Un operativo especial de limpieza eliminará pintadas en fachadas y mobiliario urbano de Granada

Seis personas desempleadas trabajarán durante seis meses en esas tareas, una iniciativa que se enmarca dentro de los planes de empleo de la Junta de Andalucía

cof
GabineteGabinete
0

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha presentado este jueves el Plan Anti Pintadas 2019 por el que un operativo especial formado por seis personas se dedicará durante los próximos seis meses a la limpieza de pintadas en fachadas y mobiliario urbano en distintas zonas de la ciudad. Esta iniciativa, que se enmarca dentro de los planes de empleo de la Junta de Andalucía, se suma a las actuaciones de limpieza realizadas en 2017 y 2018.

Aunque la patrulla antipintadas se encuentra este jueves trabajando en la zona de San Juan de Dios, el Plan de actuación se extiende a todos los distritos de la ciudad, de forma que se ha previsto la intervención –desde ahora hasta octubre- en más de un centenar de fachadas y espacios públicos, según ha señalado Cuenca.

Así, el operativo especial antipintadas está compuesto por seis personas desempleadas que han sido contratadas por obra y servicio durante seis meses para desempeñar las citadas labores de limpieza. Entre los perfiles de los integrantes del equipo hay un arquitecto técnico, un albañil y cuatro pintores, todos ellos desempleados inscritos en el sistema de garantía juvenil ya que forman parte del plan Emplea Joven.

Tras incidir en que el Ayuntamiento emprendió hace tiempo una “auténtica batalla contra las pintadas”, Cuenca ha citado otras actuaciones llevadas a cabo por el Consistorio para poner fin a esta actitud “incívica que afea nuestras calles y en algunos casos, atenta contra nuestro patrimonio”. En esta línea, se ha referido a las cámaras de videovigilancia instaladas en los principales espacios patrimoniales del Albaicín con el fin de prevenir y perseguir estos actos vandálicos, o a intervención de las patrullas policiales.

Sólo en el año 2018, la Policía Local tramitó alrededor de medio centenar de actuaciones contra las pintadas, según ha recordado Cuenca, quien ha añadido que las sanciones por este tipo de vandalismo pueden alcanzar los 3.000 euros de coste en el caso de que la pintada se realice en zonas no protegidas. Para quienes opten por dañar el patrimonio, las sanciones van desde los 35.000 a los 60.000 euros.

Se da la circunstancia, según ha anunciado el primer edil, de que uno de los integrantes de la unidad que está limpiando las calles es “un menor que fue denunciado y sentenciado por realizar pintadas” y al que, en colaboración con el Juzgado de Menores, “se ha encomendado la labor de, precisamente, limpiar estas fachadas para devolverlas a su estado natural que tenían antes de las pintadas”.

Además de hacer un llamamiento al civismo y la colaboración ciudadana para poner fin al “vandálico comportamiento de unos pocos”, el alcalde se ha referido a los programas educativos que se impulsan desde el Ayuntamiento en colaboración con colegios e institutos de la ciudad, para concienciar a los más jóvenes en la necesidad de cuidar el entorno urbano y el patrimonio. Un programa en el que participan más de mil estudiantes en una veintena de centros educativos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario