Martes, 28 Marzo, 2017

Cena de San Valentín: qué evitar para salir airoso/a un año más

Un año más de cena, ¿aes?. ¡Maldita sea! siempre te pasa algo y acabas pidiendo clemencia para que tu pareja no te asesine con la mirada. Veamos que falla...

@cupu_ugr


image_print

Introducimos la situación siguiente: Un/a granaíno/a que, pensando en el año anterior, se echa las manos a la cabeza y se tira de los pelos para ver qué preparar para la cena del año. La gran prueba de amor. El triatlón de la relación. El desafío del año…

– ¡Mecagonlamah!, mañana por la noche le voy a preparar a mi pájara (o a tu pájaro) la cena de San Valentín y lo voy a dejar tó niquelao, ¡se va a enterar!Espero que este año salga la cosa mejor porque, como pase como el anterior, me va a dejar to ehnoclao/á der viahe detrás de las orejas que me va a meteh.

Pues bien, ¿has pensado en dónde está el fallo? ¿Cuál es el defecto o cómo arreglarlo? La cosa es que nuestras parejas nos dedican el mayor de los odios sin aportarnos un triste consejo. Qué lastimica nosotros, con el regomello ahí metío to el año…

(Y ahora llega el momento en el que muchos de nosotros/as realizamos ESE acto desesperado, al que no acudimos nunca excepto cuando perdemos las llaves del coche y la casa, el cargador del móvil o no encontramos a nuestra madre para que nos eche una mano: nos pegamos una panzá de REZAR).

Aun así, viendo que no da resultado la cosa, nos ponemos manos a la obra, así que ¿quieres que en la cena de San Valentín tó te salga estupendo y que no te dé fatiga nunca más mirarle a la cara a tu novio/a? Pues venga, ¡presta atención para queno te pegues la pechá de trabajar pa na’!

1. ESCOGE BIEN EL SITIO.

Hay gente que parece que está ehnortá. Nunca lleves a tu pareja a un sitio así o escoge un lugar íntimo. Pero no tan íntimo. Bueno, tu ya sabes lo que quiero decir, ¿verdad?

In+russia_b4ad2f_5501317

 

2. CUIDA TU VESTUARIO.

Si quieres que todo esté en consonancia, deberías cuidar tu vestimenta, no vayamos a pollillah… Y “conti coneso”lo mismo ni te salvas del fuego eterno. Más claro aún, no hace falta que te disfraces para compensar cualquier fallo. Te lo pide por favor, firmado: tu pareja (que dice que te quiere igual… pero, disfrazado/a, una mititilla menos).

GIF
3. ATENTO/A A LA DIFICULTAD Y SABORES DEL MENÚ.

Entendemos que seas reacio/a a las modernuras que se destilan por algunos restaurantes de postín PERO tienes que arriesgarte, ¡no es una noche cualquiera! Piensa que vas a tener que comértelo y te gusta lo rico, por lo tanto… ¡equilibrio! No malgastes el tiempo en cosas muy complicadas y sigue las indicaciones siempre. Menos es más. ¡Más vale algo rico y sencillo, que veneno y tantas folletáh ni leches…! ¿a que sí?. Si no, siempre puedo echarte un cable 😉

giphy (1)
4. ATENTO/A AL ORDEN MIENTRAS COCINAS.

Yo no se cómo nos apañamos, que al final la cocina parece la Capilla Sixtina. Todo son pegotes de comida, grasa y cacharros sucios. Ahorra recipientes o prepárate para dejarte las uñas en el fregadero… 

giphy (2)
5. PRECAUCIÓN CON LA PREPARACIÓN DE LA RECETA.

Sabes que no puedes calcar lo mihmitico que hacen en la tele… aun así, oye, no hagas nada raro. Aquí tienes unos cuantos ejemplos de lo que NO debes acabar teniendo en la mesa, si es que puedes evitarlo. Y atención:
 Si no eres muy diestro en la cocina.
 O si las recetas te salen como si te hubieran dao antes un latigazo con un cable pelao…

Pídele ayuda a alguien. Seguro tienes a algún amiguillo cocinillas. Lo agradecerás. ¿Tu vida amorosa? También.

giphy (3)
6. SE GENEROSO/A A LA HORA DE REPARTIR.

Hay mucho enmallao, lo sabes. Y bueno, lo mismo hasta te ha salido algo “rico-riquitaun”, esperemos que sí para el éxito de esta misión pero… ¡No seas ansias! Hay que ser buen señorito y buena señorita en la mesa aunque tengas confianza cochina con tu pareja.

giphy (4)

7. COME CON BUENOS MODALES.

¡Como si comieras delante de tu estrella de Hollywood! ¿A que te gustaría ver modales supinos en la persona que tienes delante? ¡Cuchi, si hasta parece que ha estudiao! Eso si, no seas finolis y tampoco te insinúes con la comida en exceso (o al menos controla qué tipo de comida utilizas para flirtear, pillín/a).

giphy (5)

8. CUANDO SEA NECESARIO, INTENTA COMER CON LOS CUBIERTOS Y LIMPIARTE CON LA SERVILLETA.

¿Sabes ese momento en el que ves a la persona chuperreteándose los dedos como si fueran pirulos y que coge con la mano comida pringosa de más? Pues cuidadín. Si es que, en el fondo, hasta le da igual que te peas en la mesa delante suya pero no se lo pongas difícil (eso del querer) a la otra persona con esas manos llenas de mugrecilla como los vikingos cuando no sea estrictamente necesario.

giphy (6)

9. NO TE PASES CON EL ALCOHOL.

Estás en pareja, no pasa nada si estáis una mihilla tajaos, pero si quieres pasar una velada agradable, disfrutar en el camastro del amor y que la libido no esté bajo mínimos (hacer el amor o refregarse un rato bajo los efectos del alcohol es, cuanto menos, difícil para llegar a que las bolillas de los ojos se te vuelquen pa’tras. No se si me explico…) no deberías pasarte con las copas. Y de todas formas, no querrás hacer folletás sin control delante de tu enamorado/a, ¿no? Que mira que la malafollá granaína te baja los humos mu rápido, eh… jajaja

giphy (7)

10. DISFRUTA.

Mira, ¿sabes que te digo? Que puede que los puntos anteriores importen pero lo esencial es que disfrutes cocinando, te rías e intentes mejorar cada año más. No hay nada imposible, pero, si algo sale mal, siempre puedes llevar a tu choteo al mirador de San Nicolás. Seguramente te dé una oportunidad, para que intentes una nueva cena de San Valentín, el año que viene… 😉

Mirador San Nicolás

 

Un artículo de Cocina de Urgencia para Universitarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *