Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

CCOO lamenta que comience un nuevo curso sin solucionar la precariedad laboral de las monitoras escolares

El sindicato exige que estos puestos de trabajo se normalicen a jornada y año completo

Imagen ilustrativa
Gabinete


image_print

Arranca un nuevo curso escolar en Andalucía y la Administración sigue cometiendo los mismos errores. La Consejería de Educación permite que en sus centros de Educación Infantil y Primaria trabaje el colectivo de monitoras y monitores escolares con contratos precarios.

En los centros docentes públicos de Granada, a fecha de hoy, trabajan 73 monitoras y monitores escolares con contratos a tiempo parcial con jornadas de 8, 12, 16 , 20 o 24 horas semanales. Además, de estos puestos 61 son discontinuos, despidiéndolas al finalizar el curso el 23 de junio y las vuelven a contratar el 10 de septiembre.

Para CCOO, la situación laboral desfavorable y desigual de este colectivo es una situación que urge solucionar, pues, además, para los centros supone un problema organizativo ya que este personal del sector público, tiene que disfrutar sus vacaciones durante los periodos lectivos del curso escolar, lo cual trastoca la gestión que se lleva a cabo en los colegios. Incluso se ven afectadas las propias Delegaciones Territoriales de Educación dada la burocracia añadida que supone cada final e inicio de curso gestionar los ceses, certificados de empresa o las altas y bajas en Seguridad Social, entre otros.

El sindicato denuncia la precariedad laboral que afecta a este colectivo, altamente feminizado, que viene sucediéndose desde 2014. Ante esta situación, CCOO exige la conversión de estos mini empleos en contratos a tiempo total y año completo.

Ante lo descrito, la Secretaria General  de Enseñanza de CCOO de Granada, Mercedes Isabel González lamenta que estas trabajadoras sufran una realidad laboral injusta ya que en los centros escolares existen cargas de trabajo suficientes para que su jornada de trabajo sea normalizada a jornada y año completos e igual que el resto de monitoras y monitores escolares que trabajan para la Delegación de Granada.

Para Mercedes González es lamentable que la propia Delegación sea cómplice de contribuir al aumento de las listas del paro y consentir contratos de 8 horas semanales en vez de contribuir al empleo de calidad en la educación pública andaluza por la que tanto abogan. Tirando de hemeroteca, Mercedes González recuerda que la propia Presidenta afirmó ”el pasado 20 de abril en el Parlamento de Andalucía que la principal preocupación de su Gobierno es el empleo y que éste sea de calidad”. Según estas palabras la responsable sindical indica que “a la Junta de Andalucía se le ofrece estos momentos una oportunidad excelente para demostrar que efectivamente está contra el empleo precario, transformando estos puestos en empleo público de calidad”.

El sindicato afirma que si el Gobierno Andaluz hace caso omiso de esta situación; penosa para el colectivo, de discriminación entre centros y engorrosa para la propia administración, se emprenderán diferentes acciones ante la autoridad laboral, judicial. “Es lamentable comenzar un nuevo curso en esta situación y por eso, nos oirán con la protesta en la calle, redes sociales e incluso plantear una huelga, esta situación se debe regularizar por el bien de las trabajadoras y trabajadores, por la estabilidad del empleo público, por el servicio a la ciudadanía y por la educación pública de calidad”,  finaliza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *