Lunes, 18 de Febrero de 2019

            

Convertirán un antiguo cortijo en una futura madrasa cerca de Granada

La Comunidad Islámica ha comenzado a adecentar una vieja granja cercana a la capital para convertirla, poco a poco, en un centro para la enseñanza del Corán y de celebración de sus tradicionales fiestas

El antiguo cortijo que quiere convertir en madrasa la Comunidad Islámica está cerca de Granada capital | Foto: Comunidad Islámica
María José Ramírez


image_print

Los miembros de la Comunidad Islámica en Granada sueñan con tener una madrasa, un centro de enseñanza, principalmente del Corán, pero en el que también se puedan celebrar sus tradicionales fiestas. Ya se han puesto manos a la obra y han comenzado a adecentar una antiguo cortijo situado cerca de la capital granadina para convertirlo en esa futura madrasa.

Esos terrenos, que son propiedad de la Comunidad Islámica, albergarán en unos años un centro de enseñanza coránica, del Tafsir – la ciencia de explicación e interpretación del Corán-, del árabe y su gramática, entre otros. Pero no será lo único que ese lugar acoja, ya que también se espera que, primeramente, se puedan celebrar allí las dos típicas fiestas musulmanas que la Comunidad Islámica en Granada celebra cada año. “Normalmente alquilamos un cortijo para celebrar la Fiesta Eid al-Adha o Fiesta del Cordero y para la Fiesta del fin del Ramadán lo suficientemente grande para que pueda ir todo el mundo de la comunidad, pero la idea es que tengamos un sitio nuestro y esa va a ser otra de las finalidades del proyecto”, ha comentado a GranadaDigital Umar del Pozo, presidente de la Comunidad Islámica en España. Ese sitio ya lo tienen, pero necesita una completa y ardua rehabilitación.

El cortijo está “en ruinas” actualmente y será “un proceso lento”, como ha asegurado Umar del Pozo, ya que “se requiere mucho dinero” para rehabilitarlo y la Comunidad Islámica no dispone ahora de él. Las primeras tareas que se han realizado allí han sido las de limpieza, en las que han participado un grupo importante de musulmanes que residen en Granada. Algunos de ellos han realizado aportaciones para el proyecto de la futura madrasa, pero “se necesita mucho más” ya que la rehabilitación tiene “un coste muy elevado”. En ello seguirán trabajando desde la Comunidad Islámica para contar en un futuro con ese centro de enseñanza y de reunión para sus miembros, en el que puedan aprender el Islam “manera tradicional”.

Miembros de la Comunidad Islámica en Granada participan en la limpieza de los terrenos de la futura madrasa | Foto: Comunidad Islámica

Hace siglos, la capital granadina tuvo una madrasa, fundada en el año 1349 por el rey nazarí Yusuf I. Entonces fue la primera y única universidad pública de Al-Andalus y estaba situada en un lugar privilegiado, cerca de la Mezquita Mayor y la Alcaicería. En ella enseñaron personajes ilustres como Ibn al-Jatib o Ibn Zamrak, cuyos poemas decoran las paredes y las fuentes de la Alhambra. Como universidad funcionó hasta el año 1500, pues en la Capitulaciones tras la conquista de Granada se acordó que se mantuviera, pero en ese año, con la incorporación del cardenal Cisneros, se rompió con el acuerdo. Los alumnos moriscos que aún quedaban en la ciudad se rebelaron y un grupo de granadinos decidió asaltar la madrasa y quemar los libros que había. Esa quema provocó el fin de la institución y el edificio fue clausurado y cedido posteriormente por Fernando II de Aragón para el Ayuntamiento. Se ha intervenido en varias ocasiones en el edificio de la antigua madrasa, por lo que su imagen actual no es la misma que originalmente. Actualmente, ese edificio pertenece a la Universidad de Granada y acoge actividades culturales, además de ser la sede de la Real Academia de Bellas Artes Nuestra Señora de las Angustias. Sí sigue conservando el nombre, La Madraza.


Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.