Lunes, 27 Marzo, 2017

Detenida una pareja y desmantelada una plantación de marihuana en una vivienda de Armilla

Según ha explicado este viernes la Policía en una nota, los hechos se desencadenaron cuando, fruto de las investigaciones de los agentes del grupo de pequeño tráfico de drogas de la Comisaría Provincial, se supo que personas que vivían en una urbanización del área metropolitana de Granada

Foto: E.P
E.P


image_print

La Policía Nacional ha detenido a una pareja, formada por dos personas de 30 y 25 años de edad, a quienes se les atribuye la presunta titularidad del cultivo de una plantación de ‘cannabis sátiva’, planta de la marihuana, en un domicilio sito en una urbanización de Armilla (Granada) muy cercana a la capital granadina, así como de la presunta defraudación del fluido eléctrico empleado en dicha actividad.

Según ha explicado este viernes la Policía en una nota, los hechos se desencadenaron cuando, fruto de las investigaciones de los agentes del grupo de pequeño tráfico de drogas de la Comisaría Provincial, se supo que personas que vivían en una urbanización del área metropolitana de Granada podrían estar dedicándose a realizar labores de cultivo de plantas de cannabis sativa en una vivienda de dicha urbanización de Armilla, y cuyo titular o titulares podrían estar dedicándose a la posterior venta y distribución de dicho producto herbáceo.

Tras determinadas gestiones, los agentes registraron el inmueble en el que presuntamente se estaba realizando dicha actividad ilícita, una casa de varias plantas y garaje, y se encontraron en una habitación ubicada en una de las plantas superiores una plantación de casi 100 plantas de la especie mencionada, de casi un metro de altura, “en avanzado estado de floración y con numerosos cogollos en sus ramas, así como una sofisticado aparataje eléctrico que hacía posible su crecimiento”.

De esta manera, la plantación disponía de un “sofisticado utillaje eléctrico, de iluminación, ventilación que provocaba gran defraudación de fluido eléctrico, y de productos fitosanitarios necesarios para su cultivo”.

Ante esto, los agentes procedieron a la detención de la mujer inquilina de la vivienda y a desmontar e intervenir no solamente las plantas, ya “casi aptas para ser cortadas y preparadas para su presunta venta”, sino también del “intrincado aparataje eléctrico con que contaba la vivienda”. Según comprobaron los policías, la toma de corriente se encontraba modificada.

Además, se pudo saber que existía un segundo supuesto responsable de la plantación interior, quien, tras diversas investigaciones y gestiones posteriores, fue localizado y detenido, trasladado a dependencias policiales y puesto a disposición posteriormente de la autoridad judicial.

Según abunda la Policía, la pareja vivía en la casa con sus dos hijos menores, de corta edad, que en el momento de los hechos se encontraban en el colegio, y la actividad de la pareja en dicha zona armillera era “tan discreta que los vecinos se sorprendieron ante la intervención policial, no llegando a sospechar que se pudiesen estar realizando dichos actos de cultivo por parte de esas personas”.

Las intervenciones han sido realizadas por agentes de la Policía Nacional pertenecientes al Grupo de Pequeño tráfico de la Comisaría Provincial de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *