Laura Pérez: "Es un orgullo que los niños de Granada me puedan vincular con este escudo"

La delantera, autora el pasado sábado de otro gol histórico, desgrana en entrevista con este periódico la actualidad rojiblanca y repasa su trayectoria como nazarí

Entrevista a Laura Perez Jugadora del Granada CF Femenino
Laura Pérez, rodeada por las camisetas que relatan su trayectoria en el Granada CF | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España
0

El corazón de Laura Pérez (Granada, 1998) tiene forma de bala y late en rojiblanco horizontal. Llegó al Granada con 15 años y ahora disputa su undécima temporada en el club, con tan solo un breve paréntesis en el que jugó en Estados Unidos. En este tiempo, 207 partidos y 83 goles que la sitúan como la tercera futbolista con más partidos en la entidad de la plantilla nazarí, la sexta en el histórico. Pero, por encima de todo ello, es granadinista. "Es importante que haya gente aquí que de verdad sienta el escudo y lo pueda transmitir a las nuevas jugadoras", subraya. Por eso deja en cada celebración una imagen conmovedora. La última, en el brevísimo instante en que la emoción le desbordó pese al resultado en el Estadi Johan Cruyff. Tenía que ser ella, quién si no, quien derribara la muralla del Barça, una de las pocas barreras que no pudo tirar Rivi. La única granadinista que ha marcado a las culés.

La delantera acude a su cita con GranadaDigital cargada de camisetas rojiblancas, todas las que guarda de sus años en el club, aunque no todas las que ha vestido, pues hubo campañas en las que no se las podían quedar. "Nunca las había sacado todas, es bonito", exterioriza a su encuentro con este periódico, por delante siempre una sonrisa amable. Seguidamente, desgrana la actualidad del Granada y del fútbol femenino, repasa su trayectoria y exhibe su sentimiento por ese escudo al que su imagen ya está profundamente ligada.

Pregunta: En su última entrevista con GranadaDigital, deseaba que los goles más importantes de su carrera estuvieran por llegar. ¿Imaginaba, tal vez, alguno como el del otro día al Barça?

Respuesta: Bueno, es verdad que no es, quizás, de los más significantes en el aspecto deportivo, pero sí uno de los más especiales, de esos que, cuando te retires, vas a recordar siempre.

P.: También anotó el primer gol del Granada Femenino en Los Cármenes. Tiene imán para las dianas históricas.

R.: -Ríe- Es bonito poder dejar tu nombre de alguna manera ahí para que, cuando pasen los años y me toque verlo desde fuera, quede algo de mí.

P.: La carrera de aquel gol al Barça dura pocos segundos, pero usted, junto con Lauri y Andrea Romero, ha pasado nueve años persiguiendo ese balón.

R.: Qué bonita fórmula -ríe-. Sí, al final, jugadoras como Andrea o como Lauri llevamos muchos años en este club, persiguiendo este objetivo. Ha llegado en la temporada, seguro, más difícil y exigente. En la Segunda del año pasado, si la miras con perspectiva cuando empezó el curso o, incluso, cuando estábamos a nueve puntos del líder, se veía lejos. De cualquier forma hubiese sido bonito, pero de la manera en que lo hicimos, en un playoff que siempre tiene esa dificultad añadida y con equipos como el Dépor, Cáceres u Osasuna, fue mayor el sentimiento de satisfacción.

P.: ¿Cómo ve al equipo en su regreso a la Liga F?

R.: Las sensaciones son buenas. Quitando al Barcelona, que está en un nivel muy alto, el equipo ha plantado cara y ha competido en todos los partidos. Se nos han escapado puntos que al final son detalles. Me acuerdo de ese penalti en el último minuto en Madrid… Te quedas con la derrota, con no sumar, que es lo que refleja la tabla, pero la sensación es de plantar cara y competir contra cualquiera. Incluso aquí, con el Real Madrid, que nos dobla en presupuesto y en todo. Creo que el equipo ha competido aunque nos hemos enfrentado a muchos rivales de la parte alta. Pero no es excusa y estoy segura de que en este camino llegarán los resultados.

P.: ¿Cómo sienta el parón?

R.: Bien. A mí, personalmente, bien. Vengo de una lesión y estoy todavía en proceso de recuperarme al cien por cien. Lo afronto como una oportunidad de seguir trabajando en la lesión. Para el equipo también es muy necesario. Venimos de un Tourmalet, como se dice, de partidos de muy alto nivel, con jornadas de Copa también intersemanales. Es una desconexión, sobre todo mental, para afrontar la semana del Levante Las Planas con más fuerza. 

Laura Pérez, enfundada en la camiseta de su undécima campaña en el Granada, sostiene su primera elástica rojiblanca | Foto: Antonio L. Juárez

Laura Pérez, enfundada en la camiseta de su undécima campaña en el Granada, sostiene su primera elástica rojiblanca | Foto: Antonio L. Juárez

 

P.: La plantilla se renovó mucho. Alguna de las nuevas jugadoras, como Ari Mingueza, se ha acoplado muy pronto al once. ¿Qué tal se han adaptado?

R.: El equipo ha incorporado muchas jugadoras nuevas. La categoría también lo requiere. Todas se están adaptando muy bien. Se ficha con un sentido y todas eran de la línea de lo que aquí tenemos. Incluso, se busca ampliar registros y tener más posibilidades. Este año somos un equipo amplio, con muchos recursos y muchas formas diferentes de poder jugar. Todas están muy adaptadas, tanto deportivamente como fuera.

P.: Decía que el ascenso se consiguió en la campaña más difícil. Tras tantos intentos, llegó en la segunda campaña de Roger Lamesa en el banquillo. Cumple la tercera. ¿La continuidad en el proyecto fue clave para el salto de categoría?

R.: Sí, aquí teníamos un grupo fuerte, un bloque de muchos años, y claro que es clave. Tarde o temprano, tenía que llegar. En muchos años, nos hemos quedado cerquita. 'Roy' -así llaman al técnico las jugadoras- supo tocar las teclas correctas y lo hemos podido conseguir.

P.: ¿Cómo se siente Laura Pérez en su regreso a Primera?

R.: Ya tenía ganas también de poder volver a debutar. La Primera en la que yo debuté hace diez años no tiene nada que ver con esta Liga F. No han sido unas semanas fáciles, porque es algo que llevas esperando tanto tiempo que no haber podido participar desde dentro hasta esta semana es complicado. Pero bueno, ya tengo la cabeza puesta en recuperarme bien del todo lo antes posible y en poder ayudar al equipo.

P.: Llegó al club con 15 años, en cuarto de la ESO. Una década después, su nombre se vincula al granadinismo. 

R.: El hecho de ser de Granada, de llevar tantos años… Soy joven, pero veterana en las temporadas que llevo aquí. Algunas de las nuevas, cuando les digo que esta es mi undécima temporada, se sorprenden. El simple hecho de llevar tantos años y haber podido conseguir algunos goles bonitos, como el primero en Los Cármenes, hace que los niños y las niñas de Granada me puedan vincular con este escudo. Para mí, es un orgullo.

P.: ¿Qué ha cambiado entre aquella adolescente que debutaba, procedente del Ogíjares 89, y la jugadora que ahora concede esta entrevista?

R.: Muchas cosas. Antes, mi registro quizás era más limitado. Solo me gustaba jugar de extremo y abierta en banda. El paso de los años, la categoría y el aumento de nivel te requieren un puntito más. Con 'Roy', sobre todo, estos últimos años he podido mejorar y ampliar mis registros, en el sentido de poder jugar un poquito más por dentro, o por fuera, según lo que demande el partido.

P.: Usted misma lo decía, por el tiempo que lleva en el club, hay quien diría que es una veterana. No obstante, la promesa que llegó al primer equipo siendo una adolescente es con 25 años una realidad en Primera.

R.: Acabo de jugar mi primer partido en Liga F y podremos hablar más adelante de lo que se verá de Laura. Espero poder darle al equipo, no esa veteranía, pero sí ese corazón rojiblanco. Es importante que haya gente aquí que de verdad sienta el escudo y lo pueda transmitir a las nuevas jugadoras que llegan.

"Es bonito dejar tu nombre con goles históricos para que, cuando me toque verlo desde fuera, quede algo de mí"

P.: En todo este tiempo, ha asistido y participado en el crecimiento del club en esta parcela. ¿Cómo ha sido este cambio?

R.: Ha cambiado mucho. Siempre cuento como anécdota que, cuando llegué aquí, al primer entrenamiento que hago con el Granada en Primera División llevábamos nuestra propia ropa, cada una camisetas de diferentes marcas. A día de hoy, eso es impensable. Ya no solo a nivel de equipamiento, sino de condiciones. El hecho de poder entrenar en la Ciudad Deportiva, de jugar en césped natural, la apertura de Los Cármenes que era inimaginable en aquella época, la visibilidad que tenemos… Antes, jugando en el Granada, no recuerdo acabar el partido y saludar a mucha más gente que mis amigos y familiares. Hoy en día, te acercas a la grada y son muchos los niños que te piden una firma, la camiseta, una foto… También el nivel de las jugadoras. Ahora, nos consideramos profesionales y nos cuidamos para ello. Antes, cuando entrenábamos, lo hacíamos a las diez de la noche. Imagínese, la gente trabajaba o estudiaba y, al final, llegas al entrenamiento agotada. Hoy, el fútbol es nuestra principal ocupación, nuestro trabajo. No son solo las cuatro o cinco horas que pasamos aquí de análisis, gimnasio, entrenamiento o fisio, sino todo el trabajo que hay detrás de cuidarse, tener una buena alimentación… Todo eso ha cambiado mucho.

P.: Entre esos cambios, como dicen está jugar en Los Cármenes. ¿Qué significa para ustedes?

R.: No quiero acostumbrarme a lo bueno y creo que cada ocasión que han abierto Los Cármenes sigue siendo muy especial. La primera la recuerdo como el partido, quizás, en el que he jugado con más nervios. A partir de ahí, cada vez ha sido diferente e igual de especial. Hemos jugado muchos partidos de Copa de la Reina. En el del Atlético de Madrid del año pasado fue espectacular el ambiente que se vivió. Pudimos hacer el récord histórico de asistencia, que es bonito poder vivirlo desde dentro. Ojalá este año se pueda superar con algún partido de Liga, pero no quiero que nos acostumbremos. Es cierto que en las últimas temporadas se ha abierto cada vez más, ya no es noticia como lo era hace unos años, pero quiero que lo sigamos valorando, disfrutando y aprovechando.

P.: ¿Qué cree que queda por mejorar?

R.: Siempre se pueden dar pasos hacia adelante. Las condiciones son mejores, pero hay cosas por mejorar aún. Este año estamos teniendo dificultades con el campo de juego, porque la Liga reclama una iluminación y unas condiciones que la Ciudad Deportiva no cumple al cien por cien. Los Cármenes, con el nuevo césped, no se puede pisar todo lo que nos gustaría junto con el masculino. El hecho de tener un campo que sea nuestro, del Femenino compartido con cualquier otro equipo, pero que cumpla con las condiciones. Se está en el camino con las obras de la Ciudad Deportiva. También, por ejemplo, la disponibilidad del gimnasio. Hay cosas que mejorar, pero si nos asentamos en Primera, todo esto será más fácil.

P.: Todo va de la mano del crecimiento del fútbol femenino a nivel nacional.

R.: El hecho de que nuestra Selección haya sido campeona del mundo ha mejorado el fútbol femenino, su situación a nivel nacional. Agradecimiento también a ellas por lo que consiguen, porque abren puertas. Y no solo la Selección, sino equipos como el Barça, demostrando cómo invierten en su equipo femenino. Al final, todo esto va de la mano y tenemos que estar agradecidas a las que en su día abrieron puertas, y a las que continúan haciéndolo.

P.: En este sentido, el inicio de la temporada se retrasa para propiciar un paso importante en el progreso al alcanzar un acuerdo en cuanto al salario mínimo de las jugadoras.

R.: El convenio colectivo llevaba atascado desde 2019. Si el fútbol femenino crece y los derechos por televisión se pagan, si este producto, digamos, vende más, tiene que ir de la mano de un mejor salario para las jugadoras, que son las principales protagonistas. El salario era un punto caliente que ha estado atascado durante mucho tiempo. Este año se ha podido mejorar con esa huelga. Es parte del proceso, que todo mejore en concordancia, pero siempre con tranquilidad. Hay veces que las noticias se malinterpretan y dicen que las jugadoras queremos cobrar lo mismo que en el fútbol masculino. Para nada es eso. De hecho, creo que estamos muy lejos. El fútbol femenino tiene que ir en concordancia con lo que genere y crezca. No se puede pedir más de lo que 'pueda merecer', pero sí unos mínimos viables. Ahí se desbloqueó un salario que parece bueno para esta temporada.

Laura Pérez, sonriente, durante su entrevista con GranadaDigital | Foto: Antonio L. Juárez

Laura Pérez, sonriente, durante su entrevista con GranadaDigital | Foto: Antonio L. Juárez

 

P.: Hablaba de la Selección Española. Algunas de la campeonas del mundo levantaron con usted el Campeonato de Europa sub-19 de 2017. ¿Ha pensado alguna vez que, quizás, podría haber estado en ese Mundial?

R.: No, me he alegrado mucho porque son compañeras. Por ejemplo, este finde que jugamos contra el Barça, saludé a Aitana (Bonmatí) después de tanto tiempo. He podido compartir muchas convocatorias y campeonatos con ella. Al final, sientes alegría inmensa por dónde están, por lo que han conseguido y porque son auténticas referentes a nivel mundial. El Mundial que hicieron fue impresionante.

P.: Tuvo oportunidades de dar el salto a Primera mucho antes, fuera del Granada.

R.: Algunas oportunidades de salir he tenido, pero siempre me ha tirado la ilusión de conseguirlo con este equipo, con este escudo. No hay un motivo por el que dijera que no, pero esa ilusión y esa esperanza de conseguirlo algún día han hecho que me quede. Lo llevábamos repitiendo nueve o diez años, pero cada temporada decíamos 'este año es el del ascenso'. Y fíjese, en la temporada en la que, quizás, menos podía apostar la gente por nosotras o, mejor dicho, la más dura, lo conseguimos. A día de hoy, no me arrepiento nada de haber continuado aquí, ni de lo que vivimos en Coruña.

P.: Ha pesado ese sentimiento granadinista.

R.: -ríe-. Imagino que, siendo de Granada, pesa un poquito más. Es el equipo que me dio la oportunidad, con 15 años, de jugar en Primera. Nunca se sabe qué hubiese pasado si me hubiese ido fuera, pero fue tan bonito lo que viví en Coruña, quizás la mejor experiencia de mi vida deportiva, que siento orgullo máximo de haber continuado aquí.

P.: Es una de las jugadoras del equipo que, además de dedicarse al fútbol, trabaja fuera del deporte.

R.: Sí, soy de las únicas, pero mi empresa es consciente de que mi ocupación principal es el fútbol. En cualquier evento, entrenamiento o cosa que haya por la mañana, priorizo el fútbol. Es algo que también me ayuda para mi experiencia profesional el día que tenga que retirarme del fútbol, pero sabiendo que a día de hoy mi ocupación es el fútbol, estar disponible 24/7 aquí y rendir. Mientras me permita compatibilizarlo, bien. El día que no pueda, lo dejaré, porque, por lo menos este año, mi prioridad es el fútbol.

P.: ¿Cree que, actualmente, una jugadora puede vivir del fútbol en España?

R.: Sí, puede vivir. No sé decir cuántos años, porque en un club como el Granada no hay un salario que te permita ahorrar, pero en clubes de la parte alta de la Liga sí te permite vivir y hacerlo bien. Es otra de las cosas en las que se ha avanzado. Cualquier jugadora de las que estamos aquí podemos vivir del fútbol. El Granada ayuda en cuanto a pisos a las que son de fuera. Luego, ese salario mínimo que tenemos todas te permite vivir el año que estás jugando. Cuando yo empecé, prácticamente todas tenían que trabajar porque necesitas una fuente de ingresos. Ahora, todas vienen sabiendo que pueden estar estudiando, algo online o, incluso, presencial, pero que su trabajo es el fútbol.

"He tenido oportunidades de salir en estos años, pero me ha tirado la ilusión de conseguir el ascenso con el Granada, con este escudo"

P.: Tiene contrato hasta 2024.

R.: Sí, esta temporada. Creo que es pronto para hablar del futuro, ya se verá. Lo único que espero es que en junio podamos celebrar una permanencia. Ha costado mucho llegar hasta aquí y no me gustaría que se perdiera tan pronto. El equipo está capacitado para conseguirla, pero no va a ser fácil. Vamos a conseguirla y ya luego hablaremos -ríe-.

P.: ¿Ha imaginado alguna vez estar fuera del Granada?

R.: Sí y no. Claro que te imaginas el hecho de poder vivir otra experiencia, tanto a nivel nacional como, incluso, fuera de España, pero a día de hoy estoy contenta aquí. Estoy donde he querido durante tanto tiempo, que es en Primera con el Granada. Vamos a disfrutarlo este año y ya se verá.







Se el primero en comentar

Deja un comentario