Jueves, 19 enero, 2017

Detenido en Armilla por una discusión familiar un joven sobre el que pesaba orden de busca y captura

El suceso se produjo sobre las 15,00 horas de este jueves

E.P.


image_print

Agentes de la Policía Local de Armilla (Granada) han detenido por una discusión familiar a un joven de 28 años, identificado con las iniciales M.J.M.H., sobre el que pesaba una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado de lo Penal 4 de Granada.

El suceso se produjo sobre las 15,00 horas de este jueves, cuando la Policía Local de Armilla recibió una llamada de una mujer pidiendo ayuda ya que se está produciendo una fuerte discusión familiar en su domicilio, entre su hija y su nieto.

Una vez personados en el lugar, la Policía Local se encontró a una mujer de avanzada edad en la puerta de la vivienda “haciendo aspavientos con ambos brazos y solicitando a viva voz, auxilio” debido a la fuerte discusión que había tenido lugar minutos antes, entre su hija y su nieto, informa el Ayuntamiento de Armilla en una nota.

A preguntas de la Policía sobre lo ocurrido, manifestó que su nieto había salido corriendo hacia la vía pública por la puerta trasera del inmueble probablemente como consecuencia de escuchar los dispositivos acústicos de los vehículos policiales que se habían desplazado hacia el lugar.

Por su parte, la madre del individuo dijo que sobre su hijo pesaba una orden de búsqueda y captura vigente desde el pasado mes de agosto del año 2013. Tras realizar la comprobación, ratificaron efectivamente que existía esa orden.

Ya en el interior de la vivienda, previo consentimiento de la mujer, se encontraron con un joven que salió corriendo, saltando el muro divisorio del inmueble contiguo, a pesar de las indicaciones realizadas por los policías.

Una vez en el patio exterior de la vivienda, los agentes intentaron nuevamente detenerlo, a lo que éste se resistió propinándoles puñetazos. Finalmente, y dada su actitud violenta, lo inmovilizaron y acabaron arrestando, resultando herido en un dedo de la mano derecha uno de los policías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *