Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Desarticulado con 16 detenidos en Granada y Jaén un supuesto entramado dedicado al tráfico de drogas

La investigación se ha dilatado durante once meses, ya que se inició en junio del pasado año 2016

Imagen ilustrativa | Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Guardia Civil de Jaén ha dado por desarticulado un supuesto entramado criminal, “perfectamente estructurado y jerarquizado”, dedicado al tráfico de drogas introduciendo partidas de cocaína en la provincia jiennense. Ha sido en el marco de la denominada ‘Operación Aljulo’, que se ha saldado con la detención de 16 personas, a quienes se les imputan los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal, contra la salud pública, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

Según ha informado este sábado la Benemérita en un comunicado, en el dispositivo que ha desarrollado esta operación han intervenido componentes de la Guardia Civil, Seguridad Ciudadana, de las Comandancias de Jaén y Granada, Servicio Cinológico, Usecic, la Unidad Rural de Seguridad y el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil.

La investigación se ha dilatado durante once meses, ya que se inició en junio del pasado año 2016, al tener conocimiento la Guardia Civil de que un vecino de la localidad de Alcalá la Real (Jaén) estaba introduciendo periódicamente partidas de cocaína en la provincia, mediante el empleo de ‘mulas’ que trasladaban la cocaína desde la provincia de Granada hasta el citado municipio, para posteriormente venderla a otros distribuidores o ‘camellos’ para su distribución ‘al menudeo’ en la comarca de la Sierra Sur de Jaén.

La investigación se ha desarrollado bajo la supervisión y “estrecha colaboración” del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Alcalá la Real, y durante su desarrollo se pudo “constatar y acreditar” que la persona que se encontraba a la cabeza de la organización es un vecino de dicho municipio jiennense que supuestamente se abastecía de cocaína de gran pureza, que adquiría, en la localidad granadina de Pinos Puente, a un distribuidor de mayor entidad.

En el desarrollo de la operación se ha logrado la identificación de las personas supuestamente relacionadas de forma directa con la organización, la ubicación y localización de las “guarderías” y proveedores, todo controlado por el referido vecino de Alcalá la Real, quien presuntamente impartía instrucciones precisas para las transacciones, realizando el depósito de las sustancias en las “guarderías” de las que disponía, así como la manipulación, adulteración o “corte” de la sustancia con otros productos y fármacos al objeto de obtener un mayor número de dosis de menor pureza para su venta al menudeo.

Ha llamado la atención de los investigadores la “fuerte adulteración a la que sometían la cocaína, cortándola con multitud de sustancias que bajaban la calidad considerablemente y aumentaba en la misma proporción, el riesgo para los consumidores”.

El pasado 20 de abril se desarrolló la primera fase de la operación, que, una vez culminada, se continuó con nuevas actuaciones judiciales y policiales, tanto operativas como de análisis, al objeto de extender la investigación hasta los responsables del suministro de la cocaína, que periódicamente llegaba hasta la provincia de Jaén, lográndose con ello la detección e identificación de un entramado criminal, “perfectamente estructurado y jerarquizado”, dedicado al tráfico de drogas, que se encontraba asentado en la localidad granadina de Pinos Puente.

Se ha logrado identificar y definir el rol de cada una de las personas relacionadas con la organización, localizar los distintos inmuebles de los que la organización disponía, y puntos de venta con los que abastecían a otros proveedores de menor entidad.

REALIZADOS 18 REGISTROS DOMICILIARIOS

En la operación se han realizado 18 registros domiciliarios en Alcalá la Real y Pinos Puente, lo que ha permitido el desmantelamiento de dos supuestos entramados criminales dedicados al tráfico de drogas y asentados en las provincias de Jaén y Granada, respectivamente.

Así, se han intervenido 30.000 euros en metálico, 600 gramos de cocaína de alta pureza, 64 papelinas de cocaína dispuestas para su venta, 1.500 plantas de cannabis en plena producción y en su última fase de crecimiento, 300 gramos de marihuana empaquetada y preparada para su venta, tres básculas digitales de precisión, numeroso material empleado para el cultivo y producción intensiva de cannabis, cinco vehículos, dos armas de fuego (pistolas), un chaleco antibalas, numerosas munición para armas, armas blancas de grandes dimensiones y 15 terminales de telefonía móvil, utilizados por la organización para sus actividades ilícitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *