Martes, 25 Julio, 2017

            

Creación de empleo y desarrollo de la participación municipalista, los retos de José Entrena

El largo proceso electoral del pasado 24 de mayo escribió ayer su última página tras formalizarse el relevo en la Diputación de Granada | En un ecosistema político inédito en el que cinco fuerzas políticas cohabitarán, la "lealtad", la "responsabilidad" y el "diálogo" fueron algunos de los conceptos más repetidos

Entrena recoge el bastón de mando | Foto: J.M


image_print

José Entrena. Don José Entrena. Pepe Entrena… pocas fueron las fórmulas que los diputados no utilizaron ayer para votar al socialista como nuevo presidente de la Diputación provincial, en un acto cargado de protocolo en el que también hubo lugar los guiños y los momentos simpáticos. Mesa de edad, conteo de votos, juramentos o promesas según el caso… y los discursos, los discursos de quienes gobernarán y de quienes ejercerán la oposición. De entre todo ese baile de formalidades y formulismos ayer se pudieron extraer las primeras líneas de actuación de la nueva Diputación socialista, unas políticas que tendrán como eje la creación de empleo pero también un mayor protagonismo de los ayuntamientos de menor tamaño.

diputación 4

José Antonio Robles, portavoz del PP

LA BARRERA DE LOS 100.000

A lo largo de la campaña electoral e incluso después, si ha habido un tema subyacente en cada discurso, ese ha sido el de los más de 100.000 parados que hay en la provincia, una cifra con la que Granada lleva jugueteando años y de la que no es capaz de alejarse.

Ante ese escenario, el nuevo presidente de la Diputación aseguró ayer que su objetivo principal sería el fomento de políticas que ayuden a desarrollar empleos estables en la provincia y a paliar las situación de las personas en situación de pobreza o exclusión social. Sin embargo, Entrena no concretó ninguna medida para ello, algo que sí hicieron desde la oposición grupos como Ciudadanos, cuyo portavoz, Raúl Fernández, ya adelantó que su grupo exigirá la creación de bolsas de empleo “absolutamente transparentes”, al mismo tiempo que equiparó la lucha contra la corrupción con el fomento de políticas efectivas de empleo: “queremos una Diputación comprometida con la promoción y el desarrollo económico, el empleo, la lucha contra la corrupción, una gestión eficiente y con los valores sociales y la igualdad de oportunidades”.

Más duros fueron desde el grupo popular, donde José Antonio Robles repasó la gestión del anterior equipo de gobierno, con Sebastián Pérez a la cabeza; para Robles, “la creación de empleo siempre fue una obsesión de nuestro gobierno, hoy trabaja más gente que hace cuatro años en nuestra provincia”. A la hora de remachar su posición, el popular tiró de números para citar los 2.000 proyectos que la Diputación ha asistido en 132 municipios de la provincia, así como la puesta en marcha del Plan de Espacios Productivos, dotado con más de tres millones de euros.

Pero para discurso crítico el del portavoz de Vamos, Granada, Luis de Haro-Rossi, quien afirmó que “es evidente que quienes nos han traído hasta aquí, quienes son responsables directos de la crisis que estamos viviendo, no pueden ser quienes nos saquen de ella. Necesitamos regenerar urgentemente nuestra vida política”. En una clara alusión a PP y PSOE, el también edil del Consistorio capitalino, también tuvo palabras en su discurso para tender puentes en aras de “un nuevo modelo de hacer política”.

Por su parte, desde IU, se pidió trabajar para las “víctimas de la crisis”. Lo dijo el portavoz de la formación, Juan Francisco Arenas, que marcó como objetivo de su grupo el ““imprimir un destacado carácter social a la Diputación”.

MÁS PROTAGONISMO DE LOS AYUNTAMIENTOS

Y ese carácter social pasará por darle mayor voz a los pequeños y medianos ayuntamientos de la provincia. Para Entrena, la Diputación debe dejarse de “paternalismos” y ayudar a los Ayuntamientos, “no decidir por ellos”. Así, entre las primeras medidas del socialista, se le devolverá a los ayuntamientos la capacidad para contratar planes de obras y servicios, así como la posibilidad de ampliar el programa de concertación, o mejorar el ciclo integral del agua.

En esa línea de participación, desde el PP se quiso recordar que en el pasado mandato ya hubo protagonismo de los ayuntamientos, algo que se ejemplificó con el Plan de Obras y Servicios que la Diputación ejecutó “a pulmón”.”Hemos garantizado que los ayuntamientos tengan este plan los cuatro años de mandato”.

Como parte de esa participación de los pequeños consistorios, Robles pidió que el nuevo gobierno de la Diputación dote “con cargo al remanente de tesorería”, el suficiente crédito para el programa de caminos vecinales, “de forma que todos aquellos ayuntamientos que hayan cumplido los requisitos tengan al menos una actuación”.

También con respecto a los ayuntamientos, desde Ciudadanos se mostraron “preocupados” por la situación económica de los pueblos “porque ésta determinará las posibilidades y el ritmo de ir creciendo en mejores servicios públicos, mejores infraestructuras y equipamientos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *