Miércoles, 16 Agosto, 2017

            

C’s-La Herradura se alza contra el derribo de los establecimientos náuticos y su traslado a la periferia de las playas

Ciudadanos Almuñécar considera "que es una idea desacertada, ya que no solo perjudica a la propia economía de estos establecimientos, sino que fomenta la desfiguración de las playas y la peligrosidad para los usuarios”

Vista de la playa de La Herradura | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Partiendo de la premisa de que “lo justo es lo igual” y que así debería ser siempre, la agrupación de Ciudadanos Almuñécar – La Herradura ha solicitado un “trato igualitario” para los centros náuticos Windsurf Playa Velilla, Windsurf La Herradura y Actividades Náuticas y Deportivas Dani, instando tanto a la Junta de Andalucía como al gobierno local a que les renueven las licencias para la explotación de sus negocios durante los próximos 30 años.

Según ha señalado el portavoz de la agrupación, Francisco Torrecillas, estos tres establecimientos náuticos facilitan a los bañistas la posibilidad de practicar todo tipo de actividades acuáticas, ofertando alquileres de canoas, kayaks, piraguas, patines, embarcaciones a pedal con o sin tobogán, motos de agua o gusanos, consiguiendo de esta manera fidelizar a nuestros visitantes e incrementar su nivel de satisfacción. “Se trata de un binomio perfecto, porque los turistas nos eligen indiscutiblemente por nuestro entorno privilegiado y, además del trabajo que se pueda hacer para mejorarlo por parte del sector público, también es de justicia reconocer la enorme labor efectuada por el sector privado, al que habría que agradecerle su esfuerzo constante”, ha apuntado.

Para Torrecillas, es “inmerecido” que estos profesionales, después de una vida dedicada a proporcionar ocio de aventura, se vean obligados a derribar sus establecimientos y reubicarlos en la periferia o en los extremos de la playa después de décadas afincados en sus locales. “Es una idea desacertada, ya que no solo perjudica a la economía de estos establecimientos, los cuales debido a la estacionalidad del servicio que prestan, es de supervivencia; sino que el traslado de los centros fomenta la desfiguración de las playas y aumenta la peligrosidad a la que se enfrentarían los usuarios”, ha señalado el coordinador, quien ha resaltado que estas zonas ‘reprogramadas’ no son el entorno más idóneo para la realización de las actividades acuáticas. “Creemos que es una auténtica temeridad e inseguridad situarlos junto a los enclaves rocosos, donde las corrientes son mayores y la bravura del mar más intensa”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *