Jueves, 17 Agosto, 2017

            

Daniel Lozano: “Mi lema es emocionar, lo tengo claro”

“La escalera del tiempo” es el primer trabajo de estudio en solitario del pianista y compositor malagueño, que viene de la mano del ingeniero y productor Manolo Toro

Daniel Lozano, pianista y compositor presenta su primer trabajo de estudio “La escalera del tiempo”
David Marín Román


image_print

Daniel Lozano, pianista y compositor presenta su primer trabajo de estudio “La escalera del tiempo”, un excelente trabajo que reúne a músicos de gran nivel para producir ocho temas completamente dispares que despiertan el interés del oyente por su calidad intrínseca y suprema ejecución.

Nacido en Málaga, a caballo entre la capital y la Axarquía, entre el asfalto malacitano y la tranquilidad de los montes de “El Salto del Negro”, entre la continua actividad de sus enseñanzas o sus constantes proyectos y la quietud entre aguacates y mangos, entre el sonido del claxon o la feria y el eco de los Verdiales, Daniel Lozano debe mucho a la localización de su vida y en sus composiciones se difuminan la dicotomía entre lo clásico y lo moderno, lo antiguo y lo actual, lo popular y lo cosmopolita, las transiciones de la quietud a la exageración, al exceso, son un claro espejo de la realidad, del día a día del artista.

Daniel realizó estudios de composición, piano y solfeo en el Conservatorio Superior de Música de Málaga y ha permanecido ligado al mundo musical desde muy joven, perteneciendo a proyectos musicales como Jesús Vandalia, Mamakin, El Trío del Saco, Raimundo Amador o Danza Invisible. En la actualidad forma parte del grupo Jarrillo Lata y es pianista de Javier Ojeda
Ahora, nos premia con este trabajo lleno de belleza y variedad. Para ello, reúne a veintiún músicos de trayectoria contrastada (Javier Ojeda, Celia Flores, Coki Giménez, Agustín Carrillo y Enrique Oliver, entre otros); siendo grabado, mezclado y masterizado en los estudios Puerto Records de Málaga por el ingeniero y productor Manolo Toro.

“La escalera del tiempo”, el título original, indica por sí mismo ese viaje interior que, Daniel, como compositor en todas sus dimensiones, realiza teniendo como referencia la memoria del tiempo vivido. Porque sólo existe el presente. Y él, sube y baja por la escalera del recuerdo emocional que atesora en una infancia ligada al entorno rural de la Axarquía malagueña, “Salto del Negro”, su verdadera patria, desde la que levanta un mapa musical realmente heterogéneo, extraño, dispar y apasionado.
Con esa vivencia personal se presenta en su primer trabajo como un virtuoso y erudito creador, que decide revelar una geografía musical realmente excepcional por su biodiversidad. Del tema instrumental de

“Leo”, la fuerza motriz e inspiradora del disco, con aires de jazz y flamenco, a piezas más sinfónicas como “Será tú piel”, y otras en dónde la ligereza de la música disco, el pop y el funk es su protagonista.
Tenemos la oportunidad de poder charlar con Daniel lozano para que nos comente y concrete cuales son sus sensaciones ante este lanzamiento musical y como ha sido la laboriosa construcción de su paraíso sonoro “La Escalera del Tiempo”;

Pregunta: Hoy escuchando tus canciones y documentándome para esta entrevista simplemente me vino esta frase:
“A veces el reconocimiento llega por la desaforada creencia en uno mismo, a veces el camino del éxito equivale al de la constancia y a veces el aplauso también se lo llevan artistas como Daniel.”
¿Te identificas, crees que tu camino ha sido la constancia, creer en ti mismo una y otra vez? ¿Como concibes tu carrera como artista?

Respuesta: Creo que el camino del músico debe ser un continuo aprendizaje, un verdadero ejercicio de introspección, he aquí el resultado a día de hoy, mi disco, un trabajo donde me lanzo en solitario por primera vez. No creo que sea un ejemplo de creer en uno mismo, sino de querer transmitir mi mundo interior a todo aquel que quiera escuchar mi música.

P. ¿Por qué es tan importante para ti todo lo vivido en esa aldea tan pequeñita llamada “Salto del Negro”? Incluso has grabado el videoclip de “Que fue de Aquellos Besos” con Celia Flores en esa localidad.

R. He vivido muchas cosas en Salto del Negro, para mí el lugar soñado, mi verdadera patria. Pero los temas que abarco son universales, cualquiera podría sentirse parte de esta tierra, nadie es ajeno al amor, al desamor, a la nostalgia, la infancia y la naturaleza.

P. Cuéntanos un poco como ha sido el proceso de composición de tus temas. ¿Como es la evolución de tus creaciones y como ha sido dirigir a tantos músicos y tan buenos?

R. Pues todo comenzó con Manolo Toro, productor e ingeniero del disco, en los Estudios PuertoRecords, siendo para mí la mejor opción para grabar. Él me animó a dar el paso al escuchar mi música y el resto fue fácil. Contar con un plantel de músicos como los que han colaborado en “La escalera del tiempo” es un lujo, un camino para disfrutar de principio a fin. Junto a Manolo está Eva Montiel y hacen un tándem perfecto, y despliegan un gusto exquisito. Eso se puede apreciar en cada segundo del disco, el sonido es espectacular y les estoy enormemente agradecido.

P. Entiendo que un elemento fundamental en tu proyecto, es la gente que te acompaña, que te ayuda, que se involucra en tus ideas, en tu día a día para que tome forma, para que las notas estén en su sitio, las palabras sean las adecuadas y el sonido sea perfecto. Desde técnicos, productor, músicos, amigos, etc.. estoy convencido que has recibido buenas vibraciones por doquier… ¿Cómo fue el proceso de selección de todo el mundo que colabora en el disco? Seguro que tienes anécdotas que puedes contar, momentos inolvidables durante los ensayos o la grabación que te gustará compartir con nuestros lectores.

R. Pues la verdad es que ensayos no ha habido, cada uno tenía claro qué tenía que hacer, el disco estaba casi en su totalidad grabado en casa, eso sí, la personalidad y la aportación de cada músico es lo que humaniza un disco, convirtiéndolo en un trabajo en equipo, una sintonía necesaria para acercarse a la verdad, al espíritu de lo creíble. Ha habido muchos momentos inolvidables durante la grabación, no sabría con cual quedarme, incluso los silencios los he saboreado como extraordinarios. Es una bendición haber asistido a la grabación de cada uno de ellos, un verdadero ejemplo de belleza continua.

daniel-lozano

P. Creo que las letras en su mayoría las has escrito tu mismo. ¿Escribes pensando en la melodía o es más un proceso poético sin pensar en la música?

R. Escribo sobre una melodía, aunque a veces la letra ha salido a la par de ésta. El proceso creativo es imprevisible, hay que dejar fluir las ideas con naturalidad, creer en la emoción primaria y llevarla hasta su máxima expresión. También ha colaborado con dos letras el poeta malagueño Antonio Viñas, con dos poemas de su libro “La longitud del amor”, poemas que en su día fueron compuestos para orquesta sinfónica y coro mixto. También Ara Lee-Oria ha aportado la letra de un tema en inglés, “The shady tree”.

P.“Es un disco de composiciones donde intento emocionar, no impresionar. Prima la música, el texto y el contexto por encima de cualquier individualidad”, afirma Daniel Lozano ¿Estás satisfecho con el producto final? ¿Crees que has alcanzado ese nivel emocional intencionadamente expuesto?

R. Yo pienso que sí, pero eso lo debería decir quien lo escuche. Mi lema es emocionar, lo tengo claro. Soy de los que piensan que una buena película es la que cuenta una historia emocionante y no porque la protagoniza una estrella del cine. La música está muy por encima de nosotros, los músicos. Si te rodeas de gente que piensa como tú se puede crear algo grande, estoy convencido.

P.Jazz, flamenco, pop, funk… “La escalera del tiempo” tiene un lenguaje arriesgado, por lo amplio de su catálogo sonoro, un abanico realmente extenso siempre dentro del clasicismo más puro en cada uno de esos estilos. ¿Piensas que tu formación clásica tiene que ver mucho en ello? ¿Qué influencias musicales te han surgido de dentro? ¿Qué escucha Daniel cuando decides no tocar tu?

R. Mi formación clásica está ahí, es una valiosa herramienta que evidentemente se aprecia en los arreglos musicales del disco. No reniego de mi formación porque gracias a ella me puedo acercar a otras músicas con la técnica que he aprendido durante muchos años en el conservatorio. Aún así, algunos profesores me echaban en cara que mi música no fuese más contemporánea, y lo que no sabían es que ese era el mejor piropo que podían echarme. Para mí la música no es una pose, no me da vergüenza decir que pretendo emocionar, cualquier aspaviento intelectual despojado de sentimientos me parece ridículo. Es curioso que el único profesor que me apoyó abiertamente es el que más discos tiene en el mercado y también es el que más solicitado está (Javier Caffarena). Aún recuerdo cómo me decía en el pasillo tras mi proyecto fin de carrera “tu haces música real”. Ese día aprendí mucho y he recuperado dos de los temas de mi proyecto para este disco, porque lo que me empujó de pequeño a ser músico fue la belleza y eso no me lo va a quitar nadie.

Respecto a qué escucho cuando no soy yo el que toca… pues depende mucho del momento, soy muy versátil en la escucha y en la creación. Me interesan los verdiales, el rock, la música clásica y todo lo que me estremezca.

P.“La Escalera del Tiempo” es una obra quirúrgica de delicada composición y complicada dirección en estudio por lo que nos explicas, pero ¿Prevés llevar al directo tus temas? ¿Sería posible o resultaría harto complicada esta cuestión?

R; En principio me apetece seguir componiendo, me siento más cómodo así a día de hoy. Tengo en mente llevarlo a los escenarios, sí, pero quizá junto a los temas del siguiente disco.

P. Eres un músico que para tu juventud ya tiene un bagaje. Son muchas las experiencias musicales a tus espaldas. ¿Como fueron tus comienzos? ¿Que recuerdos surgen de tus primeras experiencias en bandas de pop o rock o de tus estudios en el conservatorio?

R; A lo largo de los años he tenido la suerte de tocar y componer para muchísimas formaciones, eso me ha aportado mucha experiencia. Pero mis comienzos fueron tocando en cajas de zapato y latas de pintura, luego con pequeños teclados y poco después comencé mis estudios en el conservatorio. Al mismo tiempo formaba parte de bandas de rock-fusión tocando el bajo. Siempre he alternado mis estudios clásicos con la música urbana. Quizá esa sea la clave de lo que soy hoy en día, y por consiguiente de lo que ha dado a lugar en mi disco.

P. Y una vez dicho esto… ¿Que le recomendarías a ese chico o chica a esos jóvenes que como tú en aquellos años, están actualmente comenzando en el mundo de la música? ¿Que consejos como profesional del sector les ofrecerías?

R; Que nunca dejen de disfrutar con la música, que estudien mucho, que la formación es vital, pero ésta no vale nada si uno no lo hace de la manera que le hace más feliz. Hay muchos caminos para aprender, el más importante sale de uno mismo, es importante tener autonomía, no depender de profesores, tener curiosidad, buscarse las castañas uno mismo, luchar y tener personalidad. Creo que las personas que en buena parte son autodidactas y se plantean cosas a sí mismas, están más capacitadas para crecer.

P. Siempre me gusta preguntar a mis entrevistados sobre su opinión a cerca del panorama musical nacional, no vas a ser una excepción, es más, me interesa mucho tu juicio sobre como ves en líneas generales la música en nuestro país.

R; Suelo plantear este debate constantemente a mis alumnos. Pienso que hoy en día hay de todo, lo que pasa es que lo comercial ocupa casi todos los medios y así es muy difícil aflorar proyectos más personales e independientes. Es más fácil engañar hoy en día, hay muchos medios para hacer sonar incluso a gente que no tiene valía ninguna. Es importante enseñar a los niños la importancia que tiene la figura del creador, del compositor y del arreglista. No todo consiste en ser cantante o salir en una portada, la música es mucho más que eso. Por desgracia son muchos los proyectos que se quedan fuera de nuestro alcance debido a la fuerza que ejerce el “mainstream” en nuestra sociedad.

P. ¿Donde podemos encontrar tu disco? Promociónate Daniel, despídete de nuestros lectores, haz un llamamiento para nuestros fieles. ¿Te podemos encontrar en redes sociales?

R. Pues se puede escuchar en Spotify el single “Leo”. Más adelante colgaré el disco entero, pasado unos meses. Además el director Fernando Pozo ha realizado un videoclip de otro tema del disco, “Qué fue de aquellos besos”, interpretado por Celia Flores. Luego el que quiera hacerse con un disco físico puede hacerlo en las tiendas Fnac o en las librerías “Q Pro Quo” y “Áncora” de la capital malagueña. Además si alguien quiere seguirme en las redes sociales puede hacerlo en Facebook en la siguiente dirección:
https://www.facebook.com/danielozano79/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *