Así es el plan de prevención sanitaria de Los Cármenes

El documento precisa que el operativo se cubre con un médico, 12 técnicos de emergencias, un enfermero, dos UVIS medicalizadas y cuatro desfibriladores

Granada CF Athletic Club Bilbao
Uno de los integrantes del cuerpo médico del Granada acude a colaborar en la atención al aficionado | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España
0

El Granada defendió este domingo, tras el fallecimiento de un aficionado en plena disputa de su encuentro frente al Athletic, que “los tiempos de intervención fueron correctos”, además de afirmar posteriormente a este periódico que su protocolo médico “se cumple a rajatabla”. “Cumplimos y somos, además, un estadio cardioprotegido. El protocolo que se establece está asegurado, sellado y se ha cumplido”, expusieron ante la consulta de GranadaDigital. Este queda recogido en el plan de prevención sanitaria de Los Cármenes, que la entidad rojiblanca pone a disposición pública para su revisión a través del portal de transparencia de su web oficial. El documento, de 28 páginas, precisa que el operativo sanitario en los partidos se cubre con un médico para las gradas, 12 técnicos de emergencias sanitarias, un enfermero, dos UVIS medicalizadas y cuatro desfibriladores externos semiautomáticos.

Este plan de prevención sanitaria fue creado y publicado el pasado 31 de agosto por un proveedor externo, con vigencia hasta el 30 de junio de 2024. Lo lleva a cabo el Consorcio de Transportes Sanitarios (CTS), según detalla el documento. El protocolo especifica que los 12 técnicos de emergencias sanitarias se reparten de forma estratégica entre las gradas, donde se distribuyen ocho entre los cuatro sectores del estadio, y el terreno de juego, donde hay cuatro. Son los principales encargados de la atención a los aficionados, con base en un protocolo de gestión en situación de crisis que queda igualmente explicado en el documento.

El primer paso es la notificación de la alerta al Centro de Coordinación, que puede proceder del personal de la organización, del personal de seguridad o, en su defecto, de emergencias. La persona que recibe la alerta solicita a los afectados la información que le permite determinar el tipo de emergencia del que se trate, su alcance, su gravedad y la localización en el estadio, además de comprobar la veracidad de la misma y estimar los medios necesarios para abordarla. Esta persona deberá transmitir esta información al coordinador del operativo y al director del plan de actuación, que decidirá cómo proceder posteriormente. Si los medios no fueran suficientes para proporcionar la atención necesaria, se dará aviso al coordinador de emergencias EPES 061 de Granada y se notificará de ello a los servicios de seguridad.

En este plan de prevención sanitaria no quedan recogidos los plazos temporales de actuación estimados en caso de emergencia, si bien sí se especifica el tiempo que debe de tardar el traslado al hospital más cercano. En concreto, se estima el tiempo de evacuación desde el estadio hasta el Hospital Clínico San Cecilio, al que fue llevado el aficionado fallecido este domingo, situado a 1,3 kilómetros. Se calcula un tiempo aproximado de traslado de cinco minutos.

Son las líneas generales del plan que se siguió este domingo para tratar de salvar la vida de Antonio Trujillo tras sufrir un paro cardiaco en pleno partido. Desde antes de que se detuviera el encuentro, indicó el Granada, el hombre estaba siendo atendido por técnicos de emergencias en la grada. Estos servicios sanitarios no son los servicios médicos deportivos del primer equipo, como especificó también el club, a pesar de que estos también intervinieran para apoyar la actuación. El plan completo de prevención sanitaria de Los Cármenes se puede consultar aquí.

 

 







Se el primero en comentar

Deja un comentario