Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Asociación Andaluza de Barrios Ignorados: “en la zona norte hace falta un plan integral que junte a todas las administraciones”

Vecinos de diferentes asociaciones y plataformas de la zona norte analizan la situación de sus barrios y las posibles soluciones que les hagan salir de ese "olvido" que vienen denunciando desde hace años.

Diego Castillo, Isabel Salinas y Paz Cibantos, activistas de la zona norte | Foto: J.M


image_print

Problemas de integración social y con el resto de la ciudad, elevadas -más aún- tasas de paro, dificultades para obtener con normalidad algunos servicios básicos, tasas de fracaso escolar superiores a la media… son algunos de los problemas que los vecinos de la zona norte de Granada identifican en sus barrios. Y la situación no es exclusiva de la capital granadina. En las ocho capitales de provincia de Andalucía existen diferentes barrios que aúnan este tipo de deficiencias, las que parecen no querer ver las administraciones. Es lo que denuncia Isabel Salinas, delegada de la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados quien, junto con Paz Cibantos, de la Plataforma Zona Norte y Diego Castillo, de la Asociación de Parados de la Zona Norte, ofrecen en esta charla un análisis no ya del estado actual de su distrito, sino de las soluciones necesarias, que pasan por una mayor implicación de todas las administraciones. Porque se ha hace raro concebir todo un distrito ignorado por sus responsables políticos… por ahí comienza esta entrevista.

Lo primero que llama la atención es el nombre de su asociación y el adjetivo de ignorados… ¿Cómo se puede ignorar a todo un barrio?

Isabel Salinas: Nos sentimos realmente ignorados por las instituciones. El barrio está dejado de la mano de Dios y no hay manera de que aquí se metan y cuando lo hacen, es a las bravas. Es el sentir que tenemos, por eso dijimos de hacer una asociación a nivel de Andalucía porque nos dábamos cuenta de que en todas las provincias pasaba lo mismo. Hicimos una reunión en Granada y convocamos a toda Andalucía en una especie de congreso y a raíz de ahí surge la asociación.

Asociación Andaluza de Barrios Ignorados, ¿a qué se dedican?

Isabel Salinas: Hemos hecho actos concretos en el Parlamento andaluz, hemos sacado adelante la campaña ‘Rescatemos a las personas’…

Diego Castillo: Básicamente nos hemos puestos de acuerdo en la lucha por dignificar barrios como este. Cuando se creó la asociación el principal objetivo era aunar fuerzas para conseguir un objetivo común, que es dignificar.

Paz Cibantos: Es una actividad de denuncia y reivindicación. También compartimos experiencias de las distintas provincias.

Isabel Salinas: Hemos hecho un estudio sobre fracaso escolar que indica que los niños del barrio, cuando llegan a los 14 ó 15 años, algunos o muchos, por desgracia, fracasan en el colegio. El estudio se lo presentamos a la Junta de Andalucía y no quiere reconocerlo.

Nos sentimos realmente ignorados por las instituciones

¿Y el Ayuntamiento de Granada?

I.S: No quiere ni vernos. Desde que estamos con la Asociación todavía no nos ha recibido.

¿De cuántos años hablamos?

I.S: Desde 2008.

¿Ni siquiera han hablado con la ‘alcaldesa’ del distrito, Telesfora Ruiz?

D.C: Sí hemos hablado pero siempre dentro del marco de la Junta de Distrito, que es el ámbito en el que ella le corresponde venir al barrio. A nosotros no nos han recibido en el Ayuntamiento nunca.

A nosotros no nos han recibido en el Ayuntamiento nunca

¿Cuáles son esos barrios ignorados de la ciudad de Granada?

I.S: Toda la zona norte: Cartuja, La Paz, Almanjáyar, Molino Nuevo.

D.C: Y en Granada también existe otro que es Santa Adela, en el Zaidín. Esos serían los focos de exclusión.

centro cívico norte¿Cuáles son las principales razones por las que se sienten ignorados?

P.C: estamos hablando de barrios en los que se concentra un 70% de desempleo. El fracaso escolar ronda el 60% ó 70% en esta zona. Hablamos también de una tasa de mortalidad más alta que en el resto de la provincia… Déficit de conexión con el resto de la ciudad incluso con barreras físicas.

I.S: Cuando hicieron la remodelación de los autobuses lo que querían era dejarnos encerrados. Hemos estado más de un año con una campaña hasta que hemos podido conseguir que entren autobuses en el barrio y se queden los que había antes. Lo hemos conseguido a fuerza de pelear mucho.

Uno de los estigmas que acompañan históricamente al distrito norte es el tema de la seguridad. ¿Ha mejorado?

P.C: Quizás ese es otro de los problemas, la estigmatización del barrio. El hecho de que a Isabel no le entren a repartir las compañías…

D.C: ahí se escudan muchas empresas y muchas administraciones para no hacer un servicio digno al barrio. Si quieres recibir un paquete te tienes que desplazar a buscarlo, cuando tú pagas porque te lo entreguen en tu casa. Todo este tipo de historias son pequeñas pero entran en el estigma del barrio.

P.C: sí es cierto que también hay cierta permisividad que no se da en otras zonas.

D.C: aquí se normaliza lo que en otro sitio no: que un niño de cuatro o cinco años puede llevar un quad…

I.S: Aquí hay gente que tiene pisos enteros de la Junta para ellos y se los arrendan a otra gente de fuera: gente de color, magrebíes… y no son de ellos. Todo eso se permite, se permite que se vaya la luz…

Hay cierta permisividad que no se da en otras zonas 

Menciona el tema de los cortes de luz. ¿Cómo se ha resuelto?

I.S: Anoche no hubo luz en La Paz.

D.C: el tema es complejo. Hay tres partes distintas de un mismo problema: está la gente que está cumpliendo con sus contratos y no recibe un servicio digno; está la gente que dentro de ese 70% de paro no puede pagar y Endesa asume ese gasto y existe la gente que está haciendo un uso fraudulento de la luz. El barrio está sufriendo una serie de cortes que se van normalizando por unos lados, se empeoran por otros… también es debido a que en este barrio desde hace 40 años no se ha hecho una remodelación de las instalaciones de luz. Eso no se ve en otro sitio.

P.C: también es cierto que ha habido muchas movilizaciones y después sí se están haciendo actuaciones, pero el problema todavía no está resuelto.

I.S: las administraciones no tienen interés en que esto se arregle y entonces ponen parches. La zona norte la dan por perdida. Eso es lo que nosotros percibimos.

Si las administraciones no se interesan por su situación, ¿quién lo hace?

I.S: aquí hay partidos políticos que se interesan, pero como no tienen fuerza…

D.C: sí es verdad que existe un movimiento no sólo por parte de los ciudadanos, también de algunos partidos. Sí existe una preocupación por parte de la gente de que esta realidad cambie, el problema lo encontramos a la hora de ver cumplidas las promesas que se hacen. Aquí los cambios los hace la fuerza del pueblo.

P.C: la forma de gestionar las políticas sociales es lo que nos parece que está fracasando. No se puede decir que no se hayan ocupado del barrio, se ha invertido dinero, pero la manera en que ese dinero se ha gestionado a través de ‘proyectitos’ que no llegan a nada…

D.C: históricamente sí se han invertido dineros en la zona norte pero si tú quieres cambiar un barrio, tienes que contar con gente del barrio. Aquí no se ha preocupado nadie de formar a gente del barrio para que verdaderamente se preocupe por su barrio. Aquí existen muchas ONG y asociaciones que son del barrio pero que no las gestiona gente de aquí. Nosotros reivindicamos nuestra autonomía.

La zona norte la dan por perdida

Al final la construcción del barrio pasa por sus propios vecinos…

P.C: siempre y cuando se permita y se fomente que haya una buena formación, preparación…

D.C: eso lo tienen que poner las administraciones, no los vecinos.

I.S: se ha deteriorado tanto el barrio que la gente ya no se cree nada de lo que dicen que van a hacer. Aquí se está permitiendo que la gente viva de la caridad, pero no se les ha hecho que sean responsables de su vida. Nuestro lema a nivel de Andalucía es: “rescatemos a las personas” y que sea delito dejar a una familia sin recursos. Y el problema es el clientelismo.

D.C: hay que tratar de buscar fórmulas, por ejemplo: somos partidarios de que se establezca la Renta Básica. Con eso la gente no tendría necesidad de ir a ningún lado a pedir de comer, eso destruye a las personas. Sería una de las fórmulas para acabar con la exclusión. Nosotros entendemos que somos los trasteros de las ciudades, se necesita que haya barrios como este donde se eche lo que no se quiere en el resto de la ciudad.

La forma de gestionar las políticas sociales es lo que nos parece que está fracasando

¿Es el caso de Granada diferente?

I.S: es el mismo. Cada año tenemos un congreso de todas las delegaciones y terminamos en lo mismo.

D.C: Luego hasta las ayudas son calcadas: no llegan con efectividad, no llegan a todo el mundo, llegan a unos determinados sectores a los que interesa que lleguen… Cuando tú haces un plan y das una ayuda y luego pide a los menores de 27 años ciertos estudios, estás eliminado a todos los de esta zona. Es mentira, no son ayudas a gente en riesgo de exclusión social. No nos hacen caso… en la Junta de Andalucía nos han recibido desde vicepresidencia. Está bien hablar con Diego Valderas pero nosotros pedíamos hablar con presidencia. Susana Díaz no ha querido ni vernos. De hecho la última jugada es el plan energético: se iban a crear 400 puestos de trabajo, donde nos han mangoneado 2 millones y pico de euros… ese dinero se lo ha llevado Susana no sabemos dónde.

I.S: y si es el gobierno… apaga y vámonos.

P.C: Hace falta un plan integral que junte a todas las administraciones. Es seguridad, es empleo, es sanidad, es educación… es todo.

I.S: conseguimos que se reunieran todas las partes de la administración a través de sus técnicos, tuvimos unas cuantas reuniones y aquello terminó como el Rosario de la Aurora. Aquello era una vergüenza. Tuvimos que dejarlo porque no había manera.

Se necesita que haya barrios como este donde se eche lo que no se quiere en el resto de la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *