La metamoforsis, elemento central de un Hocus Pocus que homenajeará al artista Maurits Cornelis Escher

El recuerdo de este creador neerlandés que se inspiró en la Alhambra para sus juegos de magia desembarcará en Granada del 17 al 26 de noviembre

hocus pocus 2018 2
Edición anterior del Hocus Pocus, con la metamorfosis de las formas como telón de fondo | Foto: Archivo GD
Gabinete
0

El Hocus Pocus Festival 2023 rendirá este año homenaje al artista neerlandés Maurits Cornelis Escher (1898-1972), quien creó y soñó el infinito sobre hojas de papel. Muchas de sus obras se inspiraron en una visita a la Alhambra en 1937. El principal interés de Escher en su primer viaje a Granada se centró en la visita al universal monumento. Enseguida quedó profundamente impresionado por el exuberante despliegue de formas geométricas del arte islámico. Descubrió unas formas que le servirían de fuente de inspiración. Se inspiró para sus juegos de magia de lápiz y papel en los que un lagarto se transformaba mágicamente en un pez, éste en un ave… y así hasta el infinito.

En voz de Miguel Puga, director del Hocus Pocus, "este año se rinde homenaje a este creador inmortal, jugando a convertir un conejo en una paloma, que bien podría esconderse entre las teselas de nuestra Alhambra. La transformación es un concepto mágico universal. Todo el mundo se transforma y se transformará. Es inevitable. Nada es para siempre. Afortunadamente. En el ilusionismo, las magas y magos del planeta hemos invertido horas y talento en poder recrear escénicamente ese concepto, creando juegos de magia preciosos en los que un conejo se transforma en un pato, una moneda de plata en una llave arcana y una bola de billar en nariz de payaso.” “Un diez de corazones se transforma ante tus ojos en una dama de picas, provocando otra transformación más sutil; aparece la alegría inmensa que la fascinación provoca transformando la realidad en fantasía, lo ordinario en extraordinario. Convirtiendo ese instante en fugaz felicidad, siempre tan esquiva.”

Hocus Pocus Festival en su 22 aniversario, que se celebrará en distintos espacios escénicos de la ciudad del 17 al 26 de noviembre, propone vivir la experiencia de la magia dejándose transformar por las magias de artistas que vendrán desde Rusia, Francia, Corea del Sur, España y Alemania. Magia en las calles, colegios, teatros, en salas y espacios singulares, conferencias para profesionales, talleres y mucho más. Este año, además, destaca el espacio “Nuevos talentos”, en el que se potencia a las nuevas generaciones de ilusionistas que dan sus primeros pasos profesionales. Y que desde la dirección del festival apoyan su continúa formación y transformación.

El Premio GranHada al Mérito Mágico recae esta edición en Dani DaOrtiz, un cartómago malagueño que sin duda es uno de los mejores referentes mundiales de la magia española actual. Sus méritos y su tremendo aporte al arte mágico es más que reconocido.







Se el primero en comentar

Deja un comentario