Viernes negro para el Granada CF (1-2)

El conjunto rojiblanco ha sumado su primera derrota como local esta noche, ante el Sporting de Gijón

Granada CF - Real Sporting Gijon
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22
0

No le ha salido nada caro al Sporting de Gijón llevarse los tres puntos de Los Cármenes. El conjunto asturiano aprovechó el frenesí de las rebajas para convertirse en el primer equipo que gana en el feudo granadino, y para ello le bastó una sola ocasión clara en la primera parte, llegada tras un rechace de la zaga nazarí, y un lanzamiento de falta desviado por un defensa en el descuento, para recuperar las malas costumbres autóctonas. El juego y el peligro, al menos la mayor parte de estos, los puso el Granada CF, que no supo meterle mano al cuadro sportinguista y que ha perdido por 1-2 un encuentro en el que fue mejor. Ramos empató en el 82′ el gol de Cofie en la primera parte, pero un tanto de Traver en el 93′ hizo buena la máxima de ‘entrenador nuevo, victoria segura’.

La Luna, llena en esta noche de ‘Black Friday’, se abrió paso entre las amenazantes nubes que encapotaron el cielo granadino durante todo el día, y se posó sobre Los Cármenes, quizá atraída por la expectación de volver a ver a este Granada CF, que continúa ilusionando a su afición, pese a todo. O tal vez fue el nombre del rival nazarí lo que captó su atención, pues no hace tanto que los duelos entre el conjunto rojiblanco y el Sporting eran una final por la permanencia en Primera.

Ahora ambos luchan por recuperar la categoría, aunque con notables diferencias, tanto en la clasificación como sobre el terreno de juego. En esta última parcela quedó justificada la desemejanza en la tabla, pues los de Diego Martínez fueron superiores a su rival durante todo el choque, pese a las dificultades que encontraron para ver puerta ante los pupilos del debutante José Alberto López, que han adquirido garra con su llegada.

Los rojiblancos salieron enchufados, desplegando un juego fluido y vertical que hacía presagiar una velada de gloria nazarí. Tanto fue así, que Ramos batió a Diego Mariño cuando solo habían transcurrido ocho minutos de partido, aunque su gol no subió al marcador porque se encontraba en fuera de juego. El que sí valió fue el del Sporting, que se adelantó en la única ocasión clara de la que dispuso en el primer acto. Cofie cazó un balón rechazado por la zaga granadina y, desde el balcón del área, lo colocó en la escuadra de la portería defendida por Rui Silva.

Habían pasado solo trece minutos y le tocaba remar a contracorriente al conjunto rojiblanco, algo que no le había sucedido en Los Cármenes en este curso. La afición dio el primer empujón a sus jugadores con su aliento desde que el disparo de Cofie. La respuesta la dio poco después Puertas, que mandó a las nubes un balón colgado desde la banda derecha. Más tarde, sería el laboratorio de Diego Martínez lo que acercaría el gol nazarí. Desde la esquina, Montoro puso un balón raso al punto de penalti que Fede Vico estrelló en un defensa.

El choque se fue trabando conforme se iba acercando a su intermedio, lo que despertó cierto runrún en algunos sectores de la grada de Los Cármenes. Dominaba el Granada y rumiaba el empate por los alrededores del área sportinguista, pero sus intentos por superar a Mariño eran demasiado inocentes. Puertas y Ramos, con sendos cabezazos, trataron de llevar el choque a los vestuarios con la igualada, pero ninguno encontró la suerte del gol. Lo que encontró el cafetero, muy trabajador durante todo el choque, fue una cartulina amarilla tras recibir un manotazo de Peybernes, que recibió el mismo castigo por el lance.

Los segundos cuarenta y cinco minutos comenzaron con un asedio local al arco asturiano. Las combinaciones rojiblancas se sucedían con rapidez y precisión, buscando siempre acabar las jugadas en la meta de Mariño. Montoro, al rematar un córner lanzado por Vadillo, y Puertas, al elevarse por encima de la zaga visitante para cabecear un centro de Álex Martínez, probaron los reflejos del guardameta gallego, que salió indemne de ambas ocasiones.

El Sporting, agazapado a la espera de un contraataque desde que marcó, encontraba numerosas dificultades para superar con balón el ecuador del terreno de juego, lo que no impidió que Djurdjevic rozase el segundo gol asturiano al cabecear un centro de Traver. La reacción inmediata de Diego Martínez fue dar entrada a Rodri, que sustituyó a un Puertas alicaído, en busca del revulsivo que propició el empate en Las Palmas. Sin embargo, los nervios comenzaron a cundir en el conjunto granadino, lo que aprovechó el Sporting para asustar con la posibilidad de marcar un segundo gol. Lo intentó por medio de Blackman, sobre todo, pero un enorme Rui Silva lo evitó.

Los minutos se iban agotando y los ánimos rojiblancos iban decayendo, lo que parecía indicar que el feudo granadinista sería profanado por primera vez en esta temporada. Entonces apareció Adrián Ramos para apagar el fuego en el templo. El colombiano remató al fondo de la red una falta escorada puesta en el área por Montoro cuando restaban solo ocho minutos para que acabase el partido, restableciendo las tablas en el marcador y dando alas a su equipo, que se lanzó a por un segundo tanto que llegó, de nuevo por medio de Ramos, pero en fuera de juego, por segunda ocasión en el choque.

El duelo se acababa y, cuando el reparto de puntos ya se reflejaba en la clasificación, apareció el mal hábito que tantos puntos ha hecho volar de Los Cármenes en años anteriores. Traver puso en el 93′ el definitivo 1-2 con un lanzamiento de falta que, tras tocar en un jugador, acabó lejos del alcance de Rui Silva. Ni siquiera tuvo el conjunto rojiblanco tiempo para digerir el jarro de agua fría que se le acababa de caer encima.

José Alberto López encontró en su estreno la fórmula para acabar con la imbatibilidad del Granada en casa, aunque este fuese mejor sobre el verde. Los dos empates cosechados en las últimas dos jornadas se ven ahora magnificados con la tercera derrota de la temporada granadina, que parece sufrir ahora los efectos del invierno. Habrá que ver si los puntos recogidos en el zurrón fueron suficientes para afrontarlo o, por el contrario, este se acaba haciendo largo.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, José Antonio Martínez, Germán, Álex Martínez; Montoro, Fede San Emeterio; Antonio Puertas (Rodri 58’), Fede Vico (Juancho 81’), Vadillo (Pozo 66’); y Adrián Ramos.

Sporting de Gijón: Diego Mariño; Geraldes, Babin, Peybernes, Carlos Cordero; Isaac Cofie, André Sousa, Nacho Méndez; Carmona, Traver y Djurdevic (Blackman 60’).

Goles: 0-1: Cofie, min. 13; 1-1: Adrián Ramos, min. 82; 1-2: Traver, min. 90+3.

Árbitro: Ocón Arráiz. Amonestó a los locales Adrián Ramos, Germán, Pozo, Nico Aguirre y José Antonio Martínez, así como a los visitantes Cofie, Peybernes, Pablo Pérez y Nacho Méndez.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimoquinta jornada de La Liga 1|2|3 disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes, ante 10.035 espectadores. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria de los exjugadores del Granada CF Manuel Olalla Jurado y Antonio Aguado Tinas. Además, los jugadores saltaron al terreno de juego con sudaderas y una pancarta en contra de la violencia de género.



Se el primero en comentar

Deja un comentario