Pablo Pin: “Tenemos que pensar que la liga empieza el domingo”

El técnico se muestra feliz por el triunfo conseguido el pasado fin de semana, pero advierte que hay que seguir trabajando para llegar al máximo nivel

Pablo Pin Covirán Granada
Pablo Pin dando instrucciones a sus jugadores | Foto: Fundación CB Granada
Ainoa MoranoAinoa Morano
0

El Covirán Granada por fin se ha quitado de encima la maldición de los encuentros como visitante. Los rojinegros acumulaban una mala racha a la que pusieron fin al ganarle al Almansa por 64 a 89. La imagen de los nazaríes fue muy superior a la de su rival, algo que no le sorprende a Pablo Pin. “No me sorprende que el equipo jugase con ese nivel de concentración, sí que es cierto que en porcentajes de tiro sí que estamos muy por encima de lo que se suele tirar y eso al final se ajustará. Pero, sí que estamos ya viendo la cara del equipo, duros en defensa, ayudándonos entre todos, con mucha comunicación y en ataque tratando de jugar un poco más alegres y que todo este más repartido”.

En el encuentro del sábado, el máximo anotador fue Lluís Costa con 18 puntos, pero varios jugadores llegaron a la decena, algo que se antoja vital para el proyecto del técnico rojinegro. “Partidos como el otro día donde varios jugares anotan más de diez puntos es una buena señal, porque quiere decir que todos aportamos y que así somos más peligrosos”. Aun así, Pablo Pin advierte que aún quedan muchos aspectos por mejorar. “En defensa creo que el tema del rebote defensivo el otro día lo controlamos bien, pero en el tercer periodo nos cogieron varios rebotes y tenemos que ser constantes en ese aspecto. Aun tenemos que crecer en agresividad, en dureza, en comunicación, todavía podemos crecer mucho en defensa. En ataque estamos jugando con pocas cosas, pero tenemos que mejorar en cubrir los espacios, en compartir bien el balón y en hacer las cosas mejor”.

El Covirán Granada debía enfrentarse al Lleida el viernes en el que sería su segundo desplazamiento de la temporada. Finalmente, el choque se disputará el domingo, dando así más tiempo al equipo para entrenar y preparar el enfrentamiento. “La semana cambia completamente, hemos pasado de hacer tres entrenamientos a hacer siete. No solo te da tiempo a preparar el partido, sino ha seguir creciendo como equipo, prefiero este tipo de semanas”.

Si algo caracteriza a la filosofía del entrenador es el inconformismo. Para Pablo Pin las dos victorias de este arranque liguero ya no cuentan, cada partido se convierte en una final. Por este motivo, el mal inicio de sus próximos rivales no debe contemplarse como un punto a favor. “Tenemos que pensar que la liga empieza este domingo, que los equipos estamos 0-0 y que tenemos que hace un partido muy bueno para ganar fuera de casa. Son muy buenos, pero por distintas circunstancias pues no han empezado bien. Tenemos que dar nuestra mejor versión. En esta liga no te puedes permitir el lujo de pensar en la segunda vuelta, porque la primera se acaba muy pronto. Si por pensar que por haber empezado con dos victorias y por haber ganado en Almansa vamos a arrasar sin habernos bajado el autobús, estaremos atentando contra nuestros principios, tenemos que ser humildes”.

Esa exigencia se traslada, evidentemente, a sus jugadores a los que les pide el máximo nivel para poder ayudar al equipo en cualquier momento. “Mañana puede haber un jugador que dé positivo y que se caiga del partido, por lo que necesitamos a todos los jugadores al máximo nivel. Hoy pueden jugar 10 minutos y en el siguiente partido 25, entonces se trata de que cada semana hay una final nueva y hay que estar preparado para lo que necesite el equipo”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario