” y los “problemas que les preocupan, que son también problemas del conjunto de los españoles y del Gobierno de este país”.

Esa sintonía también se ha puesto de manifiesto en la búsqueda de opciones para la devolución de la liquidación del Fondo de Convergencia. Sin detallar cómo se solventará la misma, ambas partes se han emplazado a analizar la situación y, mientras Díaz ha defendido que Andalucía está contribuyendo a los datos positivos de España, Ayllón ha trasladado el compromiso del Ejecutivo a abordar “fórmulas” que puedan dar “solución” a esta cuestión.

SIN ACUERDO EN DÉFICIT Y FINANCIACIÓN

Sin embargo, en los aspectos que no ha habido acuerdo entre los dos gobiernos ha sido en la reclamación andaluza de flexibilizar el objetivo de déficit a la vista de “un reparto que no es justo, que establece en el 0,7 por ciento el regional y en el 4,2 por ciento el nacional”, ha dicho Díaz, que ha advertido que de continuar el “reparto injusto” las comunidades no van a poder prestar unos servicios públicos de calidad.

Tampoco la presidenta andaluza ha podido arrancar a Rajoy un compromiso de modificar el sistema de financiación autonómica que acabe con una situación que lleva a Andalucía “a estar mal financiada y a dejar de recibir 3.000 millones de euros”.

Al respecto, el secretario de Estado ha recordado que está en vigor un modelo que fue pactado con las comunidades por el Gobierno socialista y ha insistido en que hoy por hoy lo que necesita el país es salir de la crisis económica antes de abordar cambios en la financiación autonómica.

Así, ha remarcado que el Ejecutivo ha trabajado desde el principio en “todo tipo de fórmulas para buscar solución a los problemas” financieros de las comunidades, como el plan de pago a proveedores o el fondo de liquidez autonómica (FLA). Además, ha destacado que el foro para abordar un nuevo modelo de financiación es el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Sin embargo, para Díaz esas medidas “coyunturales” no son “suficientes” porque han ocasionado que la región tenga que pagar “750 millones de euros de unos intereses excesivos” y porque no ofrecen la “solución estructural” que es la que se necesita.

Al respecto de esos intereses que deben devolver las comunidades por haber recibido todas las ayudas financieras impulsadas desde el Ejecutivo, Ayllón ha recordado a la presidenta de la Junta que se deben a que previamente Andalucía ha dispuesto de unos fondos de 23.000 millones de euros para financiarse y poder prestar servicios públicos.

NO COINCIDEN EN LA RECUPERACIÓN

Otro de los aspectos en los que Díaz y Rajoy no han mostrado coincidencia ha sido en el análisis de la situación económica y la presidenta andaluza ha dicho que por muchos “parámetros que indiquen que las cosas pueden ir un poco mejor”, para ella, la recuperación “no habrá llegado hasta que no lo noten las familias”.

“Los ciudadanos no están sintiendo la recuperación, es frágil y débil, y no la sienten la inmensa mayoría de españoles”, ha subrayado la socialista que, no obstante, ha dicho que desea y trabaja “intensamente” para que esa recuperación llegue y “tenga fortaleza”.

Por último, ha añadido que cabe reclamar que “no haya una campaña de propaganda mientras que los ciudadanos sienten el desasosiego de perder su empleo o cuando teniéndolo, son pobres”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *