Jueves, 20 Julio, 2017

            

Condenado a 14 años de prisión por intentar matar a su mujer durante los trámites del divorcio

Los magistrados de la Sección Segunda le atribuyen un delito de tentativa de asesinato, por el que le imponen 13 años de condena, y otro de amenazas, por el que deberá hacer frente a un año y medio de cárcel más

Foto: archivo


image_print

La Audiencia Provincial de Granada ha condenado a 14 años y medio de prisión a un acusado, Ramón A.S., de intentar asesinar a su esposa apuñalándola con un cuchillo de cocina durante una visita al despacho de su abogada para tramitar el divorcio de la pareja, en Granada, el 29 de mayo de 2013.

Concretamente, los magistrados de la Sección Segunda le atribuyen un delito de tentativa de asesinato, por el que le imponen 13 años de condena, y otro de amenazas, por el que deberá hacer frente a un año y medio de cárcel más.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se considera probado que la mujer, con la que tiene un hijo de cuatro años, comenzó los trámites de separación debido al deterioro de la relación, lo que “no aceptó de buen grado” el acusado, y cesó la convivencia marital desde el mes de enero de 2013, cuando ella se trasladó a otra vivienda de la localidad granadina de Atarfe.

El acusado, de 52 años, continuó residiendo en el domicilio conyugal, en Moraleda de Zafayona, y desde esa fecha, con intención de intimidar a su esposa, de 36, le había advertido de que si se divorciaba la mataba, “provocando en ella el lógico temor” a que cumpliera sus advertencias.

Así las cosas, el día 29 de mayo de 2013, el procesado accedió “por fin” a acudir al despacho de la abogada a la que la mujer había encargado la tramitación de su divorcio, en la calle San Juan de Letrán de Granada. A tal fin, y “aparentando” el hombre cierta disposición a la separación, los dos se trasladaron allí en el vehículo de un conocido, a quien la mujer había pedido el favor de que la acompañase por “no estar a solas con su marido”.

En el despacho estuvieron reunidos hasta las 21,00 horas, momento en el que la letrada dio por finalizada la cita a la vista de que no había posibilidad de acuerdo. Fuera ya del local, la mujer se negó a bajar en el ascensor con su esposo, “temerosa de lo que pudiera sucederle”, y optó por las escaleras, hacia donde fue seguida por el inculpado, que le repetía que no se iban a divorciar.

Una vez en el rellano del portal, el procesado, “con el propósito de acabar con la vida de su esposa”, y situado a espaldas de ella, “sorpresivamente” la agarró por el cuello, y, tras sacar del bolsillo un cuchillo de cocina con una hoja de los 20 centímetros de longitud, se lo clavó en el lado izquierdo del cuello al tiempo que le repetía “te voy a matar” y le tiraba del pelo “para que no escapara”.

Hasta en dos ocasiones repitió ataques con el cuchillo, que se lo clavó en el costal izquierdo y en la espalda, lo que provocó que la víctima cayera al suelo, donde el marido continuó agrediéndola.

En ese momento, alarmados por los gritos de la mujer, acudieron al lugar su abogada y otro cliente, quienes forcejearon con el acusado y consiguieron que la víctima pudiera escapar hasta un bar cercano, donde fue auxiliada.

La mujer sufrió varias heridas incisas, una de ellas en la región costal que le afectó a un órgano vital y que le provocó una contusión pulmonar e hidroneumotórax que supuso un grave riesgo para su vida.

Además de la pena de prisión, el tribunal le prohíbe residir o acudir a las localidades de Atarfe y Moraleda de Zafayona por un periodo de 18 años, y acercarse a la víctima o a su familia, privándole de la patria potestad de su hijo menor, y obligándole a que indemnice a su esposa en la cantidad de 29.000 euros, según consta en la resolución, contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo y que este miércoles avanza el diario ‘Ideal’ de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *