El noble que dejó un tranvía, un acceso a la Alhambra y un palacio en Granada

Nicolás de Escoriaza realizó grandes obras en la Granada de principios del s, XX

Diseño sin título
Tranvía hacia la Alhambra, palacete y Cuesta Escoriaza | Foto Antonio L Juárez
Jose Luis MorenoJose Luis Moreno
1

Seguro que se le ha ido la vista en más de una ocasión. La estampa es privilegiada. Un frondoso paseo lleno de árboles a un lado y palacetes al otro. Un lugar con magia que recuerda la historia reciente de una Granada que empezaba a modernizarse como el resto de Europa.

En el Paseo del Salón hay una casa que llama la atención sobre el resto. Su color inmaculado combina con las formas y curvas de la arquitectura nazarí. Sus yeserías y pequeñas columnas de mármol recuerdan a los palacios de la Alhambra y su torre a la de los Picos.

Lo levantó el arquitecto Modesto Cendoy y fue un capricho de Nicolás de Escoriaza. El vizconde y empresario que promovió la electrificación de los antiguos tranvías de Granada. Un cableado que unía el centro de Granada y distintos pueblos del cinturón.

Torreón del Palacete de Escoriaza | Foto Antonio L Juárez

Nicolás de Escoriaza comenzó la construcción de su mansión por el 1905, dos años más tarde de la adquisición de la sociedad francesa «Tramways de Granade et Murcie», con la que trabajó en la ciudad de la Alhambra. Aunque, no debió disfrutar mucho esta vivienda, ya que gestionaba también el tranvía de Zaragoza, construyó el de Cádiz y poseía varias propiedades de lujo en distintas ciudades, por las que no paraba de viajar.

A muchos les gustaría tener en propiedad esta casa, pero la figura de este hombre va mucho más allá un siglo después de su actividad. La cuesta que llega a la Alhambra desde el Paseo del Salón o el pilar realizado en piedra de Sierra Elvira de la Placeta Joe Strummer llevan su nombre.

Y es que, Nicolás de Escoriaza poseía toda esa zona, entonces huertas no urbanizadas -antigua Huerta de la Estefanía-. Creó parcelas para la clase noble y construyó una vía por la que más tarde pasaría el tranvía que el promovió: La Cuesta de Escoriaza.

Vizconde de Escoriaza

No se había cumplido ni un mes de la inauguración del tranvía en Granada, concretamente en julio de 1904, cuando su gerente, Nicolás Escoriaza, anunciaba «la conexión con la Alhambra a través de un funicular que partiría desde la Carrera del Darro junto a los Baños Árabes y que llegaría hasta las inmediaciones de la Alhambra», según las crónicas de la época.

La historia no acaba aquí, ya que ese tranvía estaba proyectado para ascender por la Cuesta de Gomérez, pero la oposición de la época por el impacto visual hizo abandonar el proyecto. Como solución, se introdujo el medio de transporte por la Cuesta de Escoriaza. Una idea que le vino muy bien al Duque de Galatino, ya que estaba levantando el Hotel-Casino Alhambra Palace. Un dato por el que algunos le dan más mérito a este último por la urbanización de esta zona de Granada.

Detalle Palacete de Escoriaza | Foto Antonio L Juárez



Comentarios

Un comentario en “El noble que dejó un tranvía, un acceso a la Alhambra y un palacio en Granada

  1. Este Sr, junto con Pablo Carde, formó en 1900, la sociedad Carde y Escoriaza, , hoy CAF, y fabricante de los actuales tranvías de Granada,Sevilla, Malaga , Velez Malaga y Cadiz en Andalucía.

Deja un comentario