Jueves, 17 Agosto, 2017

            

Cuestión de necesidades en Extremadura

El Granada B se encontrará en Almendralejo a un rival de similares premuras que las propias

Foto: Antonio L. Juárez
Gabriel Sánchez | @Gabisancara


image_print

Tercer y último partido para los hombres de Lluís Planagumà en esta intensa jornada intersemanal. Tras encajar una derrota con polémica en Jaén y empatar insulsamente ante el Atlético Sanluqueño, se ha gestado una bolsa de puntos muy escasa debida cuenta de haber enlazado cuatro jornadas sin ganar, claudicando en tres de ellas. El filial jugará por primera vez en esta temporada un partido ocupando los puestos de descenso.

El motivo para seguir creyendo en la mejora coyuntural pasa por espigar un guarismo positivo ante el Extremadura UD, ente al que igualmente le urge puntuar, pues es penúltimo con nueve puntos. La escuadra dirigida por Juan Velasco llega con la moral relanzada, tras sobrepasar la jornada pasada al Melilla en un acto de fe que les invita a desechar el complicado clima instaurado en la asociación almendralejense. Se cesó al técnico Diego Merino hace tres semanas, y con la incorporación de Velasco la situación parecía a la deriva de lo inevitable tras perder tres envites consecutivos. Los tres puntos conseguidos el miércoles en tierras melillenses se harán válidos si los engarzan con un resultado positivo ante el Granada B.

El filial nazarí llega con buenas condiciones físicas al choque. Según Lluís Planagumà, “se ha intentado hacer entrenamientos post partido por la tarde para dar un mayor tiempo de recuperación, así como visualizar tanto aspectos favorables como aspectos a corregir de los dos partidos que hemos jugado. Creo que a nivel físico el equipo llega en buena dinámica, trabaja bien, es un equipo fuerte”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *