La Semana Santa de Granada no sólo se ve; también se puede tocar y sentir

El alcalde visita uno de los talleres multisensoriales que han puesto en marcha el ayuntamiento y la asociación Ciudad Accesible

taller multisensorial de la iglesia San Juan de los Reyes
Una invidente, tocando uno de los pasos en el taller multisensorial de la iglesia de San Juan de los Reyes | Autor: Javier Gea
GabineteGabinete
0

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha visitado esta mañana uno de los talleres multisensoriales que el Ayuntamiento, junto a la asociación Ciudad Accesible, ha puesto en marcha para que las personas con capacidades diversas puedan disfrutar de la Semana Santa mediante experiencias sensoriales. El edil se ha mostrado orgulloso “de que nuestra ciudad se haya situado como referente de una Semana Santa accesible para todas las personas, con independencia de sus capacidades diferentes”.

Así, Cuenca ha podido ‘tocar y sentir’ la Semana Santa a través de un taller audio-descrito guiado a través del taco y dirigido a personas con discapacidad visual que se ha realizado esta mañana en la iglesia de San Juan de los Reyes. Gracias a la colaboración de la Hermandad del Santo Viacrucis, los asistentes han recibido detalladas explicaciones y descripciones, a cargo del hermano mayor de la Hermandad, Salvador Garzón, sobre las características de las tallas que procesionarán esta tarde.

Tras recordar que el Ayuntamiento ha sido pionero, en coordinación con Ciudad Accesible, en la puesta en marcha de una guía accesible de la Semana Santa, “que es referencia nacional y que ya empiezan a copiarnos otras ciudades”, el alcalde ha incidido en la apuesta municipal por que la Semana de Pasión de Granada pueda ser disfrutada por todas las personas. “Un ejemplo de ello”, ha dicho, “es este taller, donde a través del tacto pueden disfrutar del magnífico patrimonio que atesoran nuestras hermandades. Lo puedan sentir y tocar guiados por especialistas no sólo en patrimonio, sino también en accesibilidad”.

Esta iniciativa, innovadora en España, consta de talleres dirigidos a personas con discapacidad auditiva, cognitiva y visual. En ellos, las personas con discapacidad sonora pueden acercarse a la realidad cofrade mediante el lenguaje de signos y de vibraciones; los discapacitados intelectuales y cognitivos a través de la adaptación de contenidos y la lectura fácil y las personas invidentes con el uso de audiodescripciones y material táctil.



Se el primero en comentar

Deja un comentario