Martes, 12 Diciembre, 2017

            

Créditos al instante: qué son y cómo funcionan

La ventaja de contratar un préstamo online frente a uno tradicional es que se nos exige mucha menos documentación para solicitarlo, es más rápido y eficaz

Préstamo de dinero
Remitido


image_print

Es día 23 de Julio, nuestro sueldo, decente pero escaso para la vida diaria, empieza a mermar tras haber pagado alquiler, facturas, etc y algún que otro capricho. Vamos de camino al trabajo con nuestro modesto coche y, en plena carretera interurbana, el coche deja de funcionar, y no sabemos el porqué. Se lo lleva la grúa y hasta el trabajo nos acerca un amigo o un familiar. Casi cuando estamos terminando la jornada nos llaman del taller: la correa de distribución ha fallado y el coche no se puede mover a no ser, claro, que paguemos la avería… la cual supera los 1.000 euros. 1.000 euros pueden ser poco para alguien con buen sueldo, pero un infierno para alguien que, en una ciudad no muy grande, vive un día a día sin muchos lujos con 800 euros.

Afortunadamente para este tipo de imprevistos existen los denominados créditos al instante, lo cual se refiere tanto a la respuesta de la solicitud del préstamo como a la entrega del dinero. La respuesta a la solicitud tan sólo se demorará unos minutos si los datos que hemos dado a la entidad de crédito son correctos y están bien (número de DNI, datos de cuenta bancaria etc). Si el prestamista duda, nos puede pedir alguna documentación a mayores, pero no es lo habitual. La entrega del dinero también se hace en pocos minutos, como mucho algunas horas, y el dinero es transferido a la cuenta bancaria que hemos aportado.

La ventaja de contratar un préstamo online frente a uno tradicional es que se nos exige mucha menos documentación para solicitarlo, es más rápido y eficaz. Hay mucha oferta en Internet actualmente para encontrar el prestamista que más nos conviene, por lo que también hay buscadores que nos pueden ayudar en nuestra tarea. Una vez estemos en la web de uno de ellos, deberemos incluir datos tales como:

-Días: es decir, los días en los que queremos devolver un préstamo. La mayoría exigen su devolución en un periodo de treinta días, pero algunas, las menos, dejan un plazo de devolución de cuatro meses.

-TAE: es un interés calculado a nivel anual (Tasa Anual Equivalente) que se aplica a los préstamos bancarios. Hay algunas entidades que tienen un TAE gratuito para atraer a nuevos clientes, pero no es lo común.

-Honorarios: son, en resumidas cuentas, los gastos de gestión o comisiones que la compañía aplica para que la empresa sea sostenible.

-Cantidad a devolver: es la cantidad que deberemos abonar en el tiempo estipulado, que es la cantidad que hemos solicitado más el dinero anterior. Mucha parte de ello serán los intereses, que es la baza de este tipo de préstamos.

En resumen, los préstamos online son una manera eficaz de solucionar problemas como el antes mencionado, nos permiten solucionar un imprevisto de manera rápida y no tenemos el agobio de la deuda o de tener que esperar para solucionar un problema, con el añadido de poder devolver el dinero de una manera cómoda y de manera más sosegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *