Una pareja de ancianos sufre el robo de sus joyas valoradas en más de 50.000 euros

La Policía Nacional detiene a la empleada del hogar del matrimonio y al propietario de un establecimiento de compra-venta como presuntos autores del delito

Joyas y dinero intervenidos
Joyas intervenidas a la detenida | Foto: Policía Nacional
GabineteGabinete
0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una mujer de 54 años de edad sin antecedentes policiales como presunta autora de la sustracción de joyas valoradas en más de 50.000 euros que habría sustraído del interior del domicilio de sus propietarios, un matrimonio de avanzada edad necesitado de cuidados para los que trabajaba como residente de empleada del hogar. Como resultado de la investigación también ha sido detenido el propietario del establecimiento de compra-venta de oro en el que la empleada habría vendido las joyas, por realizar la operación sin cumplimentar el contrato al que está obligado. Los agentes han intervenido a la detenida diversas joyas y más de 21.300 euros en efectivo, gran parte del mismo obtenido de la venta de algunas de las alhajas.

La investigación comenzó a principios del mes de noviembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento mediante una denuncia de la sustracción en el interior de una vivienda de joyas valoradas en unos 50.000 euros propiedad de un matrimonio mayor que guardaba en el interior de un armario sin otras medidas de seguridad. Según el denunciante el robo debió producirse entre mediados del mes de septiembre de 2019 y principios de octubre de este año y las personas que conocían de la existencia de las alhajas y el lugar donde se guardaban eran los miembros de la familia y la empleada del hogar la cual fue despedida a principios de este año. En la propia denuncia el hijo de los propietarios manifestó que ignoraban el momento concreto en que habían sido sustraídas ya que ninguna vía de acceso a la casa había sido violentada y una de las hipótesis que barajaban era que la exempleada hubiera guardado una copia de las llaves que pudiera haber usado para entrar y sustraerlas después de su despido.

Los agentes iniciaron las gestiones sin descartar ninguna línea de investigación y ampliaron el número de personas con acceso a la vivienda, entre ellas la nueva empleada del hogar quien, desde febrero, sustituyó a la anterior encargándose del cuidado del matrimonio como interna.

Los agentes realizaron una búsqueda por establecimientos de compraventa de oro, logrando localizar en uno de ellos un contrato de venta de una parte de las alhajas robadas que fueron recuperadas y posteriormente devueltas a su propietario. De igual forma averiguaron la identidad completa de la persona que realizó la venta, tratándose de la actual empleada del hogar de 54 años sobre quien centraron las indagaciones tras haber obtenido indicios de su autoría. A partir de ese momento se localizó a esta mujer en el domicilio de los perjudicados y continuando con las gestiones los agentes recuperaron más de 21.300 euros en efectivo así como numerosas joyas que guardaba en su domicilio.

Los investigadores también han detenido al propietario de un establecimiento de compra-venta de oro situado en Granada como presunto autor de un delito de receptación ya que habría comprado joyas a la asistenta sin formalizar la documentación legalmente exigida, lo que dificulta los controles policiales acerca de este tipo de ventas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario