Viernes, 21 Julio, 2017

            

Control antidoping sorpresa al Granada CF Femenino

La Comisión Antidopaje de la RFEF ha realizado un control antidoping al Granada CF Femenino, algo bastante usual en el deporte de elite, pero que se complica en el ‘Miguel Prieto’, ya que no dispone de las instalaciones necesarias.

Información&Imagen: Román Callejón // @RomanCallejon


image_print

Después del partido de liga de 1ª división femenina de esta mañana entre Granada CF Femenino y Valencia CF (1-5), se ha llevado a cabo un control antidoping sorpresa.

En el caso del Granada Femenino, se han realizado ya dos pruebas en casa; la de la jornada de hoy y la que tuvo lugar en la jornada 8ª, cuando se jugó contra el Sporting de Huelva.

Las jugadoras elegidas hoy han sido Meme y Sara, que han pasado el test sin ningún tipo de problema.

El problema ha venido por la ausencia de sala de control antidoping del estadio Miguel Prieto.  La solución, a la antigua usanza: haciendo que el equipo cadete del granada que disputaba su encuentro a continuación, saliera momentáneamente de su vestuario para realizar el test.

UN ESTADIO CON INSTALACIONES DEFICICIENTES

Para que pueda realizarse el control antidoping, La Comisión Antidopaje de la RFEF exige que el estadio donde tenga lugar la celebración del partido disponga de una sala independiente con lavabo, váter y ducha. En el estadio federativo ‘Miguel Prieto’, solo los  vestuarios cumplen con estos requisitos, lo que supone un gran problema en caso de que se encuentren ocupados por algún otro equipo.

PROCEDIMIENTO DEL CONTROL

Los equipos designados para someterse al test médico se deciden el mismo día que tiene lugar la competición y de forma aleatoria, con el ánimo de que no pueda haber tiempo de reacción en caso de que existiera alguna irregularidad.

El resultado del sorteo se comunica al club durante el partido. Una vez sabido que el equipo debe someterse a control, se pasa a la designación de las jugadoras que van a realizar el test antidoping, lo que también se produce de manera aleatoria. No se conoce qué jugadora debe realizar la prueba hasta 10 minutos antes de que acabe el encuentro y desde ese momento siempre está bajo la vigilancia de los médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *