Fernando Simón a Joan Carles March: “Si hay que encerrarse en casa, tenemos que decirlo”

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias desentraña en una entrevista con Joan Carles March las claves que han marcado y harán evolucionar la pandemia

Joan-Carles-March-profesor-de-la-Escuela-Andaluza-de-Salud-Publica-entrevista-a-Fernando-Simon
El director del CCAES, Fernando Simón, junto al profesor de la EASP Joan Carles March | Vídeo: EASP
GranadaDigitalGranadaDigital
1

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha sido el último invitado al espacio de entrevistas que la Escuela Andaluza de Salud Pública está realizando para tratar de desentrañar las claves de la pandemia de Covid-19 que dura ya más de un año. En una charla con el profesor de la EASP Joan Carles March que se prolonga por espacio de casi una hora y media, la persona que le ha puesto rostro durante este tiempo a los datos, las nuevas olas o las medidas restrictivas del Gobierno trata de afinar en los motivos que han resultado trascendentales en la pandemia y lo que queda por delante.

Durante la entrevista, Simón revela en el seno de las autoridades sanitarias y el Gobierno antes de tomar la decisión de confinar el país, admite aciertos y errores en todo este periplo y confiesa no tener “apego” a la vida pública, si bien considera que es importante comunicar en el día a día es una labor fundamental en la pandemia.

El zaragozano también reclama una reformulación de los sistemas de vigilancia y detección, al tiempo que se muestra crítico con la forma en la que estaba funcionando hasta ahora la atención primaria.

Además, pide ser completamente cristalino con las medidas y evitar el ‘bienquedismo’ a la hora de anunciar las restricciones, mientras que recuerda que cómo el mensaje de ‘salvar la Navidad’ hizo “un daño enorme que fue difícil de controlar”.

“Cuando sales en un medio de comunicación, te diriges a la población, a la gente. Entonces lo que no se puede es confundir el discurso que das muy técnico, al discurso adaptado que das a la población y yo creo que no podemos caer en la trampa de tratar de dar un discurso en el que quedemos bien. Si hay que encerrarse en casa, tenemos que decirlo”, explica con rotundidad.

La importancia de controlar la cuarta ola

Si hay algo que Fernando Simón parece tener claro a lo largo de la entrevista es que perfeccionar los aciertos y aprender de los posibles errores acelerará la vuelta progresiva a la normalidad. Por eso, a pregunta de Joan Carles March, el director del CCAES se muestra contundente. “Si conseguimos aguantar hasta finales de abril sin tener una gran ola o que sea muy lenta porque mantenemos medidas de control suficientes, nuestra población de susceptibles se reduce muchísimo. Siendo pesimistas, podemos estar con 40 o 50% de población con cierto grado de inmunidad, así que no estamos tan lejos de ese 66% de la población para que no haya riesgo de epidemia”, sostiene.

“Tenemos entre un 20 y 25% de la población con algún tipo de inmunidad, probablemente 80 o 90%. Seguimos con mascarillas, manteniendo una cierta distancia, todavía no hemos perdido hábitos afortunadamente, y sigue habiendo medidas de control. Así que, cada semana que pase, independientemente del revés de AstraZeneca, tenemos aproximadamente un millón más de vacunados y esto se va a incrementar radicalmente a partir de la primera semana de abril, en la que van a empezar a venir del orden de tres a seis veces más vacunas que las que están llegando ahora”, recuerda el director del CCAES, quien avisa de que “podemos tener una cuarta ola, y puede ser mañana y muy explosiva, pero cada semana que pase sin que aparezca tenemos más probabilidades de que sea más lenta y más pequeña”.

El mensaje de ‘Salvar la Navidad’

Simón cree que el mensaje de salvar la Navidad hizo un “daño enorme” al control de la pandemia. “Ya no hubo manera pararlo”, afirma antes de lamentar que “durante un tiempo, de cara al verano, se dio la sensación de que esto se había acabado y no era así”.

“La desescalada era un proceso que teníamos que plantear y, de hecho, casi desde que se declaró el primer estado de alarma el 14 de marzo empezamos a trabajar. Cuando se acabó, el 21 de junio, estábamos con incidencias de 8 casos por 100.000 y en este momento teníamos una capacidad de detección enorme. La incidencia era muy, muy baja comparado con lo que habíamos tenido y con lo tenían la mayor parte de países europeos. Debimos haber rebajado el nivel de optimismo. Una cosa es que se permita la movilidad y otra es que vayamos abrazándonos, nos juntemos, se tergiversó un poco el mensaje, porque lo hicimos mal o porque había muchas ganas de apertura”, confiesa.

Errores, popularidad y atención primaria

March también cuestiona a Fernando Simón el porqué de no dar a conocer el nombre de las personas que conformaban el Comité de Expertos. “Con el follón que había, entiendo perfectamente que prefirieran mantenerse en el anonimato”, justifica el zaragozano, quien preguntado por los errores que se pudieron cometer no elude la autocrítica: “Creo que podríamos haber presionado mucho más a nivel internacional, en concreto a la OMS y a China para tener más información antes y de mayor calidad. Yo creo que China probablemente no ocultó demasiada información, en alguna cosa no llegaría a tiempo y otra la querrían verificar y eso retrasa la información que luego es clave”.

De igual modo, Simón asegura ser consciente de que algunas medidas “pueden ser muy discutibles”. “El confinamiento, por ejemplo, se hizo porque había muchas incógnitas de qué medidas iban a servir o no”. “Que alguien salga de su casa a correr solo, probablemente no presenta riesgo para nadie, pero en el confinamiento había mucha presión porque eso no se permitiera, por lo que yo creo que sí que hubo situaciones difíciles de valorar al principio de las que hemos aprendido mucho”, añade.

Respecto a su papel como rostro del coronavirus, Fernando Simón despeja los balones lanzados por quienes le atacan: “No tengo ningún apego a comunicar, pero entiendo que no bajarte del barco cuando no puedes encontrar a quien te reemplace se llama responsabilidad”.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias también se refirió a la infraestructura de atención primaria: “No estaba bien dimensionada en cuanto a profesionales. Nuestro sistema de atención primaria es algo que pocos países tienen, un equipo de primera línea que actúa como una barrera, tan potente, tan buena y tan exitosa como la que hemos tenido nosotros y se ha visto claramente en esta pandemia que hemos estado esquilmando o acabando con ese recurso tan bueno que teníamos”.

Simón agrega que “ahora yo creo que vamos a conseguir que la atención primaria tenga el sitio que tiene que tener, y creo que es clave”.







Comentarios

Un comentario en “Fernando Simón a Joan Carles March: “Si hay que encerrarse en casa, tenemos que decirlo”

  1. Avatar

    Gabe Abrahams

    Cierto. Hay que ser más serios con estos temas, empezando por Simón.

    Gabe Abrahams Villaescusa – Sevilla

Deja un comentario