Jueves, 18 de Octubre de 2018

            

Cáritas Granada ayudó a más de 7.600 personas en condiciones de gran vulnerabilidad

Los Programas de Personas Sin Hogar y Adicciones acompañaron en 2017 a 700 personas sin hogar con una inversión de un millón de euros

Reparto de alimentos a cargo de Cáritas Granada | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Memoria de Cáritas ha sido presentada en el Centro Cultural Nuevo Inicio. En ella, se recoge la intensa labor realizada en 2017, a través de una amplia batería de programas de acción social, que construyó oportunidades y procesos para más de 7.600 personas, con un impacto de 21.800 beneficiarios.

Todo esto ha sido posible gracias a la generosidad de 2.000 socios, 2.600 donantes y 80 Empresas colaboradoras, que han confiado en Cáritas para desarrollar su responsabilidad social con los más desfavorecidos. La memoria en sí, es una demostración palpable del mensaje de la campaña, donde cada cifra refleja el compromiso de las 1.800 personas que trabajan en Cáritas, de las cuales el 91% son voluntarios y el 9% personal contratado, en su mayoría de los centros socio sanitarios.

El papel insustituible del voluntariado, conforma junto con los socios y los donantes, los pilares incondicionales de Cáritas. Cabe destacar que el 67% de los recursos proceden de aportaciones privadas. Junto a la financiación pública suman un total de 6 millones y medio de euros desglosados en cinco grandes apartados sociales: Acogida y Atención primaria, Empleo y Economía social, Mayores y Discapacitados, Proyectos Educativos, Programa de Personas Sin Hogar y Programa de Adicciones.

El 67% de los recursos proceden de aportaciones privadas

El papel insustituible del voluntariado, conforma junto con los socios y los donantes, los pilares incondicionales de Cáritas. Cabe destacar que el 67% de los recursos proceden de aportaciones privadas. Junto a la financiación pública suman un total de 6 millones y medio de euros desglosados en cinco grandes apartados sociales: Acogida y Atención primaria, Empleo y Economía social, Mayores y Discapacitados, Proyectos Educativos, Programa de Personas Sin Hogar y Programa de Adicciones.

Crece la demanda de ayudas a vivienda

El Programa de Acogida y Atención Primaria de Cáritas, integrada por un centenar de Cáritas Parroquiales, garantizó los derechos básicos en alimentación, vivienda, sanidad y educación a cerca de 5.000 personas con una inversión que supera el millón de euros. Un total de 39.000 respuestas, un 10% más con respecto a 2016, para sufragar gastos en alimentación, ropa y productos de higiene (21.000 atenciones), educación, becas, material escolar, comedores y transporte (600 atenciones), y en salud, medicación, material ortopédico, gafas, audífonos o tratamientos dentales entre otros (1.000 atenciones). Las atenciones muestran el número de veces que una persona acude a Cáritas en busca de ayuda.

Cabe destacar el incremento del 75% en las ayudas a vivienda para sufragar los gastos de alquileres, hipotecas y suministros (3.600 demandas). Un síntoma de la “pobreza energética” que refleja las serias dificultades que tienen las familias para afrontar los gastos básicos del hogar. En este sentido, el análisis de la realidad social del Programa de Acogida y Atención primaria, confirma las tendencias de los últimos años y apunta a un refuerzo en el apoyo que requieren los hogares para resolver situaciones cada vez más complejas, intensas y crónicas.

400 personas en riesgo de exclusión han encontrado trabajo gracias a los programas de Empleo y Economía Social

Junto a ésta intensa labor asistencial y más allá de la prestación de ayuda de emergencia, Cáritas apuesta por la capacitación de las personas como vía de inclusión e integración social, de modo que puedan cubrir sus necesidades de manera autónoma y estable en el tiempo. Con una partida cercana al millón de euros los Programas de Empleo y Economía social, acompañaron en 2017 a 1.300 personas, de las cuales 400 han encontrado trabajo y 150 han recibido formación en agricultura y en puestos demandados en empresas colaboradoras.

Por su parte los proyectos de Economía Social como Las tiendas de ropa “La Mar de Cosas” y los Talleres de inclusión, formaron en 2017 a medio centenar de participantes en comercio y artes gráficas. Actividades que generan a su vez beneficios que Cáritas reinvierte en sus propios programas. Tal y como señaló Javier de Benavides en su discurso, “las personas a las que acompañamos y ayudamos se convierten a su vez en generadores de nuevos recursos para Cáritas”.

Otro de los grandes capítulos en el conjunto de recursos son los programas de Mayores y Discapacitados, a los que se destinaron en 2017 más de 3 millones de euros y han garantizado la atención y el cuidado de 700 personas dependientes a través de sus centros socio sanitarios, servicios de ayuda a domicilio y el catering social.

Dentro del conjunto de acciones de lucha contra la pobreza, cabe subrayar los Programas de desarrollo comunitario y los Proyectos educativos de Familia, Infancia y juventud, Mujer, Comunidad Gitana o Inmigración, en los que se invirtieron medio millón de euros y participaron 1.000 personas.

Así mismo, los Programas de Personas Sin Hogar y Adicciones, que gestiona la Fundación Casas Diocesanas de Acogida con la colaboración de Cáritas, acompañaron en 2017 a 700 personas sin hogar con una inversión de un millón de euros. Gracias a los cuales, 130 personas que vivían en la calle iniciaron procesos de recuperación, 40 comenzaron una nueva vida autónoma y otros tantos lograron el alta terapéutica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.