Martes, 28 Marzo, 2017

ACH advierte de que la situación sigue siendo “bastante grave” en Ecuador tras el terremoto

Una de las principales necesidades en estos momentos es el "apoyo psicosocial" ya que los afectados siguen muy "tocados por lo sucedido"

Foto: E.P./LYS ARANGO/ACCIÓN CONTRA EL HAMBRE
E.P.


image_print

La situación en Ecuador tras el terremoto del 16 de marzo en Ecuador sigue siendo “bastante grave” debido a las pérdidas de vidas e infraestructuras provocadas y aún hay muchas necesidades que cubrir, ha alertado la coordinadora del equipo de emergencias de Acción contra el Hambre (ACH), Chiara Saccardi.

Según ha explicado en una entrevista a Europa Press, las réplicas registradas hace una semana han vuelto a “sembrar el miedo” entre los damnificados por el primer terremoto, que dejó más de 660 muertos. Algunas personas que habían permanecido cerca de sus casas tras el terremoto con vistas a la reconstrucción “han acudido ahora a los albergues porque sienten que allí estarán más seguras”, ha indicado.

“Hay muchas necesidades y mucha destrucción”, ha subrayado la responsable de ACH, advirtiendo de que, como suele ocurrir con este tipo de catástrofes, la “reconstrucción llevará mucho tiempo” y la ayuda a los afectados no acaba cuando termina la fase crítica de rescate unos días después del terremoto.

Sin embargo, en Ecuador “no hay una presencia masiva de las organizaciones internacionales”, ha lamentado. Aunque el Gobierno ecuatoriano “está muy implicado” en ofrecer asistencia a los damnificados -el presidente Rafael Correa se desplazó a la zona horas después de la tragedia y permaneció allí varios días-, carece de “la experiencia para responder a una emergencia de este tamaño”.

PRINCIPALES NECESIDADES

Según Saccardi, una de las principales necesidades en estos momentos es el “apoyo psicosocial” ya que los afectados siguen muy “tocados por lo sucedido y necesitan un apoyo adecuado para superar lo que han vivido y para motivarles y darles fuerza de cara a la reconstrucción”.

También hay necesidades importantes en materia de agua y saneamiento, puesto que además esta zona no contaba antes del seísmo con una cobertura total y en algunas partes había una “situación precaria”. Ahora, según la responsable de ACH, parte de los damnificados dependen de camiones de agua, una opción “muy cara y no sostenible”.

Por ello, ha precisado, Acción contra el Hambre está trabajando en esta materia con la instalación de depósitos para aprovisionar de agua a los albergues, en saneamiento con la instalación de letrinas, teniendo en cuenta el hacer el menor impacto posible al entorno local.

Para Saccardi también es prioritaria la “gestión de los escombros”, ya que aunque ya ha comenzado la retirada algunas localidades quedaron “arrasadas al 90 por ciento y llevará tiempo limpiar la zona cero y volver a construir”.

En este sentido, ha sostenido que es importante “activar los mecanismos económicos” y que la economía local se mueva para que los afectados tengan acceso a “dinero que les permita reconstruir y recuperar sus trabajos”, ya que muchos perdieron sus negocios y sus medios de vida con motivo del terremoto.

Saccardi ha lamentado que “la gente se ha olvidado inmediatamente de la situación en Ecuador” y que no hay financiación, ya que los gobiernos no han destinado los recursos que hacen falta para superar la tragedia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *