Sábado, 29 Julio, 2017

            

Cena de empresa: 10 consejos para triunfar y sobrevivir

Trucos para sobrevivir a una cena de empresa

cena | empresa
Cena de empresa


image_print

El final de año es la época preferida de las empresas para reunir a todos sus trabajadores en una gran cena o comida de Navidad. Una celebración que, como muchas, suele mezclar el comer con el beber, lo que hace que todo el conjunto influya en nuestro comportamiento.

Las cenas de empresa tienen la fama de ser temidas por muchos por no saber qué ponerse, qué decir o cómo actuar. Un comportamiento dentro de lo normal, teniendo en cuenta que se pasa de estar en un ambiente de trabajo con los compañeros durante todo un año, a estar en un ambiente festivo y distendido, donde circula la comida y la bebida a partes iguales y donde no estamos con amigos ni familiares.

Si bien es cierto que el cambio de ambiente es notable, no tiene por qué ser negativo. Las cenas de empresa son un buen momento para conocer gente con la que, normalmente, no coincidimos, entablar conversación con algún compañero que acabe de llegar y por qué no, divertirse con los compañeros con los que mejor nos llevemos.

Eso sí, como todo, hay que hacer las cosas con cautela y el éxito estará asegurado. Atentos a estos 10 consejos, que aunque obvios, nunca están de más para recordar:

1. Acudir o no acudir

Aquí aunque te den la opción, no hay elección. No acudir a este tipo de eventos suele ser más comentado que acudir y meter la pata con algo nimio.

2. Cómo vestirse

carrie-bradshaw

Es una cena de empresa. Es decir, no es una fiesta ni una reunión de trabajo, sino un momento para tratar de manera distendida con los compañeros de trabajo y los jefes. En cuanto a la vestimenta, siempre es mejor quedarse corto que pasarse. Elije algo discreto, nada que llame mucho la atención por exuberante ni por recatado.

3. Ser puntual y no irse el último

La puntualidad es algo que se tiene en cuenta hasta a la hora de llegar pronto a este tipo de reuniones. Se previsor y acude en transporte público en lugar de con coche, por evitar posibles problemas de aparcamiento.

Del mismo modo, no seas el último en irte. Sobre todo si al día siguiente madrugas para trabajar.

4. Qué decir y cómo comportarse

No existe un manual de qué decir en una cena de empresa. Siempre dependerá de cada uno. Lo más importante es mantenerse relajado pero con la mente atenta. Siéntate con aquellas personas con las que mejor te llevas pero no te cierres a poder entablar conversación con otros compañeros. Al fin y al cabo son personas que tienen sus vidas, sus aficiones…

5. Evita los corrillos

Nunca vayas a crear corrillos por criticar a alguien y tampoco pretendas ser el centro de todas las conversaciones. Como siempre, todo en su justa medida.

6. Nada de religión ni política

Como en las comidas familiares, los temas que puedan generar controversia como religión o política, no son recomendados en este tipo de reuniones. Cada uno es libre de comulgar con todo aquello en lo que crea, pero es mejor reservarlo para otra ocasión que no sea en una cena.

7. El alcohol

cenas-empresas

Al igual que ir o no ir, beber es otra gran cuestión. Nadie obliga a beber a nadie, pero si es cierto que no hacerlo puede resultar extraño, tan extraño como pasarse con el alcohol. A no ser, claro está, que no puedas hacerlo por algún motivo de salud, por estar embarazada o porque no te guste lo que sirvan, en este caso deja que te sirvan el vaso o la copa con lo que haya y mójate los labios aunque sea.

8. La comida

cena-empresa-2

Además de comportamientos básicos en la mesa, es bueno recordar que no debemos quejarnos de la comida a la que nos están invitando y hacer el esfuerzo por probarlo todo. Para evitar confusiones, recordad que la bebida siempre va a nuestra derecha y el pan a nuestra izquierda.

9. El factor ligue
cena-empresa-1
Este tema es mejor tratarlo en otro lugar. Una cena de empresa, como hemos dicho, no es un buen lugar para hacer corrillos y aislarse. El tema de flirtear en este tipo de cenas provoca precisamente eso y nunca es lo mismo ‘liarse’ con un compañero de trabajo que con alguien con quien no coincidiremos todos los días.

10. Ir con o sin pareja

A no ser que te indiquen lo contrario, lo mejor para una cena de empresa es acudir en solitario. Ten en cuenta que son tus compañeros de trabajo y que es una reunión de empresa, por lo que traer a la pareja no es lo más apropiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *