Mantener el rumbo para conseguir la primera victoria a domicilio

El Covirán Granada necesita calcar su actuación del pasado fin de semana a nivel de intensidad y concentración para dar la sorpresa ante Gran Canaria

Coviran Granada Gran Canaria
Christian Díaz y AJ Slaughter en el partido entre Covirán Granada y Gran Canaria de la pasada temporada en el Palacio | Foto: Antonio L. Juárez
Ainoa Morano
0

Nueva oportunidad para el Covirán Granada de estrenar el casillero de las victorias a domicilio. La temporada avanza y los rojinegros se mantienen con un solo triunfo en su cuenta particular, una cifra que debe cambiar lo antes posible pues la brecha entre los equipos de la zona baja de la tabla y el resto cada vez es mayor. Los de Pablo Pin libran una batalla particular contra Zunder Palencia y Río Breogán por salir de los puestos que marcan el descenso. Este domingo puede ser el día en el que Covirán Granada dé definitivamente un verdadero golpe sobre la mesa.

La imagen que mostraron los granadinos ante el Real Madrid el pasado fin de semana invita una vez más al optimismo. Plantarle cara al mejor equipo de Europa y ver cómo por unos minutos la sorpresa fue muy real ha hecho que la plantilla rojinegra gane un punto más de confianza en su juego para seguir creciendo. El reto de esta semana tampoco será sencillo. El Gran Canaria, vigente campeón de la Eurocup, llega a este encuentro de la jornada 9 de la ACB con sensaciones más que positivas.

Los de Jaka Lakovic se han llevado la victoria en los últimos cinco partidos disputados entre Liga Endesa y competición europea, siendo su última derrota ante UCAM Murcia en la jornada 6 por 95 a 69. Tras aquella derrota aplastante, los canarios cambiaron su 'chip' para convertirse en uno de los que equipos más en forma del momento de la competición. Prueba de ello es su triunfo ante Baskonia por 76 a 88 o el reciente triunfo conseguido en Eurocup ante el Türk Telekom por 69 a 82.

Por sensaciones, el Gran Canaria tiene todos los argumentos a favor para cosechar su quinta victoria de la temporada, pero los despistes y el exceso de confianza existen y ahí es donde el Covirán Granada debe hacerse fuerte. Para dar la sorpresa en las islas, los rojinegros deberán repetir varios aspectos claves del duelo ante el Real Madrid. El principal será la intensidad defensiva y la concentración durante los 40 minutos de juego. El poder competirle de tú a tú al Real Madrid fue posible por la energía mostrada por los granadinos en el plano defensivo, llevando a los blancos a lanzar tiros forzados y no poder desarrollar con comodidad su juego. Esto también fue posible por la mentalidad positiva y la excelsa concentración que mostraron todos los jugadores rojinegros durante todo el partido, incluidos jugadores como Germán Martínez o Christian Díaz. Estos dos aspectos deberán repetirse sí o sí para, como poco, competir y mantener un marcador igualado hasta el final.

El Covirán Granada cuenta además esta jornada con el regreso de Joe Thomasson. El escolta de Ohio ya ha vuelto a los entrenamientos con el equipo y, según detalló Pablo Pin en su rueda de prensa previa a este partido, el jugador ha tenido buenas sensaciones y llegará para jugar este domingo. La vuelta de Thomasson genera una cierta incertidumbre en la posible imagen que pueda dar el equipo. Nadie duda de todos los aspectos positivos que aporta el estadounidense al juego rojinegro, sin embargo, su excesiva necesidad de liderar al equipo ha jugado en su contra en varias ocasiones. Será interesante ver si, tras el partido ante el Real Madrid, Pablo Pin reestructura sus planteamientos de partido o todo vuelve a su cauce habitual.

Las claves del partido pasarán, una vez más, por el rebote defensivo. El Gran Canaria suma 32'4 rebotes por encuentro, mientras que el Covirán Granada alcanza los 36'1 balones capturados de media. En el rebote ofensivo, los canarios no llegan a la decena, es por ello que los rojinegros deberán hacerse fuertes en el rebote defensivo, sobre todo, para controlar el ritmo del partido. Los de Pablo Pin necesitarán controlar este aspecto para evitar que su rival corra y anote canastas demasiado fáciles en transiciones rápidas, fallos que se cometieron ante el Real Madrid y que marcaron una gran diferencia en el encuentro. Otro gran factor a tener en cuenta serán los inicios de periodo, momentos en los que los de Lakovic se hacen especialmente fuertes y son capaces de anotar con gran rapidez para marcar importantes distancias en el marcador.

Una plantilla versátil y con grandes focos de anotación

La gran amenaza canaria se llama Nico Brussino. El alero argentino está siendo la gran referencia de su equipo a nivel anotador de su equipo. Cuando Gran Canaria se lleva la victoria, Brussino suele ser el gran protagonista anotando unos 24 puntos de media. Sin embargo, cuando el resultado del encuentro se torna en derrota, suele coincidir con una menor incidencia del argentino, sumando unos 9 puntos de media. Ejemplo de ello son los dos últimos triunfos de Gran Canaria en ACB, partidos en los que el alero anotó 19 puntos en ambos y fue el jugador mejor valorado con 19 y 34 de valoración. Con estos datos, el Covirán Granada deberá centrar gran parte de sus esfuerzos en frenar a Nico Brussino y evitar sus rachas anotadoras.

No solo habrá que fijar a atención en el alero argentino pues la capacidad anotadora también pasa por jugadores como AJ Slaugther, máximo anotador ante Monbus Obradoiro con 23 puntos. El escolta no solo destaca en anotación, sino también asistencias, siendo uno de los máximos asistentes del conjunto canario en varios encuentros de la presente temporada. Junto a él, Ben Lammers o Sylven Landersberg con 9'6 y 8'4 puntos de media por encuentro. En el plano defensivo, destacan Pierre Pelos con 4'3 balones capturados de media y Nico Brussino y Ethan Happ con 4'1 rebotes por encuentro.

La probabilidad, las sensaciones, los datos y la coherencia dice que Gran Canaria saldrá ganador de este duelo, sin embargo la pasada temporada también se tendría que haber dado este resultado, al menos en el duelo que se jugó en el Palacio de Deportes correspondiente a la Jornada 22. En aquel momento, todo apuntaba a que los de Jaka Lakovic saldrían vencedores de su visita a tierras granadinas, pero el Covirán Granada tiró de orgullo para dar el primer gran golpe sobre la mesa. Después llegaría la victoria ante Murcia y los tres últimos triunfos en las tres últimas jornadas que dieron la salvación. Todo empezó ante Gran Canaria, duelo en el que el equipo creyó en si mismo sobre todas las cosas. Quién dice que la historia no puede repetirse.







Se el primero en comentar

Deja un comentario