Jueves, 23 Noviembre, 2017

            

Descubren un nuevo tratamiento para combatir el dolor visceral

Científicos de la Universidad de Granada han descubierto una nueva forma de tratar el dolor visceral, mediante nuevos analgésicos que bloquean los denominados receptores sigma-1

Gabinete


image_print

Científicos de la Universidad de Granada han participado, junto con Laboratorios Dr Esteve, en el desarrollo de un nuevo fármaco que podría ayudar a combatir el dolor visceral, un tipo de dolor muy relevante clínicamente, ya que afecta a una de cada cuatro personas a lo largo de su vida. Este tipo de dolor aparece como consecuencia de enfermedades que se producen en órganos corporales internos tan distintos como el corazón, los pulmones, el estómago, el hígado, los riñones o el útero, entre otros.

Los investigadores, pertenecientes al grupo “CTS-109-Neurofarmacología del dolor” de la Facultad de Medicina de la UGR, que dirige el profesor José Manuel Baeyens, están realizando estudios para demostrar que fármacos que bloquean los denominados receptores sigma-1 son útiles en el tratamiento del dolor visceral. Parte de sus investigaciones han sido publicadas recientemente en la revista Anesthesiology.

En su estudio, realizado en ratones, los científicos observaron que aquellos ratones carentes del receptor sigma-1 (o ratones normales a los cuales se les administró un fármaco que bloquea dicho receptor) presentaron un menor número de respuestas dolorosas que los ratones controles, ante el dolor provocado por la administración intracolónica de capsaicina. La capsaicina es una sustancia que se extrae de los pimientos picantes y que activa los receptores TRPV-1, un tipo de receptor que está aumentado en pacientes con enfermedades intestinales dolorosas como el síndrome del intestino irritable.

USO EN HUMANOS

Desde hace más de 25 años, el Grupo de Investigación “Neurofarmacología del dolor” de la UGR estudia los mecanismos por los que la morfina y los fármacos análogos producen sus efectos analgésicos. Además, durante los últimos 15 años, el grupo de investigación ha colaborado con empresas del sector farmacéutico y tecnológico para identificar nuevos mecanismos de actuación frente al dolor. Sus investigaciones han permitido desarrollar nuevos analgésicos, uno de los cuales se encuentra actualmente en ensayos clínicos de fase II en humanos y podría llegar a comercializarse en un futuro próximo.

Dada la enorme importancia de este artículo que demuestra, por primera vez, la implicación de los receptores sigma-1 en el dolor visceral, la Sociedad Española del Dolor (SED) ha reconocido recientemente el trabajo de los investigadores granadinos, otorgándoles un premio dentro de su campaña anual frente al dolor visceral, realizada en colaboración con la Organización Internacional del Estudio del Dolor (IASP) para concienciar sobre la prevalencia de dicho tipo de dolor y la importancia de su investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *