Jueves, 30 Marzo, 2017

El Granada pone la directa hacia la salvación

Los rojiblancos derrotan por 1-0 al Elche gracias a un tanto de Brahimi y enfilan el objetivo de la permanencia

Manuel Herrera @manuelherrerapr// Foto: Román Callejón @romancallejon


image_print

Después de lograr dos victorias y un empate en los últimos tres partidos, el futuro del Granada se ha llenado de luz. Los rojiblancos han vuelto a dar un paso de gigante hacia la salvación tras derrotar por un gol a cero a un combativo Elche en el Nuevo Los Cármenes. El equipo de Lucas Alcaraz ha aprovechado un error del rival para llevarse un partido anodino, con poco fútbol y carente de chispa, pero que ha servido para que los nazaríes se sitúen con 34 puntos: ocho más que el decimoctavo.

Durante muchas fases del encuentro, el Elche ha controlado el juego y ha roto el ritmo del Granada, pero se ha visto perjudicado por un fallo de Damián a la hora de sacar una falta y por la rapidez y la inspiración de El Arabi para aprovechar el error. El delantero marroquí recuperó el balón, se fue con un autopase del lateral ilicitano y cabalgó hacia la frontal antes de filtrar un pase hacia Brahimi, que resolvió con clase ante la salida de Manu Herrera.

La grada, entregada a los suyos, festejó el gol con rabia y con alivio, consciente de que una vez roto el cerrojo del Elche, la situación se iba a tornar mucho más cómoda para un Granada que no las tuvo todas consigo hasta el tanto del argelino. Antes, el duelo había estado equilibrado y había vivido en una situación de calma tensa que incomodó a los locales y dio alas a los de Fran Escribá.

En los minutos iniciales, la presión en todas las líneas del Elche frenó el ímpetu de los rojiblancos. Se esperaba una salida en tromba de los hombres de Alcaraz, pero el orden y el trabajo del conjunto franjiverde redujo esa arrancada a un pequeño dominio territorial poco fertil para la cosecha del gol. Recio tuvo la primera con un disparo desde fuera del área, pero el balón se marchó fuera, cerca del poste.

Tras esa acción aislada, Rivera comenzó a manejar los tiempos del partido, con Carlos Sánchez como escolta. El canterano del Real Madrid cogió el timón del Elche y provocó la desaparición del Granada, que no tuvo argumentos para responder al planteamiento de su rival y que, aunque no sufrió en exceso para mantener el empate, sí tuvo dificultades para acercarse al área franjiverde.

En esta situación, incómoda para el Granada y agradable para el Elche, los de Fran Escribá disfrutaron de posesiones largas e inertes mientras esperaban un error rojiblanco que no llegaba. De hecho, fue nuevamente Recio quien estuvo cerca de adelantar a los suyos, pero su chut, duro y medido, lamió el poste y se marchó fuera. Respondió Javi Márquez con una jugada individual, pero tampoco acertó, al igual que El Arabi, en la última antes del descanso.

Tras la reanudación, el partido siguió por los mismos derroteros. El Elche, empeñado en afear el juego, rompía el ritmo de un equipo rojiblanco que, con Fran Rico en el lugar de Iturra, tenía más dificultades para generar fútbol en la zona de peligro. Pelegrín pudo marcar de cabeza al discurrir por el 57 de encuentro, pero su remate iba a ser el preludio del tanto del Granada.

Apenas cuatro minutos después, Damián se resbaló al sacar una falta desde la medular, escorado a la parte derecha del ataque del Elche. El Arabi, muy atento, le robó la pelota, le desbordó con un autopase y esprintó con fuerza hasta la frontal, donde levantó la cabeza y le dio el balón a Brahimi. El argelino, en uno de sus partidos más oscuros, acertó donde no suele hacerlo, y definió de forma magistral ante el cancerbero ilicitano.

Tras el tanto, el Elche se hundió y apenas siete minutos después Sapunaru derribó con torpeza a El Arabi dentro del área. Hernández Hernández le mostró la segunda amarilla al rumano y señaló el punto de penalti, para algarabía de una afición ya para entonces totalmente entregada a los suyos.

Fran Rico disparó al poste y marró la ocasión de abrir la brecha, pero tampoco fue necesario. Los veinte minutos restantes fueron una constante de posesiones largas del Granada y de incapacidad del Elche, lastrado en exceso por su inferioridad numérica y por el marcador. Las ovaciones para El Arabi y para Ighalo pusieron el broche de oro a un partido que coloca a los de Alcaraz en la autopista hacia la salvación.

FICHA TÉCNICA:

Granada CF: Roberto; Nyom, Coeff, Murillo, Angulo; Fran Rico, Fatau (Buonanotte 60’), Recio; Brahimi, Riki (Foulquier 82’); El Arabi (Ighalo 89’).

Elche CF: Herrera; Damián, Pelegrín, Charlie, Sapunaru; Carlos Sánchez, Márquez, Carles Gil (Rodrigues 57’), Rivera, Del Moral (Fidel 73’); y Coro (Boakye 80’).

Goles: 1-0, min. 62: Brahimi culmina una gran jugada de El Arabi.

Árbitro: Dirigió la contienda el colegiado canario Hernández Hernández. Expulsó, por parte del Elche, a Sapunaru por doble amarilla (12’ y 70’) y amonestó, por parte del Granada, a Fran Rico (46’) y del lado del Elche a Carlos Sánchez (72’), Boakye (80’) y Fidel (85’).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga BBVA, disputado en el Nuevo Los Cármenes ante 18.312 espectadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *