Martes, 24 enero, 2017

Chris Stewart: “La suerte es mejor que la inteligencia y la belleza juntas”

Chris Stewart (1951), el famoso escritor de Entre limones y exbatería del grupo de rock Génesis, acompañó a los alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas de Granada en una charla en inglés sobre sus libros, que narran su vida en las Alpujarras.

Texto y Fotos: Eva Ríos


image_print

El artista, que vendió más de un millón de copias de su primer libro, ‘Entre limones’ (2006), subió al escenario bromeando sobre su vestimenta de “guiri”, como él mismo se califica. Lo primero que destacó sobre su carrera como escritor fue cómo se hizo famoso con un libro que nunca tuvo la intención de escribir. A los 45 años y lejos de su tierra natal, Faygate, Horsham Sussex -al sur de Inglaterra-, se adentró en un campo en el que nunca pensó que se vería envuelto, el de la escritura.

Cuando a los 38 años se mudó con su mujer a las Alpujarras “en busca de una nueva vida”, descubrió el “estímulo que supone un cambio de cultura en medio de nuestras vidas”, porque “el simple hecho de decir buenos días en vez de hi, good morning, es ya emocionante”, agregó. Otro aspecto que resaltó durante la conferencia, fue lo “maravilloso” que es vivir en el campo, rodeado de naturaleza, en comparación con lo que supone vivir en la ciudad. “Cada mañana bajo con mi perro al valle donde se unen los ríos Trevélez, Poqueira y Cádiar, y observo el agua de uno de los ríos juntarse con la de otro… Y pensaréis, ¿por qué no consigue este hombre una vida de verdad? Múdate a la ciudad y ve a algún bar”, bromeaba.

Firma 4

LO QUE QUEDA TRAS LA MÚSICA

Respecto a sus días de “rock star”, comentó que fue una época muy corta que empezó en 1967 y que acabó con el despegue de Génesis, cuando “el manager del grupo nos dijo que para que éste siguiera adelante, era necesario que continuaran sin mí”. No tiene ningún reparo en comentar que no era un buen batería y que debían prescindir de él si querían tener éxito. A día de hoy está aprendiendo a tocar la guitarra flamenca pero afirma haberse olvidado de la batería.

Actualmente, Stewart se dedica a escribir libros sobre su vida en Órgiva, en un cortijo llamado “El Valero”, donde vive con su mujer, Ana, y su hija, Chloë. Como él mismo comenta en su web (entrelimon.es), “debería gustarme escribir novelas, imaginar personajes, situaciones e historias… Pero esto es muy difícil de llevar a cabo, así que creo que tendré que ceñirme a lo que surge de manera natural y escribir sobre mí, mi familia y las cosas que nos ocurren”.

Otros libros del autor son El loro en el limonero (2007), Tres maneras de volcar un barco (2010), Los almendros en flor (2011), y su último libro, que aún no se encuentra a la venta, Last days of the bus club (2014), que saldrá en primer lugar a la venta en la lengua materna del escritor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *