La sanción a Ricard obliga a Medina a explorar alternativas en el lateral

Manafá, que no juega desde la visita al Bernabéu, y Vallejo, reintegrado en la dinámica competitiva, los mejores posicionados para reemplazarle en una defensa renovada

Granada CF Sevilla FC
Ricard Sánchez golpea el balón durante el partido frente al Sevilla | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España
0

Ricard Sánchez vio el pasado miércoles su quinta cartulina amarilla del curso y cumplirá sanción en la visita del Granada al Betis, lo que obliga a Alexander Medina a explorar alternativas en el lateral. El catalán ha sido hasta el momento indiscutible en los planes del técnico, titular en todos los encuentros desde su llegada, por lo que su ausencia supone una variación importante en la pizarra del charrúa. El preparador,  no obstante, dispone ahora de numerosas alternativas para reestructurar su defensa tras la llegada de los refuerzos, si bien la mayor parte de los nuevos engrosan la nómina de centrales. Manafá, que no juega desde la cita en el Bernabéu, y Jesús Vallejo, reintegrado en la dinámica competitiva, son los mejores posicionados para reemplazar al zaguero en el costado diestro.

El luso constituye la única opción natural en la plantilla rojiblanca actualmente, pero no goza de la confianza del técnico. Tan solo ha jugado un partido con el Cacique en el banquillo, precisamente la visita al Real Madrid, y lo hizo unos metros por delante de Ricard, reubicado como extremo. No se le ha visto desde entonces, inamovible el catalán, pese a que en las últimas semanas con Paco López sí empezó a ganar protagonismo. Su perfil anárquico tiene difícil encaje en el planteamiento estricto del uruguayo. Vallejo, por otro lado, ha regresado tras dejar atrás sus molestias, en apariencia de manera definitiva. Volvió a jugar el miércoles tres meses después de su última aparición, ante el Barça, precisamente escorado hacia el lateral diestro en los últimos diez minutos contra el Cádiz, lo que le sitúa en la pole. Conoce la posición, en la que actuó con frecuencia en su anterior etapa en Granada y con la sub-21.

El abanico se abre con las incorporaciones invernales ya ejecutadas por el conjunto rojiblanco. En concreto, Bruno Méndez se ha desenvuelto por el lateral derecho en varias ocasiones a lo largo de su carrera. Registrado en LaLiga y ya insertado dentro del esquema de Alexander Medina, ofrece una alternativa de confianza para el técnico charrúa. También puede jugar ahí el joven Kamil Piatkowski, veloz y expeditivo, que ha actuado en el flanco diestro de la zaga con el Salzburgo, e incluso en alguna ocasión lo ha hecho por delante. Incorporado al trabajo del equipo desde el pasado viernes, puede opositar también a aparecer por el costado, si bien primero debe ser inscrito, trámite aún por completar.

Con menor probabilidad se atisba la opción de cambiar el dibujo y juntar a tres centrales, de modo que esa función la desempeñe un carrilero. Abriría la puerta de la titularidad a Puertas o Callejón, que ya han jugado ahí en varias ocasiones durante el presente curso. Ninguno de ellos, sin embargo, parece entrar en la terna de opciones del Cacique Medina, quien además viene asentando una línea defensiva con cuatro zagueros. El armario, en cualquier caso, tiene un fondo mucho más profundo ahora. El técnico tiene opciones para abrigarse bien, al menos en lo numérico. Ahora debe encontrar la alternativa más sólida.

Apercibidos en el equipo

Más allá de Ricard, la plantilla cuenta en este momento con tres jugadores apercibidos de sanción. Son Ignasi Miquel, Gonzalo Villar, Lucas Boyé y Gumbau, este último con nueve cartulinas amarillas en su casillero tras haber cumplido ciclo ya una vez durante el curso. Tanto el delantero como el central se unieron a la lista el pasado miércoles tras ser amonestados, con lo que también quedan a una tarjeta de la suspensión. Torrente y Sergio Ruiz, con tres, todavía pueden jugar con tranquilidad.







Se el primero en comentar

Deja un comentario