Investigan el uso de firmas falsas para forzar una asamblea extraordinaria contra la actual directiva de Covirán

Los tres socios de la cooperativa implicados están citados para prestar declaración en calidad de investigados el próximo día 16 de septiembre

Coviran Calle Elvira (Joshua)-1
Imagen de archivo de uno de los supermercados de la empresa Covirán | Foto: Dani B
GranadaDigitalGranadaDigital
0

El Juzgado de Instrucción número 6 de Granada ha abierto diligencias previas por la presunta falsificación de más de 80 firmas, de las 270 presentadas, para convocar una Asamblea Extraordinaria por parte de Rubén Navarro, Jesús Muñoz y Félix Mensah, tres de los socios de la empresa granadina Covirán, impulsores de la plataforma “Nos duele Covirán”, con el objetivo de que el actual Consejo Rector no fuera elegido.

Conforme a la investigación abierta por el tribunal, que ha admitido a trámite la denuncia de Covirán, “los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”, ya que al parecer más de 80 de las 270 firmas reunidas por los denunciados para forzar la convocatoria de una Asamblea Extraordinaria, se habrían obtenido falsificando las firmas de socios de la cooperativa de toda España, según han manifestado los legítimos asociados, quienes recuerdan que esto podría suponer un delito de falsedad en documento, previsto y penado en el Capítulo II del título XVIII del Código Penal.

Según lo expuesto en el auto de 9 de junio de 2020, al que ha tenido acceso GranadaDigital, los cabecillas de este movimiento denominado “Nos duele Covirán”’ -Rubén Navarro, Jesús Muñoz y Félix Mensah-, habrían utilizado ilícitamente los nombres, domicilios y números de DNI de más de 80 socios y socias de Covirán, además de haber firmado como si fuesen ellos, “sin su conocimiento ni consentimiento”, para lograr falsas adhesiones a la convocatoria de Asamblea Extraordinaria que promovieron, por lo que los referidos están citados para prestar declaración ante el referido Juzgado en calidad de investigados el próximo día 16 de septiembre.

“Esta maniobra, que ahora podría traer consecuencias penales a sus responsables, parece que es solo la punta del iceberg de una serie de lamentables y censurables prácticas difamatorias de la actual cúpula directiva que han tenido como único fin revertir, en beneficio propio, la decisión democrática de los socios y socias de Covirán, que eligieron al actual Consejo Rector y a su presidenta en junio de 2019, lo que está contribuyendo a dañar la imagen de esta cooperativa”, exponen fuentes judiciales.

Entre las supuestas falsedades vertidas, está el hecho de que uno de los tres investigados haya comunicado públicamente su supuesta dimisión como consejero de la cooperativa, algo que Covirán desmiente categóricamente. “Esta persona se ha limitado a delegar su participación en el Consejo Rector en uno de sus empleados, sin que haya ninguna constancia documental de su renuncia, practicado un inaceptable doble juego de mantenerse en el Consejo actual y liderar a la vez ‘la alternativa’, utilizando en beneficio propio información privilegiada que manipulaba en pos de sus fines personales”, explican.

Desde la cooperativa se han constatado movimientos desleales por parte de los tres investigados desde hace meses, prácticamente desde el mismo día de la última Asamblea General, apuntan, “con el único fin de desestabilizar al Consejo”, lo que desde Covirán califican como de “enorme irresponsabilidad” de los ahora investigados, ya que han puesto en peligro con su conducta la estabilidad de esta cooperativa y en consecuencia el trabajo de más de 1.300 empleados directos y 15.000 indirectos con sus acciones presuntamente ilícitas.

El Consejo Rector, encabezado por su presidenta, manifiesta que “no puede tolerar este tipo de comportamientos individualistas que dañan al conjunto de la cooperativa y además de haber puesto el caso en manos de la Justicia, como es su deber, insta a todos los miembros de la candidatura investigada y a quienes han contribuido junto a ellos a supuestamente vulnerar la ley, a cesar en su intento de cuestionar la confianza otorgada por la inmensa mayoría de los socios y socias al actual Consejo Rector”.

En este sentido, añaden que “Covirán está siempre abierta a escuchar propuestas constructivas y con ánimo de mejora de cualquier componente de su gran familia. Para ello, existen multitud de vías, a las que la actual dirección y Consejo Rector son sensibles y están especialmente abiertos, pero resulta inadmisible que, buscando solo el beneficio personal, se recurra a prácticas como las denunciadas y que ahora serán investigadas en un juzgado”, por lo que lamentan “profundamente” lo ocurrido con estas personas.





Se el primero en comentar

Deja un comentario