Martes, 21 Agosto, 2018

            

Alcaraz, al rescate de su Granada por tercera vez

Su primera etapa al frente del Granada le llegó en 1995, en Segunda B, con tan solo 29 años. La segunda fue ya en Primera División, en el 2013

Lucas Alcaraz, durante su primer entrenamiento al frente del Granada en esta 3ª etapa | Foto: Pepe Villoslada / Granada CF
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Lucas Alcaraz es conocido de sobra en Granada y en el fútbol. Su tío jugó en los años 70 en la época del Granada ‘Matagigantes’. Y su abuelo materno se convirtió en un personaje mítico en la ciudad de la Alhambra. Él era José Manuel González, quien jugó 320 partidos en 13 temporadas en el Granada. Además, González formó parte del equipo que jugó por primera vez en la historia en Primera División, un 28 de septiembre de 1941. En este 2016 se han cumplido 75 años.

Esta será la tercera etapa al frente del club de su vida. Alcaraz siempre ha hecho gala de su granadinismo, el club de sus amores. Su deseo era que no le volviera a llamar, porque eso significaba que las cosas no irían bien. Pero él nunca podría decirle que no a su Granada, al que llega para rescatarlo por tercera vez.

Su primera etapa al frente del club le llegó en 1995, en Segunda División B, sustituyendo en el banquillo a ‘Crispi’. Alcaraz tenía tan solo 29 años y no desaprovechó la oportunidad. Logró encadenar una racha de 14 partidos invicto, con 12 triunfos y dos empates, que sirvieron al Granada para pasar de la decimosexta a la segunda posición de la clasificación, disputando la fase de ascenso a Segunda. Siguió en el club hasta febrero de 1998, cuando fue destituido tras 106 encuentros como técnico.

Casi 15 años después, y tras pasar por el Almería, Dos Hermanas, Recreativo de Huelva, Racing de Santander, Xerez, Real Murcia, Córdoba, Aris Salónica, Alcaraz volvió al Granada CF a finales de enero de 2013, relevando en el banquillo a Anquela (temporada 2012-2013), convirtiéndose en el primer entrenador granadino en entrenar al Granada CF en Primera División.

Logró la permanencia a falta de una jornada de que terminara el campeonato, ganándose la renovación. La temporada 2013-2014 fue la mejor del Granada desde la vuelta a la élite. La primera vuelta, el equipo acabó en mitad de tabla con muy buenas sensaciones. Sin embargo, en la segunda vuelta, con muchas lesiones y algunos problemas en el vestuario, el equipo se desinfló.

La permanencia se logró en la última jornada, en el feudo del Valladolid. El equipo consiguió ganar en Los Cármenes al FC Barcelona con un tanto de Brahimi, y la permanencia estaba prácticamente certificada. El equipo se dejó ir y llegó a la última jornada con posibilidades de descenso. A pesar de ello, aquel Granada de Alcaraz no ocupó ninguna jornada las posiciones de descenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.