Legislar con perspectiva feminista, legislar en Igualdad

parlamento-de-andaluca
Parlamento de Andalucía | Archivo GD
Juncal Gutiérrez-Artacho
1

Comienza noviembre y nos adentramos en la campaña de las elecciones andaluzas. Pocas semanas quedan para elegir a las personas que nos representarán en el Parlamento andaluz. Como ya he repetido en anteriores columnas, es una realidad que el feminismo está en uno de sus momentos históricos más importantes, de hecho, que los políticos (sí, en masculino exclusivamente) más retrógrados de nuestro país lo mencionen en sus mítines, aunque sean para decir inmensas paridas, me lo corrobora cada día.

Mencionaba hace unas semanas el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que era feminista, con la coletilla “si es defender la igualdad entre hombres y mujeres”. Esta coletilla bastante ya manida, por cierto, tiene diversas variantes: “ni feminismo ni machismo, yo creo en la Igualdad”, “no digas feminismo, di igualismo”… Dependiendo del momento del día en el que me encuentre y la capacidad de atención (e inteligencia) de la persona interlocutora, me encanta o me enerva a partes iguales. Me encanta porque puedo explicarle qué es verdaderamente el feminismo e intentar erradicar la noción patriarcal del concepto, ¡hasta en el Diccionario de la Real Academia Española lo define bien! Y me enerva porque suelen ir aparejados de comentarios neomachistas difícil de erradicar.

Y es que el neomachismo es más peligroso que el machismo tradicional, porque es más sutil y sibilino. Barbijaputa titulaba una de sus columnas “Prefiero al Fary”, yo también, son más fácil de ver y esquivar. Los neomachistas no les importa hablar denominándose feministas y seguir manteniendo o aregando los invites del patriarcado, sí, señoras y señores, y sin despeinarse el flequillo. Ejemplo gráfico: Pablo Casado y su “Que no nos den lecciones de feminismo. Las ideologías que más han defendido a la mujer son del PP”. Pues sí, señor Casado, su feminismo quiere volver a la Ley de Plazos de Interrupción del Embarazo de 1985 (por cierto, yo ni había nacido… Lo vintage solo gusta en la música y en cierta ropa). ¡Qué hace el movimiento feminista sin salir a la calle para celebrar la defensa ultranza del Partido Popular por las mujeres! ¡Santa paciencia!

Mientras tanto hay instituciones que hacen su trabajo y, oye, lo hacen bien. A finales de septiembre el Parlamento andaluz aprobaba la nueva Ley de Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía. Aunque desde 2007 nuestra Comunidad tiene su propia Ley de Igualdad, esta nueva introduce, de manera obligatoria y transversal, la coeducación en todas las etapas educativas como herramienta principal para promover una sociedad igualitaria, libre de discriminación de género y de violencia machista. Es esencial que eduquemos en todas las etapas en Igualdad, no podemos crear una sociedad donde mujeres y hombres sean completamente iguales sin una educación igualitaria.

Pero esta nueva Ley andaluza va más allá. Uno de los problemas más graves que sufren las mujeres es la discriminación laboral y en materia sexual. Por ello es muy importante que todos los municipios aprueben un plan de Igualdad que proporcionen garantías y opciones a sus conciudadanas. La Junta de Andalucía e instituciones podrán ahora intervenir para evitar y prevenir situaciones de desigualdad de género, mediante infracciones y medidas disciplinarias.

Otra de las medidas más aplaudidas por el movimiento feminista es la ampliación del concepto de víctima. En esta nueva ley se incluyen a todas las mujeres que han sufrido feminicidio, abusos sexuales, acoso sexual, matrimonios forzados, trata, mutilación, infanticidio y prostitución. Además, hasta ahora había diferencias entre las cifras oficiales y el número real de víctimas asesinadas por violencia de género, la citada ley incluye también a las mujeres víctimas de la trata y la prostitución. En definitiva, se incorporan puntos del Convenio de Estambul y se avanza en temas que no trata la Ley Integral.

Por todo ello, nuestra representación política no debe erigirse como las personas más feministas del mundo, sino que deben legislar para que las reivindicaciones del feminismo sean una realidad. Necesitamos muchas más leyes, a nivel estatal y regional, que implique a todos los agentes de la sociedad un fuerte compromiso por la lucha contra la Igualdad.

Comentarios

Un comentario en “Legislar con perspectiva feminista, legislar en Igualdad

  1. Avatar

    Mercedes Martin

    Me parece una buena columna y muy aclaratoria.
    ANDALUCIA ,con nuestra presidenta a la cabeza, es pionera en igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.
    Gracias Juncal

Deja un comentario