Se enfrenta a diez años de prisión por intentar matar a un hombre de una pedrada en Zafarraya

El juicio está previsto para el próximo 26 de septiembre en la Sección Primera de la Audiencia de Granada

Sección Primera de la Audiencia de Granada | Foto: Archivo EP
Europa Press
0

La Fiscalía ha solicitado la pena de diez años de prisión para un hombre acusado de intentar acabar con la vida de otro al que golpeó con una piedra de grandes dimensiones en el cráneo después de que discutieran en la localidad de Zafarraya y que acabó ingresado en la UCI por la gravedad de las lesiones, que le han dejado diversas secuelas.

El intento de asesinato ocurrió en la tarde del 30 de agosto de 2018, cuando el acusado inició una discusión con la víctima en el llamado Camino de la Madre que da acceso al municipio de Zafarraya. Eran sobre las ocho y media de la tarde y delante de varias personas que se encontraban allí en ese momento avisó de que "quería matarlo", según consta en el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press.

Ambos se enzarzaron entonces en un forcejeo con golpes mutuos y cayeron a la zona de un arroyo cercano. Segundos después de que dieran por finalizada la pelea, la víctima se dirigió "tranquilamente" hacia su vehículo para marcharse pero el acusado, aprovechando que se encontraba de espaldas, se acercó y le propinó un fuerte golpe en el cráneo con una gran piedra.

La víctima cayó aturdida al suelo y allí el acusado le propinó una segunda pedrada en la zona del hombro. Seguidamente se apartó del lugar mientras el otro hombre trataba de recuperarse. El fiscal expone que las heridas que le provocó el acusado "comprometieron gravemente su vida" e hizo necesario su ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos. Tardó 500 días en curarse y le han quedado diversas secuelas físicas, tanto vinculados al traumatismo en la cabeza como a problemas de movimiento en el hombro, que han comprometido su calidad de vida.

En cuanto al acusado, el fiscal hace constar que desde principios de 2018 -los hechos ocurrieron en agosto- presentaba una hemorragia en el córtex cerebral que disminuyó sus capacidades para controlar sus impulsos aunque sí era consciente de sus actos y aboga por que se le aplique la atenuante de alteración psíquica.

Con todo ello, considera que es autor de un delito de tentativa de asesinato con alevosía por el que pide que sea condenado a una pena de 10 años de prisión y a la prohibición de comunicarse y aproximarse a la víctima a menos de 300 metros durante un periodo de 15 años. El juicio está previsto para el próximo 26 de septiembre en la Sección Primera de la Audiencia de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario