Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

Daniel Rodríguez Moya: “El FIP siempre se ha hecho con más ilusión y trabajo que con dinero” | Vídeo

Granada Digital se sienta a hablar con el director del Festival Internacional de Poesía, que comienza el próximo lunes con novedades y homenajes muy especiales

Daniel Rodríguez Moya junto a la figura de Federico García Lorca en el Bulevar de la Av. Constitución | Foto: Javier Gea
Redacción: Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr | Imagen: Javier Gea


image_print

Mucho se ha hablado en los últimos meses del año 2031 y de la candidatura de Granada a Capital Europea de la Cultura. Sin embargo, poco se habla de la cultura más cercana, aquella que se vive día tras día en museos, teatros o salas de conciertos, la cultura más granadina.

Esto es lo que, de alguna forma, pone en primera plana el Festival Internacional de Poesía de Granada (FIP), al menos, por unos días. Mañana, lunes (hasta el viernes), comienza la XIV edición de un festival que nació en una servilleta en la sala La Tertulia, en la que dos jóvenes poetas, Daniel Rodríguez Moya y Fernando Valverde, soñaron con reunir en Granada a las más importantes figuras de la cultural mundial.

Granada Digital se sienta a hablar con uno de esos chicos. Él es Daniel Rodríguez Moya (1976), conocido poeta granadino, periodista y fundador y actual codirector del FIP junto a Remedios Sánchez.

Esperamos a Daniel junto a la figura de Federico García Lorca en el Bulevar de la Avenida Constitución de la capital. Tras una mañana de locos entre el trabajo y la organización del propio festival, como él mismo nos cuenta, se sienta con nosotros aproximadamente una hora para hablar sobre Granada, la cultura y el FIP en pasado, presente y futuro. Una charla para reivindicar a Granada como ciudad cultural en cada uno de sus rincones, sin etiquetas futuras, y haciendo honor a los que estuvieron y nunca se irán.

“Antes buscábamos a los autores, ahora son los autores los que quieren venir al festival”

P: Esto empieza ya… ¿Preparados para esta decimocuarta edición del Festival Internacional de Poesía de Granada?

R: Pues sí. Hemos preparado la catorce edición, que se dice pronto… nos parecía un milagro hacer la primera, imagínate catorce. Ha sido un año complicado porque no es fácil nunca hacer un festival de poesía, poner de acuerdo a tantos autores con agendas tan complicadas… y complicado porque la cultura siempre resiste en los tiempos difíciles pero es también quien tiene mayores recortes. Afortunadamente se sigue apostando por ella, y aunque con más dificultades que en otras ocasiones, hemos salido adelante. El festival sería imposible sin las instituciones. Este festival surgió de dos amigos, de Fernando Valverde y de mí, hace catorce años. Le vendimos el proyecto a las instituciones, creyeron en él, y han seguido creyendo. Luego, si tienes todos los recursos, solo es llamar a los autores. Cuando no los tienes, hay que tirar de imaginación y de amistad. En catorce años da tiempo a hacer una red muy grande de amigos y autores de gran importancia a nivel mundial que vienen a Granada porque el festival ya tiene un prestigio.

Rodríguez Moya, en el lugar de la entrevista con Granada Digital

P: ¿Con qué dificultades se han contado este año?

R: Son presupuestarias. Hay instituciones como la Junta de Andalucía o la Diputación que siguen apoyando al festival, el ayuntamiento de Granada sigue siendo el patrocinador principal… pero en cuanto se baja un poquito el presupuesto se nota. Si tuviéramos que pagar lo que cuestan muchos autores, sería impagable. El presupuesto este año es de 44.000 euros. Ha habido años que hemos tenido más. A lo mejor 1.000 euros que pueden parecer nada, en un festival de este tipo es un mundo. Esto nos hace tirar más aún de imaginación y de amigos.

P: Ana Belén, Miguel Ríos, Paul Muldoon, Anthony Geist, Marwan, Nach, Soleá Morente, Antonio Arias… ¿Cómo es el proceso de confirmar y traer a tantas figuras reconocidas de la cultura española a un Festival de este tipo?

R: Es fundamental la red de contactos que tiene el festival y las personas que están en torno al festival. El más difícil fue el primer año porque partíamos de la nada. El proyecto nació en una servilleta donde apuntábamos a quiénes querríamos que vinieran. Hablábamos de Gonzalo Rojas, Ángel González, Caballero Bonald… y no teníamos nada que ofrecer. Gracias al apoyo de quien creyó en nosotros en aquel momento, Luis García Montero, empezamos a funcionar. Él nos puso en contacto con Gonzalo Rojas… que era algo impresionante tenerlo en la ciudad.

P: ¿Cómo se consigue que un Festival de Poesía dure tantos años de seguido?

R: A partir de esa primera edición, ya fue todo más fácil. También tuvimos la suerte de empezar a tener contacto con Premios Nobel, lo que ya fue clave para la proyección internacional del festival. Al final, el festival se ha hecho grande por los autores que han venido y su público. Este era otro de los grandes retos del festival, conseguir un público fiel que llene los teatros. Ya hablamos de un festival que cada vez más se parece a festivales latinoamericanos de referencia, como el de Bogotá o el de Granada de Nicaragua. El festival ha tenido este modelo y gran parte del éxito ha sido poder contar con un público joven y universitario que también se ha implicado en el festival. Antes nosotros buscábamos los autores, ahora son los autores los que quieren venir al festival. Y ojo, es un festival que siempre se ha hecho con más ilusión y trabajo que con dinero.

Así, el festival ha ido configurándose a lo largo de los catorce años hasta un modelo que creemos en el que debe basarse. Es un modelo en el que la poesía no debe ser un género para cuatro entendidos, un modelo que atiende a toda la ciudadanía y acerca la poesía con otros géneros, como, por ejemplo, la narrativa. Este año, por ejemplo, viene María Dueñas (El tiempo entre costuras). En otra ocasión, estuvo Arturo Pérez Reverte o Mario Vargas Llosa. Son autores de otros géneros pero que van a hablar también de la poesía, porque todos los autores han tenido contacto en algún momento con la poesía. La música también es fundamental. Han pasado Pedro Guerra, Suzanne Vega, Pereza, Manolo García… esta es una tónica durante todos los años: a través de otros géneros, acercar a la gente a la poesía.

“Granada o es ciudad cultural o no es nada”

P: Hablemos sobre las líneas de esta edición ¿Qué cabida tienen las redes sociales en el mundo de la poesía?

R: Las redes sociales han irrumpido en la poesía de una manera extraordinaria hasta tal punto que se está consiguiendo acercar el mundo de la poesía a lectores de una manera brutal. El salto entre redes sociales y libro impreso es una realidad que se está dando en ciertos autores, que utilizan YouTube o Twitter para presentar sus textos a sus miles de seguidores, los cuales luego se traducen en lectores, en gente que compra libros. Es un debate abierto y polémico. Mucha gente dice que eso no es poesía, y otros opinan de otra manera. El festival tenía que estar en ese debate y generar opinión. Este año hemos invitado a los máximos representantes de esas nuevas formas de poesía, como pueden ser Marwan o Nach. Habrá lectores que los textos les parezcan maravillosos y otros que nos les den valor literario. Pero nadie puede negar que han movido de una forma extraordinaria las aguas de la poesía.

P: Otra de las líneas que se toca es el papel de la mujer en la poesía ¿Cómo está creciendo la mujer en este terreno?

R: Va a haber este año muchas poetas mujeres. Es otra de las grandes aportaciones que se está haciendo en el mundo de la poesía y ahora también a través de las redes sociales. El papel de la mujer siempre ha estado lamentablemente en un segundo plano. Era más objeto que sujeto, a pesar de que siempre ha habido mujeres estupendas escribiendo. Y por cuestiones sociológicas, España no ha dejado de ser una sociedad machista, algo de lo que la literatura ha sido un reflejo. Así, en las redes sociales, es importantísimo el papel de la mujer. Son muchas las mujeres que están dando el paso de ponerse en primera línea, y el festival tiene que estar en eso también.

Rodríguez Moya atiende a Granada Digital

P: Se aprovecha también para recordar a Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte…

R: El festival siempre ha tratado de estar en conexión con los grandes acontecimientos de la poesía a nivel nacional e internacional. No podíamos obviar la figura de Miguel Hernández en el 75 aniversario de su muerte. Cuando pensamos en qué manera recordar la voz de Miguel Hernández, en seguida surgieron muchas posibilidades. Miguel Hernández ha sido un poeta muy leído y muy musicado, y así apareció la posibilidad de tener a dos grandes artistas con mucho vínculo con la poesía, Miguel Ríos y Ana Belén. Ellos ponen voz a los poemas de Miguel Hernández y Federico García Lorca. Un hermanamiento que también contará con la presencia de la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda. Esto ha sido posible sobre todo gracias a Miguel Ríos que ha tenido mucho contacto con el festival y con la cultura de Granada en general. Va a ser muy bonito y es uno de los actos (lunes 15 de mayo, Huerta de San Vicente, 20:30) en el que más cariño hemos puesto y más ilusión nos hace.

P: Y también se podrá disfrutar de un homenaje a Enrique Morente y su Omega…

R: Buscamos recordar a otra persona que ha hecho muchísimo por la cultura y por el festival. Nos cuidó muchísimo desde el principio. El festival nace en un café en La Tertulia, donde Enrique Morente era un ángel de la guarda. Cada vez que le pedíamos a Enrique Morente algo para que cantara en el festival o lo que sea, siempre accedía. Le hemos tenido muy presente siempre, desde que murió, sabíamos que teníamos que recordarlo. La ocasión se pinta perfecta con ese aniversario de Omega. Cuando se lo propusimos a Antonio Arias, de Lagartija Nick, y a Soleá Morente no lo dudaron. Esta actuación (Centro Lorca, miércoles 17 de mayo, 22:00) sabemos que va a ser muy emotiva, uno de esos momentos mágicos que vamos a recordar durante muchos años. Nos hace mucha ilusión también.

“El FIP es una forma de lucha, resistir y también de disidencia”

P: Granada y su importancia en el mundo de la cultura ¿Qué me dice sobre Granada y todo lo que gira en torno a la capital de la cultura 2031?

R: Las etiquetas están muy bien si todo eso va acompañado de apuestas. Una ciudad no puede basar su política cultural en una meta en 2031. Granada no puede seguir perdiendo trenes, metafórica y literalmente. No podemos poner la meta en 2031. Granada tiene que ser una ciudad cultural porque no tiene más remedio. Granada o es ciudad cultural o no es nada.

Hay muchos creadores en todos los ámbitos de la cultura en Granada, hay rockeros, poetas, escultores, pintores… se está a la vanguardia del arte a nivel nacional… pero al final, no se sabe si por los políticos o porque nosotros mismos no nos creemos la historia, nada de esto tiene una repercusión lo suficientemente importante para que nadie tenga duda de que Granada es capital cultural de Andalucía, España, Europa y de la humanidad.

Granada Digital entrevista a Rodríguez Moya

Una ciudad que tiene entre sus figuras a Federico García Lorca, Enrique Morente, Luis García Montero, Miguel Ríos… a qué vamos a aspirar si no es a capital de la cultura. Tendríamos que hacer menos ruedas de prensa y menos proyectos. Lo importante es tener una actividad diaria que se cuide, que haya conciertos todos los días, que no haya leyes que persigan a los artistas… hay que pensar menos en 2031 y más en 2017. Si en 2031 nos nombran capital de la cultura ¿Qué pasa en 2032? Todas las instituciones tienen que apostar más por la cultura. Esto no entiende de colores políticos, es un proyecto de ciudad. Igual que por diversos motivos, los granadinos han salido a la calle en los últimos meses, habría que reivindicar más que somos la ciudad de la cultura, y que las calles de Granada tienen que ser para la cultura. La ciudad de Granada, además de ser famosa por la Alhambra y las tapas, tiene que ser la ciudad de Lagartija Nick, Ángeles Mora, Luis García Montero, Enrique Morente, donde se hace un festival de música y danza impresionante, y un festival poesía también… Se tiene que trabajar en que Granada se crea lo que es, más allá del 2031.

P: ¿Y para Daniel Rodríguez qué significa dirigir este festival?

R: Primero significa la ratificación de que, si uno dedica mucho esfuerzo, tiempo, ganas e ilusión, a veces, los sueños se pueden cumplir. Es la ratificación un año tras otro, y ya son catorce, de que las ideas si uno persevera y convence a quien tiene que convencer se pueden hacer. Cuando se nos ocurrió la idea, a lo mejor pensábamos que era imposible… pero bueno, soy de los que piensa que lo difícil se hace y lo imposible se intenta, y nosotros lo intentamos. A mí no me cabe duda de que el festival está consolidado como una de las citas fundamentales de la poesía a nivel internacional y una de citas culturales de Granada. Pero tenemos que consolidarlo año tras año, y no tenemos nada ganado. Sé que el día 15 (mañana) va a comenzar la catorce edición, y voy a intentar de que en mayo de 2018 va a comenzar una 15 edición, pero la garantía no la tengo. El festival es una iniciativa privada, que surge de unos amigos, que año tras año tenemos que convencer a las instituciones de lo bueno que es que Granada tenga un festival de poesía. Esto significa que año tras año me mantengo en la lucha por mi ciudad. Es una forma de pelear por que Granada esté en un lugar mucho más importante del que está. Desde el espacio que hemos creado con este festival de poesía es una forma de lucha, resistir y también de disidencia.

Rodríguez Moya, durante la entrevista a Granada Digital

P: Mirando al futuro ¿Qué preparativos hay para la próxima edición…? ¿Cómo va? ¿Nos puede adelantar alguna sorpresa?

R: Lo de los números redondos siempre es una buena excusa para hacer algo especial… para mí son todos los años complicados. Si es una efeméride especial por ser quince años, pues es más complicado todavía. Para la edición 15 tenemos muchos nombres que se han quedado fuera que nos gustaría traer, nos gustaría tener algún Premio Nobel…

Es muy importante saber qué apoyos vamos a tener. Un festival no se puede hacer ni en dos ni cuatro meses. Hablamos de autores con agendas cerradas a años vista. Queremos pensar en una 15 edición que esté a la altura de las catorce anteriores… y quince años no se cumplen todos los días, es la adolescencia del festival. Cuando el día 19 de mayo termine esta edición, y el día 20 nos sentemos, saldrá una lista inmensa de tareas, la primera, sentarnos con las instituciones, con el ayuntamiento a la cabeza, para establecer vías de diálogo y colaboración para poder afrontar de una manera más tranquila el festival y no estar cada año ‘a ver qué va a pasar…’.

P: ¿Ha costado más especialmente sacar adelante esta edición?

R: Ha sido difícil. Todas las instituciones han tenido cambios todos los años salvo el ayuntamiento. Este ha sido el primer año que se hace el festival con una persona distinta al cargo de la concejalía de cultura y la alcaldía de Granada. Ha habido que adaptarse a otros planteamientos, otro equipo de trabajo… al final ha habido entendimiento, han visto que esto es un proyecto de la ciudad más allá de partidos políticos, es un festival que han aprobado todas las instituciones de todos los signos políticos. El festival ha demostrado su independencia, política e ideológica. Lo que pasa es que los presupuestos del ayuntamiento son los que son, que la situación no es buena… somos conscientes… pero también lo somos de que si queremos ser esa ciudad cultural de la que hablamos, la cultura no debería de verse tan resentida por los recortes, no te digo de este equipo de gobierno, sino de todos. Cuando hay que recortar, la cultura es siempre la candidata perfecta. Y cuando hay más alegría en los presupuestos, la cultura nunca es la que se beneficia. Una cosa por otra, al final, la gente que nos dedicamos a la cultura al final parecemos pedigüeños detrás de las instituciones, pero es que por muchas ideas buenas que tengas, si no hay apoyo económico detrás… no hay nada que hacer.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *