Las empresas AJE coinciden: “Si los ciudadanos no cumplimos con nuestros deberes, no saldremos de esta”

Jorge Cruz y Kiny Ortega, de Seguridad Rodych y Sano Granada, respectivamente, participaron este jueves en los #DirectosEnRedGD

DirectosEnRedGD-Charla-con-empresas-miembro-AJE-Granada
Jorge Cruz, Kiny Ortega y José Antonio Martínez Amat, en #DirectosEnRedGD | Edición de vídeo: Daniel Bayona
AvatarManuel Ruiz Pérez @manuelruizgrx
0

Dos empresas miembro de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Granada (AJE) participaron este jueves en los #DirectosEnRedGD y charlaron con el director de GranadaDigital, Manu Bayona. Jorge Cruz, en representación de Seguridad Rodych, única empresa totalmente granadina dedicada a seguridad privada y protección contra incendios, y Kiny Ortega, director del centro deportivo Sano Granada, fueron los protagonistas de una charla a través de Facebook Live que contó con el presidente de AJE Granada, José Antonio Martínez Amat, como anfitrión.

Para empezar, ambos detallaron en qué consisten sus proyectos y cómo se han adaptado a esta nueva situación generada por la crisis sanitaria del Covid-19. Por un lado, está Sano Granada, que “ayuda a la gente a mejorar su salud, a superar lesiones y patologías y, desde que comenzara esta situación, todo ello desde casa”, afirma su director. “Nos hemos volcado todos en cambiar la situación y la gente que tenemos entrenando en el centro nos ha apoyado, a pesar de que la situación no es nada fácil”, añade.

En contraposición se encuentra Seguridad Rodych, una empresa que “por su perfil, no ha sido posible adoptar el confinamiento total y ha seguido manteniendo servicios al tener abiertas ciertas instalaciones con las que trabaja”, explica Cruz. “Hemos tenido que reorganizar recursos, pero hemos conseguido mantener una actividad importante adaptando determinados puestos al teletrabajo; aunque reducida dentro de las circunstancias, nuestra actividad ha sido importante”. A pesar de ser dos modelos empresariales antagónicos, para José Antonio Martínez Amat se trata de dos empresas “con cabida en AJE y que se han mantenido muy activos y apoyados también en su carácter solidario”.

Contaba Kiny Ortega que Sano Granada contaba, a 10 de marzo, con 240 clientes para 193 metros cuadrados de instalaciones: “Estamos al 85% de ocupación”. Por ello, han optado por “contar con la gente a la hora de tomar decisiones; al principio había miedo e incertidumbre, pero poco a poco lo hemos sacado adelante todo”, subrayaba.

En cuanto a la operativa inicial al decretarse el estado de alarma, Martínez Amat explicaba que se había creado “una plataforma donde metimos de manera abrupta pero operativa a todos nuestros asociados en un chat de Whatsapp y, aunque al principio era algo caótico, servía de apoyo y ayudó muchísimo también a nivel psicológico a todos”.

Conocido el repunte de positivos que se ha conocido este jueves, para Jorge Cruz “es un drama lo que se está viviendo, entiendo que esto nos va a acompañar tiempo y, por nuestra parte, tratamos de hacer los deberes un poco antes, aunque es bastante complejo. Esto es una cuestión de corresponsabilidad con los demás, se protege a los demás protegiéndose a uno mismo. Tenemos que avanzar, pero con garantías, todos tenemos que actuar con responsabilidad y ponernos en la misma sintonía”, sentenciaba.

Por su parte, Kiny Ortega estima que “si conseguimos salir de esta es porque todos cumplimos los deberes y nos quedamos en casa acatando el distanciamiento social”, a lo que Martínez Amat se sumaba mostrándose “alucinado de ver la irresponsabilidad de parte de la ciudadanía”. “Creo que hasta ahora habíamos demostrado ser rigurosos en ese aspecto y ahora, de repente, nos lo hemos cargado todo”, esgrimía.

Para el ‘después de’, en Sano Granada afirman tener “muchos clientes deseando volver al centro y otros entrenando desde casa; mezclar entrenamiento a distancia con presencial puede ser una buena fórmula para el futuro”, concretaba.

En lo que a Seguridad Rodych concierne, su gerente adjunto asegura que “nunca pensaba que iba a fabricar máscaras faciales en la oficina, pero hay que pensar en cómo ayudar y nos pusimos en marcha, como así hicimos para desarrollar el respirador artificial granadino. De esto tenemos que aprender y tomar nota, pues va a quedar en la memoria de todos”, concluyó.







Se el primero en comentar

Deja un comentario