Lunes, 23 enero, 2017

Bruselas recomienda a España liberalizar el tren para reducir precio de los billetes y mejorar servicios

El Ejecutivo comunitario constata en un informe publicado este jueves que los precios son más bajos donde existe competencia entre operadores, incluido en el caso del tren de alta velocidad.



image_print

La Comisión Europea ha recomendado este jueves a los Gobiernos que no ha liberalizado el sector ferroviario plenamente como el español abrir la competencia en el mismo como forma de reducir costes de los billetes y mejorar la calidad del servicio.

A modo de ejemplo destaca en su informe que “los precios en la ruta entre Roma y Milán, donde compiten dos operadores ferroviarios, son entre el 25% hasta el 40% más bajaros que la de Madrid-Barcelona, que todavía no está abierta a la competencia”.

Además, las frecuencias de la ruta italiana son el doble, lo que muestra en su opinión una correlación positiva entre frecuencia y libre competencia, algo que se da sobre todo en las líneas de alta velocidad y de larga distancia.

El tráfico ferroviario de pasajeros internacional en España ha caído un 24% entre 2010 y 2012, porcentaje que nos sitúa como el quinto país de la UE donde más ha caído.

El tráfico sólo ha caído más en Irlanda (78%), Croacia (75%), Rumanía (66%) y Bulgaria (50%), según datos del informe.

El Ejecutivo comunitario considera que estos datos “podrían ser una señal de que los servicios de trenes convencionales públicos subsidiados que operan en distancias muy largas, no son competitivos” en comparación con otras opciones, como los vuelos de bajo coste.

En cambio, el país donde más ha crecido el tráfico de pasajeros internacional entre 2010 y 2012 el tráfico ferroviario internacional de pasajeros es Finlandia, con más de un 40%. República Checa y Lituania experimentan un crecimiento de más del 30% y se sitúan también a la cabeza.

En el caso del tráfico ferroviario doméstico, en España apenas ha crecido entre 2010 y 2012, según los datos del informe.

Dinamarca y Lituania son los países donde más ha crecido, con aumentos superiores al 10% en ambos casos. También ha crecido en Luxemburgo, Reino Unido, República Checa, Austria, Eslovaquia, Bélgica, Francia y Alemania.

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Transportes, Siim Kallas, ha defendido la necesidad también de que los Estados miembros “abran los mercados interurbanos domésticos y generalicen los concursos para contratos de servicios públicos”, tal y como se propone en el cuarto paquete ferroviario.

El informe pone de relieve que el sector todavía depende fuertemente de las ayudas públicas, en concreto, unos 36.000 millones de euros en 2012, casi lo mismo que sus ingresos por ventas.

Por lo que se refiere al transporte de mercancías, España es el cuarto país de la UE donde más cayó, un 54%, entre 1995 y 2011, aunque es cierto que aumentó entre 2007 y 2011, sin llegar al 10%.

El tráfico ferroviario de mercancías sólo cayó menos en Irlanda, Luxemburgo y Polonia entre 1995 y 2011, mientras que registró el mayor crecimiento en Países Bajos (76%), Dinamarca (71%) y Reino Unido (66%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *