Lunes, 10 de Diciembre de 2018

            

Albert Boadella sobre ‘El sermón del bufón’: “Es un enfrentamiento a mi propia tribu, a Cataluña”

El polifacético actor llega con esta obra al Palacio de Congresos de Granada el sábado 17 de noviembre, en la que mezcla la ironía y el sarcasmo

Albert Boadella en ‘El sermón del bufón’
José L. Moreno


image_print

Lo habrán visto más a menudo en telediarios y periódicos durante estos últimos años. Albert Boadella es el presidente de Tabarnia, ese ficticio territorio creado de forma satírica para luchar contra el separatismo catalán. Pero, Boadella tiene una larga experiencia en el lugar en el que se hace humor: el Teatro.

Este barcelonés fue director hasta 2012 de la compañía de teatro independiente Els Joglars. Recientemente Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert, Premio Alfonso Ussía en la categoría de Personajes del Año 2012, o “Premio Sociedad Civil” en 2014. Ahora, tras su dilatada carrera sobre los escenarios, Albert Boadella llega a Granada con ‘El sermón del bufón’, una obra en la que el polifacético actor mezcla la ironía y el sarcasmo en lo que es un desdoblamiento de su personalidad: Albert y Boadella. Ese soble yo que todos tenemos y que en algún momento de nuestras vidas nos causa una lucha interna. Todo ello sin dramas con el especial sentido del humor que le caracteriza. Antes de subirse a la palestra, del Palacio de Congresos de Granada el sábado 17 de noviembre con Spectae Producciones, atiende a GranadaDigital.

-Pregunta: ¿Qué se va a encontrar la gente que vaya a ver ‘El sermón del bufón’?

-Respuesta: Se va a encontrar con un actor en libertad. Se va a encontrar aspectos de mi vida, mis memorias, siempre contado e interpretado desde el sentido del humor. Para ilustrar las cosas que yo digo se van a proyectar escenas. Es el resumen de una vida enfrentada, muchas veces, a instituciones o comunidades desde el punto de vista político. Un enfrentamiento a mi propia tribu, a Cataluña.

-(P): ¿La obra le va a hacer pensar al público? 

-(R): Evidentemente hace pensar, para eso está el teatro. Pero, sobre todo, revivir cosas contadas directamente por su protagonista, con todos los detalles. Esto está contado con la fuerza que da la libertad.

“‘El sermón del bufón’ es el resumen de una vida enfrentada, muchas veces,

a instituciones o comunidades desde el punto de vista político”

-(P): ¿Cómo es eso de interpretarse a sí mismo?

-(R): Aquí hay dos personajes: el Boadella y el Albert. Que son las propias contradicciones. A veces el uno se pelea con el otro, aunque en ciertos momentos interpreto a otros personajes. Por ejemplo, la primera entrevista que tuve con Jordi Puyol, que yo la reproduzco haciendo de Puyol y de mí mismo. O una entrevista muy divertida, muy graciosa que le hice al Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela hace unos años. Por tanto, no es solo un discurso, es una teatralización de mis memorias.

-(P): ¿Todos tenemos una doble persona dentro de nosotros?

-(R): Todas las personas que no están muy cerca de los primates tienen esa doble personalidad. Los que están cerca del primate no, el primate no tiene contradicciones. Pero aquí no solo se dobla, una persona puede tener múltiples contradicciones en su vida. Esto no es que sea necesario, es que es casi higiénico para las propias personas. Si no, se convierte uno en fanático.

-(P): ¿Lo cuentas todo en ‘El sermón del bufón’, te sinceras con el público o hay cosas que en la vida no merece la pena contar?

-(R): Hombre, hay cosas que forman parte de mi intimidad y de las personas con las que vivo, mi mujer y mis hijos. Evidentemente yo no tengo ningún derecho a contarlas. Pero, en todo lo referente a mí, en principio, no tengo ningún problema en contar lo que pienso y lo que he hecho.

-(P): ¿Por qué un bufón?

-(R): En el año 2.000 puse título a mis memorias como ‘Memorias de un bufón’. El libro tuvo mucha difusión, casi diez ediciones, y yo le puse bufón en aquel momento porque los nacionalistas catalanes cuando querían insultarme me llamaban así. Yo pensé que lo que para ellos era un insulto, para mí era un elogio. Una profesión tan diga y útil como la de médico.

-(P): Boadella, eres uno de los fundadores de la conocida compañía teatral catalana ‘Els Joglars’, aunque últimamente tu mayor protagonismo ha estado como presidente de Tabarnia ¿También aparece Tabarnia en esas reflexiones?

-(R): En principio, Tabarnia es la continuación de un espíritu mío crítico y satírico. Tabarnia es una sátira sobre el propio nacionalismo. Es colocar un espejo frente a los nacionalistas y mostrarles su propio ridículo. Por lo tanto, es ese sentido, en la representación se hace alguna referencia.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.