Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

Atraca a una feligresa y sustrae la recaudación del cepillo de una parroquia de Granada

El hombre, de 53 años y origen belga, ha sido detenido y puesto a disposición judicial

Coche de Policía Nacional
Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un hombre, de 53 años, de origen belga, con antecedentes policiales anteriores a los hechos, al que se le atribuye la presunta autoría de los robos perpetrados en una parroquia de la zona sur de la capital, en la que forzó los cepillos destinados a la recaudación de limosna, provocando unos daños valorados en 2.000 euros y del robo a una feligresa a la intimidó con un cuchillo que puso en su cuello  llevándose la cartera.

Los hechos se desencadenaron el pasado martes, cuando recibieron una llamada telefónica a la sala del 091 solicitando una dotación policial, ya que al parecer habían reconocido a un individuo que hacía unos meses les atracó y robó en la parroquia y que había vuelto a la misma teniendo que esconderse en un lugar seguro y solicitar ayuda.

Personados de inmediato los agentes en el lugar, se entrevistaron con los requirentes, los cuales les relataron que hace unos meses el mismo individuo fue sorprendido forzando el cepillo de limosnas de la parroquia, sustrayendo la recaudación y causando daños valorados en unos 2.000 euros, volviendo días después para amenazar con un cuchillo que puso en el cuello a una feligresa adentrándose hasta la sacristía donde pidió dinero, marchándose finalmente con el monedero de la misma.

LOS POLICÍAS LE LOCALIZARON EN LAS CERCANÍAS

Los agentes, tras conocer los hechos, establecieron un dispositivo de búsqueda del individuo por las zonas colindantes a la parroquia, localizando al individuo en una plaza cercana. Tras realizar ciertas comprobaciones, procedieron a la detención del mismo, trasladándolo a las dependencias policiales.

La detención la realizaron agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Granada.

El detenido fue puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *