Pablo García: “La economía se recuperará, pero lo que no se pueden recuperar son las vidas”

El delegado de la Junta en Granada justifica las medidas tomadas y apela a la generosidad de la población para mejorar la situación

DirectosEnRedGD-Análisis-de-las-medidas-de-la-Junta-en-Granada-por-el-Covi-19
Imagen del directo con el delegado Pablo García | Granada Digital
Sergio Rodríguez AcostaSergio Rodríguez Acosta
0

El delegado de la Junta en Granada, Pablo García, apuesta por la conciliación y la responsabilidad común. El mandatario ha asegurado que las medidas impuestas por el Gobierno andaluz sólo piensan en “salvar vidas”. García ha confirmado que la Junta espera la ratificación del TSJA para dar luz verde al toque de queda de 23:00 a 06:00 horas. El representante político ha explicado que la intención actual es establecer un equilibrio entre salvar la actividad económica y cuidar la presión hospitalaria, pero que llegado el caso existe la opción de decretar un nuevo confinamiento. El delegado ha hecho hincapié durante su conversación con Juan Prieto, subdirector de Granada Digital, en la complejidad que tiene combatir el Covid-19 y ha querido resaltar la labor de previsión de la Junta en la gestión de la pandemia.

Pablo García se encuentra confinado en su domicilio, pues ha detallado que su esposa ha dado positivo en coronavirus, lo que le ha llevado a quedarse en casa pese a dar negativo en su prueba. “Hay que tener responsabilidad y dar ejemplo. Me quedo en casa y desde aquí desarrollo mi trabajo”, ha declarado. El delegado ha confesado que la mayor dificultad en estos últimos meses está siendo “ver constantemente las marcas de fallecidos”, a los que sus familias no pueden acompañar en su peor momento.

“Estamos tomando decisiones a veces no comprendidas, pero la gente debe entender que nuestra única misión es salvar vidas”, ha señalado el representante popular, que ha apostillado que este viernes hay en Granada “53 personas en la UCI y casi 400 hospitalizados”. “Hemos visto como en dos semanas hemos pasado de 100 hospitalizados a 400”, ha detallado. García ha indicado que, “desgraciadamente”, es el virus el que “marca nuestra agenda”.

“La economía se recuperará, pero lo que no se pueden recuperar son las vidas que se pierden”, ha declarado de forma tajante Pablo García, que ha expresado que “si hay que llegar a un confinamiento se llegará”. “Siempre pongo encima de la mesa que estamos salvando vidas y por eso es por lo que se nos juzgará”, ha concretado.

Presión hospitalaria

El mandatario ha dicho que, por el momento, los hospitales granadinos están aguantando: “Estamos soportando bien la presión. La capacidad de nuestros hospitales es amplia. Hemos habilitado el antiguo clínico y eso es importante”. El delegado ha afirmado que “tenemos todavía margen de maniobra, pero se nos está acabando”, por lo que ha recordado que “el compromiso es mantener nuestra seguridad para proteger a las personas de nuestro alrededor” y evitar el “colapso” del sistema sanitario.

García ha asegurado que la Junta mantiene los protocolos de actuación establecidos. “Tenemos contemplado la instalación de un hospital de campaña en Fermasa. Viene dentro de nuestro plan de contingencia y si es necesario se hará, pero Dios no lo quiera”, ha manifestado el representante del Gobierno andaluz en Granada, que ha indicado que es impermisible que se llegue al colapso.

“Creo que hay que contar las cosas porque la gente no debe creer que tomamos decisiones arbitrarias”, ha señalado el popular, que ha agregado: “Llevaría a más de uno a que viera como están las UCIS con personas al borde de la muerte”.

Universidad y colectivo joven

“No quiero echarle la culpa a la gente joven. Todo es un cúmulo de circunstancias”, ha afirmado Pablo García, que ha argumentado que “en ningún momento se ha cuestionado a la facultad. Solo hemos intentado limitar la movilidad de los estudiantes”. “Queríamos evitar que esa masa de personas se trasladase a la facultad. En la UGR hay matriculados 60.000 alumnos y 30.000 son de fuera. Eso es una bomba de relojería”, ha explicado.

El delegado ha pedido responsabilidad a la juventud, a la que ha recomendado no sentirse “inmortal”, pues ello puede llevar a propiciar contagios a otros miembros familiares y llevar la situación a “un fatal desenlace”.

Nuevas medidas

“Seguimos tomando medidas proporcionadas porque no queremos el cierre total”, ha indicado Pablo García. El mandatario ha asegurado que la Junta no toma decisiones como el uso de mascarillas en bares y en la práctica de deporte al aire libre “para fastidiar a nadie”. “A nadie le puede fastidiar llevar una mascarilla durante diez días. Apelo al sentido común de que no podemos bajar la guardia porque la gente se está muriendo”, ha manifestado con rotundidad.

García ha calificado como “complejo” el tema del toque de queda, y ha confirmado que la Junta está pendiente del aval del TSJA para certificar esa restricción de movilidad entre las 23:00 y las 06:00 horas. “Pedro Sánchez debe tomar ciertas medidas que no se han tomado. Juanma Moreno se ha querido adelantar”, ha detallado el delegado, que ha hecho alusión a los botellones y a las fiestas en domicilios como un problema a solucionar lo antes posible. “Queremos ir por delante para evitar el colapso del sistema sanitario”, ha reiterado.

Previsión de material y esperanza en la vacuna

El representante político ha hecho referencia a las cifras reveladas por el consejero de Salud y Familias Jesús Aguirre para recordar que Andalucía está preparada para estar “seis meses sin recibir nada”. “Estamos luchando por esa bendita vacuna que nos ayude”, ha declarado García, que ha detallado que la Junta cuenta con 25 millones de jeringuillas para cuando llegue dicha solución para combatir al virus. “Espero que sea a inicios de año”, ha concretado. El popular ha destacado la inversión de 11.000 millones prevista para Sanidad.

El delegado ha cerrado el directo presumiendo del “éxito” que ha sido la vuelta al cole, pues ha recordado que en verano había “agoreros” que “pronosticaban un caos para la vuelta cole”. “Tenemos más de 800 colegios y sólo hay cerrados 3 colegios y 53 aulas de las miles que hay”. García se ha definido como una persona “positiva” que espera que “la vacuna nos abre una luz al fondo del túnel que estamos atravesando”.

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario